Capriles mintió a las y los empleados públicos

La campaña se  aproxima a su recta final, las encuestas siguen expresando lo que ya se olfatea en las calles de la Patria: 60-65% para Chávez contra 30-33% para Capriles, quizás sea esa realidad la que ha convertido al candidato de la contra patria en un mentiroso compulsivo, quizás mitómano. Se dice que, una persona es mitómana o mentirosa patológica cuando sus mentiras son persistentes, generalizadas, desproporcionadas y muchas veces, no conscientes. “La mitomanía ocurre cuando un sujeto siente un impulso por mentir que no puede controlar, esta palabra proviene del griego mythos (mentira) y manía (compulsión). ¿Qué es lo que impulsa a las personas a mentir sin control? Todo surge por un profundo deseo de construir una mejor imagen de ellos para los demás satisfaciendo así su necesidad de aceptación ajena y también por la necesidad de crear una imagen soportable para sí mismos. Esta conducta patológica hace que el sujeto en algún punto termine creyendo sus propias mentiras, viviendo en un mundo de fantasías…” (Entre realidad y fantasía: Mentirosos compulsivos, 12-10-2012, Lic. en Psicología Mariana Alvez).

 Este domingo 12 de agosto, el candidato de la contra patria realizó una nueva cadena televisiva  a través de los medios privados que le apoyan, en los siguientes horarios intercalados, a las 8:50 pm en Televen y, a las 9: 50 pm por Globovisión y Venevisión. En pocos minutos se dirigió a las y los empleados públicos a través de un libreto que le elaboraron sus asesores de imagen titulado: “Mi mensaje a nuestros empleados públicos”. Iniciaba sus palabras Capriles, conciliadoramente: “Yo reconozco y valoro el trabajo que los empleados públicos hacen en todos los rincones del país…”, segundos después proseguía Capriles reivindicando su gestión gubernamental: “Cuando me eligieron Gobernador de Miranda asumí tres compromisos con nuestros funcionarios: respetar su forma de pensar, valorizar su función y trabajar unidos con un solo objetivo: mejorar los servicios para nuestros ciudadanos. Así como lo hice en Miranda, lo haremos en toda Venezuela…”, palabras que, de inmediato nos trasladaron en el tiempo hacia aquellos primeros días de Capriles al frente de la gobernación del Estado Miranda, la arremetida contra las misiones, contra los médicos cubanos y contra todo aquello que oliera a chavismo, obligaron al Jefe de Estado, el camarada Hugo Chávez a pronunciarse contra la violencia fascista desatada: “El Jefe de Estado pasó ocho minutos leyendo noticias sobre desalojos de misiones educativas y de salud, ataques a médicos cubanos, facilitadores y estudiantes, entre muchos otros, ello tras sólo 5 días de la victoria de algunos alcaldes y gobernadores opositores (…) Dijo el Presidente: "Estamos listos para defender los logros de la Revolución Bolivariana! No pedimos clemencia ni damos cuartel, no tenemos miedo a  adecos pitiyanquis!" Llamó al pueblo a la movilización permanente para defender a la Revolución. Entre las agresiones: Un consultorio modular de Barrio Adentro I fue incendiado en el barrio Los Taladros, municipio Valencia del Estado Carabobo. La doctora dice que los responsables portaban banderas amarillas. En los municipios Independencia y Córdoba del estado Táchira, estudiantes de las misiones informan que tienen que entregar las aulas donde ven clases y retirarse. Estudiantes internacionales de la Escuela Latinoamericana de Medicina en el municipio Andrés Bello, recibieron notificación de entregarla vivienda donde residen, ya que fue alquilada por la alcaldía, que pasó a ser opositora. También en Miranda, un Centro de Diagnóstico Integral (CDI) fue amenazado y tuvo que ser protegido por la policía. Una doctora recibió un mensaje indicando que el CDI iba a ser tomado, lo que provocó la movilización del pueblo para protegerlo. También hubo amenazas contra el hospital de Guatire, estado Miranda, y la aldea universitaria, donde hay médicos cubanos. El Centro de Diagnóstico Integral Mama Pancha, del municipio Cristóbal Rojas del estado Miranda, fue amenazado por opositores. 35 personas del comité de Salud de los Consejos Comunales y 10 reservistas se presentaron a defender el CDI. También leyó los ataques ocurridos el pasado miércoles en el Centro de Economía Comunal Alí Primera de Los Teques, así como los ataques a los autobuses "rojos rojitos".  La lista es aún mayor, pero el Presidente prefirió dejarlo hasta allí.  "Preparémonos, pueblo, porque los barreremos! No les daremos cuartel!" 
"Ellos vienen a la confrontación. Pueblo venezolano, soldados venezolano, aquí estamos listos para defender los logros de la Revolución Bolivariana! No pedimos clemencia ni damos cuartel, no tenemos miedo a cuatro adecos pitiyanquis ni a cuatro fascistas!", dijo el Presidente Chávez de forma contundente. Hizo notar que él había advertido en la campaña electoral que esto ocurriría, y llamó al pueblo a la movilización permanente para defender a la Revolución…” (http://www.diariodigitalglobal.com.ar/noticias/noticia.php?cod_noticia=5479&tabla=internacionales)

