Pelea de callejón la de Capriles

Con sus adláteres- en que recibe patadas en la cara; debe estar recluido en un CDI o llamar al Chapulín Colorao.

¡Así será de bravo el perro cuando muerde la mano que le da comida!

Adláteres de Capriles le han zampado sendas patadas en la cara, por lo que el candidato debe estar recluido en un CDI para ser evaluado y curado de su trauma (tismo).

No es poca cosa el que podamos contar con una oposición nacionalista, lo que parece perfilarse en el horizonte con el deslinde de algunos dirigentes escuálidos respecto a la derecha ultramontana neoliberal sanguinaria y abusiva representada por Capriles.

Para Capriles es una calamidad irreversible involucrarse en peleas de callejón, a escasos días del 7 de Octubre, pero él se lo buscó, así que lo que le queda es llamar a María y al Chapulín Colorao.

Mientras tanto, Chávez entrena a “Full (S)Chola (Cantorum)” para mantener el ritmo; Capriles, en contrario, deshoja sus cuitas.

Capriles saldrá de la contienda, en golingoli y ab intestato, que es lo peor.

He visto ya los tráiler en “La Hojilla” y presiento que ese tipo va a quedar además de patuleco, loco. De modo que deben tenerle preparada una camisa de fuerza y una Camilla (marca Parker Bowles) para trasladarlo al sanatorio el 7 de Octubre.

Nota: Pelea de callejón es una cosa distinta a pelea de ring; en una se juega sucio y en lo otro se juego limpio, bajo reglas claras. No obstante, no olvidemos que del fango más putrefacto puede surgir el más pulcro lirio, la más impoluta orquídea puede sobresalir del fango, erguida.



[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1201 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a149861.htmlCUS