Pérez Pírela, Ernesto Villegas, Mario Silva y los Robertos como pasajeros en el “autobús del progreso”

Como este país da para todo y tratando de obtener un poco más de
información sobre las “estrategias” y las “tácticas” comunicacionales
de la mesa de la ultraderecha conocida como la MUD, decidí acercarme a
uno de los comandos de campaña que esta gente tiene instalado aquí en
el Táchira.

La variedad de propuestas lanzadas en lo que ellos llaman “tormenta de
ideas” les llevó, al menos esa noche, unas 5 horas, y era tanta la
“concentración e intensidad creativa” de los asistentes que no se
percataron de mi presencia.

Y yo observaba y meditaba!

La organización y distribución logística para esa actividad fue la
misma que esta gente utiliza cada vez que se reúnen: whisky parejo,
pasapalos como arroz, agua mineral, mesas y sillas vestidas, un plasma
de 300 pulgadas en cada pared y las respectivas anfitrionas con trajes
de conejitas.

Y yo observaba y meditaba!

“Recuerden que aparte del objetivo de sacar a Chávez, deben trabajar
sobre la idea de cómo hacemos para traernos a sus seguidores de este
lado” decía con un verbo firme, regañando más bien y gesticulando más
que un inspector de tránsito, un tipo con características extranjeras
en cuya identificación tipo evento sólo alcanzaba a leerse “Míster Uribe”
Y yo observaba y meditaba!

El tiempo pasaba y el tipo pedía más producción, ...no lo convencía
nada, ...no le agradaba nada; maldecía a cada rato y los llamaba
subdesarrollados. El equipo de 70 personas que tenía a su disposición
para recoger y clasificar los resultados de la “tormenta” se mostraban
decepcionados y apenados con el extranjero. ¡My God, que vergüenza con
este Señor! ¡Te confieso que me iría demasiado! logré escucharle a un
carajito de esos que conocemos como “manitas, culitos y futuros
cuellitos blancos”

Y yo observaba y meditaba!

Mientras la “tormenta de ideas” en vez de convertirse en un tsunami
creativo (que supongo era lo que deseaba el extranjero) se convertía
en apenas una lloviznita de lugares comunes repetidos desde hace 14
años, logré hacerme de una carpeta en papel glasé brillante que en
cuya carátula se leía como título “Manual infalible para tumbar
presidentes utilizando sólo publicidad falsa”, como subtítulo ¡Una
mentira repetida mil veces se convierte en una verdad contundente! y
complementando el diseño una foto de López y Capriles vestidos de
Batman y Robin y otros tipos que, según se indicaba al pie de la foto,
se llamaban P. Greenberg, J. Napolitan y J.J. Rendón.

Y yo observaba y meditaba!

“La importancia y eficacia del primer plano en los spots electorales,
…con la sensación “cara a cara”, donde nuestro candidato le hable a su
pueblo (supuse que se refería a la gente que vive al este del este)
sobre los Planes que un equipo de expertos hemos denominado “Daremos empleo aunque tengamos que especular”, “Una Venezuela segura como Miranda”, “Optimización de las misiones con la asesoría de nuestras empresas privadas”, etc., repetía sin cesar el señor extranjero para que los participantes tuvieran una luz orientadora en sus creaciones.

Como ya me había cansado de observar y meditar decidí alzar la mano
izquierda y pedir sus atenciones para humildemente proponerles que, en
aras de contribuir al desarrollo de la dinámica y dado que pasaba el
tiempo y se habían gastado unas 500 resmas de papel diseñando
estrategias, por qué no creaban unos centros itinerantes de atención,
información y recibimiento; …más o menos tipo los puntos rojos, pero
que estos estarían ubicados en lugares claves del este del este de las
ciudades, tipo expedición turística, y uno muy especial que estaría en
el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía articulado con
una ruta del “Autobús del Progreso”, esto con el fin de recibir tanto
a los comemierdas que odiando a Chávez prefirieron irse del país para
ir a lavar pisos y platos, como a los nort sudacas españoles que
después de hablar tanta paja de esta “Venezuela comunista”, tuvieron
que recoger sus cuatro cosas y venirse a disfrutar del buen vivir que
nunca tuvieron allá...

(Mientras yo hablaba hubo un profundo silencio que no llegué a
entender si era porque me había descubierto o porque fueron
sorpendidos con la verdadera creatividad que nos da la revolución)

...y que para que tuviese un impacto tipo “spots publicitario
cinematográfico”, cara a cara como indica el manual que el señor Uribe
había entregado en las carpetas, debían invitar entonces a Pérez
Pirela, Ernesto Villegas, Mario Silva y los Robertos con el fin que
entrevisten a los “retornados” y les pidan explicaciones sobre el
motivo de sus llegadas al país donde, por cierto, a las afueras del
aeropuerto, los esperaba el “Autobús del Progreso” de la MUD para
llevarlos a su primera parada en el museo “Los 40 de Venezuela” inaugurado en la Plaza Altamira.

Me observaron y se quedaron meditando.

[email protected]

(*) Analista Político Comunitario

Colectivo Socialista “Luis Paulino Salinas”

@RicardoRoyCLPS

@colectivolps

Facebook: colectivo socialista luis paulino salinas


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2867 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a148445.htmlCUS