 Eso es historia reciente, han transcurrido apenas 4 años desde que ocurrieron esos hechos. José Vicente Rangel, periodista mesurado en sus análisis, ante las agresiones fascistas de los nuevos mandatarios regionales se expresaba en términos muy duros: “Esa conducta alienta la actitud de gobernadores y alcaldes que piensan que obtuvieron una victoria que los impulsa a cometer excesos. Que tan pronto se posesionan de los cargos -incluso antes de hacerlo- despiden personal, desalojan a los estudiantes de Medicina Integral, a miembros de las misiones, agreden a los médicos cubanos, cierran módulos de Barrio Adentro y los CDI y, en general, reprimen a los chavistas al igual que lo hicieron el 11-A. Por algo el actual gobernador de Miranda sentenció que la lucha es sin cuartel porque "somos agua y aceite", refiriéndose a las diferencias entre el sector que él representa y el chavismo…” (El Dilema, 10-12-2008, Últimas Noticias, J. V. Rangel).

 Ese el verdadero rostro del fascismo, no tiene otro. Como creerle a alguien que, en abril de 2002, asaltaba la embajada de la hermana República de Cuba, “cazando” chavistas que pudieran haber solicitado asilo diplomático y, horas antes, sometía por la fuerza al camarada Rodríguez Chacin, entonces ministro de relaciones interiores del depuesto, por la vía de un golpe de Estado al gobierno del camarada Hugo Chávez, por 48 horas. Ese cuento del Capriles conciliador es sumamente difícil de creer. En la mayoría de los casos, la mentira patológica es sólo la punta del iceberg: suele manifestar una personalidad en conflicto (adictiva, atormentada), un trastorno psicológico (ansiedad, fobia) o incluso psiquiátrico (psicopatía, neurosis), o una carencia emocional (inseguridad, falta de autoestima, timidez). 

