Breve análisis de la propuesta de Capriles

A pesar de que el lobo intente disfrazarse de cordero, deja entrever sus garras en los diversos ángulos desde donde se pueda apreciar.  La oposición venezolana le ha construido el discurso a Capriles desde la extrema derecha, y no es retórica política; es un proceso que se ha venido generando consecuentemente, como aquel que te dice que te hace daño, pero que lo hace por tu bien.  Así es la Burguesía; cínica y mentirosa, tratando de envolver en papel celofán lo que a la luz puede verse claramente, y pobre de aquellos ingenuos que crean que por salir de Chávez están eligiendo un mejor camino.

Lo cierto es que la campaña publicitaria, por muy adornada que esté al mejor american way life, nos eriza la piel, al descubrir como las frases “mano dura” o un “mercado fuerte”se adueñan del escenario político prometido por la oposición.  Ahora qué significan estas dos frases: por un lado muestra dos escenarios de agresividad con un enfoque de seguridad ciudadana represivo, que sustenta la excusa perfecta para minimizar cualquier resistencia ante una crisis de gobernabilidad, y por otro la representación más consolidada del neoliberalismo, para disminuir el poder del Estado en los asuntos económicos donde el capital prevalezca ante todo.  Es una combinación de las políticas más cruentas de seguridad ciudadana de los años sesenta y del paquetazo neoliberal de los noventa del siglo XX; en todo caso ambos hechos fueron sangrientos, cuya principal víctima fue nuestro pueblo.  No es difícil predecir que ocurriría ante un hipotético triunfo de la derecha.

Adicionalmente dentro de las propuestas del Programa de Gobierno de Capriles se expresa claramente su deseo de tener un “sector privado fuerte” y un “sector público fuerte que promueva y oriente la iniciativa privada”; esto se traduce en una propuesta de privatización de la economía nacional, que sin duda llevaría a un despido masivo de trabajadores que pertenecen al sector público, probablemente lo harían privatizando PDVSA, CVG, SIDOR, CANTV, CORPOELEC, entre otros; y eliminando las Misiones Sociales, como una primera fase que disminuiría la capacidad del Estado de dar respuesta a las demandas de la sociedad, y que alentaría el poder de las clases dominantes.

Veamos ahora la propuesta llamada “Plan tu segunda oportunidad”, que significa la más aberrante explotación sobre los adultos mayores; mientras el candidato de la derecha promete trabajo hasta morir, la revolución Bolivariana sigue dignificando a las personas de tercera edad con una pensión digna, que sigue siendo cada día una política más revolucionaria.

Así mismo Ricardo Villasmil Jefe del Programa de Gobierno del Comando Venezuela afirmó que “la legalización del mercado paralelo de divisas en Venezuela sería una de las primeras medidas del opositor Henrique Capriles de llegar a la silla presidencial (...) erradicaría el control a la compra-venta de divisas vigente desde 2003, aboliría progresivamente un congelamiento de precios (...) ” (vea: http://economia.noticias24.com/noticia/100061/capriles-radonski-legalizaria-tipo-de-cambio-paralelo-de-ser-electo-presidente/).  Esto demuestra que el mantenimiento de las misiones como mercal se haría insostenible bajo esta premisa, y un incremento inflacionario sería la consecuencia inevitable de esta medida.  No sólo las clases más pobres, sino la clase media, se verían duramente afectadas.

Más alarmante resulta el documento denominado “Lineamientos del Programa de Gobierno de la Unidad Nacional en Materia Económica”, denunciado por David De Lima (vea en: http://www.ciudadccs.info/wp-content/uploads/DOC-ACCIONES-ECON%C3%93MICAS-MUD.pdf), miembro de la oposición Venezolana, que a pesar de ser rechazado por el Economista José Guerra su autoría, basta revisar los registros audiovisuales de este personaje, para encontrar de manera coincidente su pensamiento económico con lo reflejado en las líneas del texto.  En este documento se denominan “inviables” las misiones sociales, la liberación de las tasas de interés, la disminución de las carteras obligatorias para los créditos de los sectores productivos por parte de la banca privada, “transferencia” de bienes y servicios al sector privado (principalmente en salud y educación), suspensión del subsidio de vivienda, un esquema petrolero “desprovisto del ideologizante nacionalismo”, “incremento gradual” de las tarifas del sector eléctrico, “ajuste gradual de tarifas del transporte público masivo”, creación de un nuevo sistema de seguridad social con “pensiones mínimas financiado con recursos públicos (...) y no incorporar a más personas que no hayan completado la cotización (...)”, “suprimir (...) todos los controles de precios (...) indispensable (...) devaluación y pronta liberación del control de precios”.

Este texto, es solo una toma de algunas pequeñas frases que se han dejado ver a lo largo de la campaña, pues no hay duda, de que todas estas medidas, son un paquetazo económico, social y político, que pudiera conducir al país a una crisis sin precedentes, recordando que quienes pretenden gobernar el país, no sólo representan el legado de la IV República, sino la oligarquía más apátrida ubicada en el este del este de Caracas. 

“Dime de qué haces alarde, y te diré de que careces”. Refrán Popular

[email protected]

www.masrevolucion.blogspot.com

Twitter: @nortega16232


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1560 veces.