Un bronceador para el candidato coqueto

Las mentes cochambrosas están de cama. Hospital total. El chisme parejo corrió como pólvora cuando supieron que Armando Briquet se había montado en la jefatura del Comando de Campaña Venezuela. Que no vengan ahora a decir que no, porque condimento del bueno le pusieron a la cosa. Hoy, transcurrido un mes de pugilato electoral, aquel injuriado nombramiento se vuelve contra el sadismo de pasillo gracias −quién lo iba a imaginar− a la cabeza del propio Henrique Capriles Radonski.

A Briquet le preocupa ese extremo de Henrique. La cosa es pública. A Noticias24.com declaró el 2 de agosto que el candidato seguirá usando la gorra con los colores patrios durante sus caminatas porque con ella se protege del sol. No hay duda: para Briquet la cabeza de Henrique es algo primordialísimo y más importante que el exhorto hecho por el CNE para que el candidato de la derecha deje de usar el amarillo, azul y rojo. Coqueteo mata norma y revuelca ley.

El asunto tonto, cursi y sifrino del físico parece ser algo de honor en el comando antiizquierda. El 10 de junio, cuando inscribió su candidatura, no mostró el Programa de Gobierno que debía consignar ante el árbitro, pero fue el mismísimo Henrique quien ese día exhibió los cauchitos blancos y faltos de playa que inexplicablemente le irradian orgullo. El combate, en consecuencia, para Briquet, Capriles y quienes les acompañan parece reducirse a estilos, moda y pasarela. A Hugo Chávez intentan ofenderlo diciéndole viejo y gordiflón “olvidando” que ninguno de sus héroes durante la Cuarta República fueron carajitos de pecho cuando pasaron por Miraflores.

Si de belleza y protegerse del sol se trata, Capriles debería comprar los bronceadores de aceite de niño, remolacha y zanahoria con los que mi bella prima Agripina se rebusca en Macuto. El CNE se lo agradecerá, Agripina tendrá un ingreso extra y luego de la derrota del 7 de octubre sus finos asesores en estética podrían pensar en dar otra batalla: para entonces frente a Osmel Sousa.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 864 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /oposicion/a148001.htmlCUS