 Proseguía su mensaje a las/los empleados públicos Capriles, manifestándoles su decálogo de buenas intenciones si llegara a Miraflores: “En mi gobierno no habrá un funcionario público recibiendo sueldo por debajo del salario mínimo…”, “Todos disfrutarán de un plan de carrera para sus funciones…”, “Voy a poner al día los contratos colectivos que este gobierno decidió congelar y me comprometo con el pago de los pasivos laborales…”, “No habrá persecuciones y jamás un funcionario del Estado será obligado a vestir con el color de un partido político…”, “Siempre he tratado con respeto a todos nuestros empleados públicos, lo hice como alcalde, como gobernador,  y lo haré como presidente…”, en esos cinco puntos resumía su accionar de gobierno para el sector público el candidato de la contra patria, Capriles Radonski. Nada nuevo bajo el sol. Siendo abogado de nuestra República Bolivariana de Venezuela, debe estar al tanto que nuestra legislación del trabajo, los trabajadores y las trabajadoras (LOTTT), en su artículo 130 ordena a las y los patrones que: “El pago de un salario inferior al mínimo será  sancionado de acuerdo con las previsiones establecidas en esta  Ley…”, siendo la sanción prevista en la LOTTT para quienes no cumplan con el requerimiento de la Ley: “En caso de que el patrono o patrona pague al  trabajador o trabajadora un salario inferior al mínimo fijado (…) se le impondrá una multa no menor del equivalente a ciento veinte unidades tributarias, ni mayor del equivalente a trescientas sesenta unidades tributarias…” (LOTTT, Art. 533). Como creer a Capriles, que hará cumplir estrictamente con el mandato de la LOTTT, si  fue uno de los que se opuso obstinadamente a la promulgación hecha por el camarada Chávez de una nueva Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores. “Este lunes, el candidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, aseguró que la nueva Ley del Trabajo “no le habla a más de 6 millones de venezolanos porque no los beneficia. Una Ley del Trabajo no es sólo para un grupo de trabajadores, porque las leyes deben ser buenas y justas para todos. Esa Ley la pusieron ahí para tratar de ganar las elecciones del 7 de octubre”. (http://hayuncamino.com/comando-venezuela/capriles-nueva-ley-del-trabajo-no-le-habla-a-mas-de-6-millones-de-venezolanos/). Sea cual sea el tipo de “embuste”, todos pagan un alto precio por inventar, deformar o exagerar la verdad: llevan “vidas de mentira”, pobladas de fantasmas, carencias y problemas que nunca acaban de solucionar.  Ellos son los primeros engañados, porque al traspasar la frontera de la fantasía quedan atrapados en un círculo vicioso que les lleva a la crisis emocional.

 “Todos disfrutarán de un plan de carrera para sus funciones…”, será que el abogado Capriles tampoco se ha leído la Ley Estatuto de la Función Pública, Gaceta Oficial Nº 37.522, de fecha 06-09-2002, que en su Título V, Sistema de Administración de Personal, prevé el plan de carrera del funcionario público. En ese Título se prevé cómo es la Selección, Ingreso y Ascenso del funcionario. Nada nuevo bajo el sol propone Capriles, sólo que hará cumplir la Ley. Pero vean quién pretende hacer cumplir la Ley, un candidato que la incumple consuetudinariamente. “El Consejo Nacional Electoral abrió una averiguación administrativa al candidato de la unidad, Henrique Capriles Radonski, por el uso de una gorra con los colores de la bandera nacional, informó la vicepresidenta de ese organismo Sandra Oblitas. “Hemos hecho reiterados llamados a este candidato y nos llama la atención su inobservancia del reglamento y su abierto desacato del Poder Electoral. Nos preguntamos si es que el candidato pretende victimizarse ante una eventual sanción”, dijo…” (El Nacional, 02-08-2012). Si como candidato incumple con las disposiciones legales vigentes en nuestra Patria, que no hará siendo presidente de la República. Según afirma el psicólogo Ford, autor de Lies! Lies! Lies! The Psychology of Deceit, el 40% de los mentirosos patológicos, tienen un historial de anormalidad cerebral y presentan discrepancias de rendimiento verbal. 

  Prosigue Capriles con su mensaje y se lanza con una promesa: “Voy a poner al día los contratos colectivos que este gobierno decidió congelar y me comprometo con el pago de los pasivos laborales…”, aquí el candidato mentiroso se lanza con una media verdad. La experiencia de Miranda desmiente lo prometido por el candidato  Capriles: “Preocupación y molestia se observa en los docentes dependientes del estado Miranda por la forma dilatada como se ha tramitado la discusión de una serie de situaciones y problemas que los aquejan; destacamos que durante la gestión del gobernador Capriles no se ha discutido el contrato colectivo vencido desde el año 2006 y que en el año 2010 se suscribió un acta que se cumplió a medias, y aun tiene pendiente aspectos importantes que no se han honrado”, declaró Oswaldo Pantoja, secretario general de Sitraenseñanza…” (La Voz, Magisterio de Miranda se dice “muy molesto y preocupado”, 29-05-2012). Más recientemente, fuimos testigos de las quejas de los Bomberos del Estado Miranda, quienes se vieron obligados hacer una huelga de hambre para que la gobernación atendiera sus demandas. “El destino de los fondos aprobados por el Ejecutivo Nacional para los pagos a los bomberos han sido objeto de denuncias por parte de Miembros del Bloque Socialista del Consejo Legislativo de Miranda, quien solicitaron que se abriera ante la Contraloría del Estado Miranda y Contraloría Nacional de la República una averiguación sobre el uso de los recursos financieros que ha recibido la Gobernación de Miranda, durante la gestión de Capriles Radonski. “Para el año fiscal 2011, se aprobaron 258.023.766 para la disminución de pasivos laborales de los cuerpos bomberiles del estado. Luego, de forma injustificada se aprueba en Gaceta Oficial dos recortes presupuestario por el monto de 44 millones y 25 millones en el transcurso del año pasado. Hasta la fecha se desconoce el desvío de este dinero“, explicó el 13 de julio Thais Oquendo, diputada ante el Consejo Legislativo regional. Asimismo, en febrero de este año, la asociación Iniciativa por la Defensa de los Empleados de Miranda protestaron en la plaza Bolívar de Los Teques para exigirle a Capriles el cumplimiento de la cláusula 56 de la contratación colectiva, que establece parámetros especiales para la jubilación que benefician con 100% del salario a quienes hayan cumplido 20 años de servicio y superen los 45 años de edad. “De qué sirve haber firmado un contrato colectivo si no se cumple, cómo puede Capriles hacerse llamar demócrata si no tiene palabra”, dijo Román Salinas, miembro de la asociación, en declaraciones reseñadas por el diario mirandino Avance…” (AVN, 13-08-2012). “El mentiroso siempre es pródigo en juramentos” (Pierre Corneille).

  Promete el candidato de la contra Patria, que va a cancelar los Pasivos Laborales sin especificar el mecanismo cómo lo hará. Más aún, si como nos propone en su Programa de Gobierno. Pdvsa, según la derecha venezolana, debe “entenderse como una empresa con fines comerciales que (como las demás empresas del sector) está obligada a honrar sus compromisos fiscales” (Art. 500, “Lineamientos para el programa de gobierno de unidad nacional. 2013-2019”, Mesa de la Unidad Democrática, http://static.eluniversal.com/2012/01/23/lineamientosmesaunidad.pdf (23 de enero de 2012). Sí, como han venido manifestando a lo largo de esta campaña electoral, Pdvsa se limitaría a producir petróleo, desligándose de las funciones que le ha asignado el gobierno revolucionario de Hugo Chávez Frías, de financiar las Misiones y demás Programas Sociales, es fácil deducir que el Candidato Capriles miente cuando promete cancelar los Pasivos Laborales, en todo caso, si no lo ha hecho con las y los trabajadores de la gobernación de Miranda, qué queda para el resto del funcionarado público. ¿De dónde obtendría los recursos presupuestarios  para cumplir su promesa?

 Manifiesta, finalmente, el candidato Capriles a las y los funcionarios públicos que en un gobierno por él presidido: “No habrá persecuciones y jamás un funcionario del Estado será obligado a vestir con el color de un partido político…” y  “Siempre he tratado con respeto a todos nuestros empleados públicos, lo hice como alcalde, como gobernador,  y lo haré como presidente…”, la historia se encarga de darle el desmentido correspondiente. Nuevamente, se nos presenta Capriles conciliador, “no habrá persecuciones”, “he tratado con respeto a todos nuestros empleados públicos”. La historia nos revela el verdadero rostro del Capriles neonazi, aquel de Tradición, Familia y Propiedad, del Capriles capturado infraganti junto a otro ciudadano por cometer actos inmorales en la vía pública, ambos practicando actos lascivos. ¿Qué le ocurrió al funcionario público que arrestó en flagrancia al, tiempo después, gobernador de Miranda? Primicias24.Com nos lo informa: “A la redacción de Primicias24.com llegó una documentación enviada por el ciudadano JESÚS TEODORO HERNÁNDEZ quien expresa lo siguiente: “Acudo a ustedes con la siguiente denuncia, por cuanto veo deteriorada mi tranquilidad y la de mi familia producto del acoso del ciudadano Gobernador del Estado Miranda, Henrique Capriles Radonsky.

Espero entiendan que hago público esto con la finalidad de detener esta ola de amenazas a mi integridad, la cual ya sufrido bastante en virtud de no cruzar el límite de mi honor y confidencialidad en los asuntos enteramente personales. Hago el uso que tengo como ciudadano de la República para acudir a su deber de informar y difundir con responsabilidad la información que les suministraré. Mis años de servicio en distintos cuerpos de seguridad dan cuenta de mi reputación, que fue y sigue siendo manchada por las prácticas de abuso de poder que, sin más referencia, procedo a informar a la opinión pública a través de ustedes:

Yo, JESÚS TEODORO HERNÁNDEZ, titular de la cédula de identidad No. 5.864.403, asistí en el año 2000 y en mi carácter de Inspector Jefe adscrito al Instituto Autónomo de Policía Municipal de Baruta, a la aprehensión en flagrancia del ciudadano Henrique Capriles Radonski, titular de la cédula de identidad No. 9.971.631 por la comisión del delito de actos inmorales en la vía pública, según se detalla en el documento adjunto (Informe de Aprehensión en Flagrancia 189 y 140). En el mismo documento, se puede notar la actitud hostil del referido ciudadano y la incapacidad que tuve de arrestarlo debido a la orden de mi superior, Director General (Comisario General) Alfredo Saez Conde. Reitero una vez más, que en dicha ocasión solo cumplía mi deber y jamás maltraté al hoy gobernador Henrique Capriles Radonski.

A partir de este hecho y en especial, luego de la toma de posesión del ciudadano Henrique Capriles Radonski como Alcalde del Municipio Baruta (año 2000), mi vida profesional en el cuerpo policial sufrió una andanada calumnias que se elevaron a acciones disciplinarias con la apertura de un procedimiento disciplinario por parte del entonces Alcalde Radonski a mi persona, según consta en el documento que anexo (Boleta de Notificación Exp. 1.199). Dicho procedimiento disciplinario, abierto por la  comisión de supuestas agresiones físicas y verbales a la ciudadana Deisy Carolina Medina Hernández, vinculada a sujetos prófugos de la justicia, tal como consta en la misiva dirigida a la Asesoría Legal del Municipio Baruta el 10 de mayo de 2002 (documento adjunto). Jamás agredí física o verbalmente a la ciudadana.

Con el resto de la documentación que adjunto a esta carta, pueden notar la secuencia de los hechos, en especial aquellos que siguieron al procedimiento que me abrió de manera injusta a partir del cumplimiento de mi deber en la aprehensión en flagrancia del hoy Gobernador Henrique Capriles Radonski.

Agradecido de su recepción y esperando su consideración en este escandaloso caso, queda de ustedes

Jesús Teodoro Hernández

(http://primicias24.com/nacionales/actos-inmorales-en-la-via-publica-por-capriles-radonski/).

 ¿Son creíbles, tales promesas del candidato Capriles cuando hostigó hasta el despido a un funcionario público que, en cumplimiento de sus obligaciones le detuvo y reseñó policialmente?

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2462 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a148422.htmlCUS