En la actual campaña electoral:

La oposición en Venezuela pide igualdad de condiciones al CNE

Por boca de algunos emisarios de la MUD hemos estado escuchando estos días que la oposición se queja del ventajismo del gobierno que, según ellos, tiene en propaganda y publicidad el candidato Chávez en comparación a la que tiene el candidato Capriles.

Si no manejáramos información estadística sobre la cantidad de  medios audiovisuales y escritos que maneja la oposición a favor del candidato Capriles y el tiempo que durante las 24 horas del día utilizan para atacar al presidente Chávez y su obra de gobierno, podríamos llegar hasta la candidez de darle credibilidad a sus denuncias. Mario Silva en su programa La Hojilla, siempre repite una frase que a mi me produce mucha gracia: “Verdugo no pide clemencia”.

Pienso que para poder entender esta solicitud de la oposición de “igualdad de condiciones”, hay que definir de qué se trata este término y compararlo con el otro de “igualdad de oportunidades”. Parecen iguales, pero parten de dos paradigmas totalmente opuestos.

IGUALDAD DE CONDICIONES: Parte del paradigma Socialista en el cual los integrantes  de un grupo societario reciben el mismo tratamiento,  las mismas reglas o condiciones, iguales  bienes materiale y disfrutan históricamente de los mismos niveles de bienestar social para poder emprender una empresa o lograr una meta colectiva.

IGUALDAD DE OPORTUNIDADES: Parte del paradigma Capitalista, en el cual los componentes de un grupo societario compiten para lograr un objetivo, independientemente de sus condiciones sociales, políticas, económicas y culturales. Todos tienen las mismas oportunidades, pero solo llegan los que durante su vida acumularon ventajas que los hace mas aptos para alcanzar la meta propuesta- No es culpa de los mas aptos, que los menos aptos no lleguen. Eso es problema de ellos, ya que tuvieron la “oportunidad” y no la supieron (según los aptos) aprovechar. Ejemplo: Vamos a tener ambosla misma  oportunidad, de correr 100 metros planos, pero a ti te falta una pierna; si yo gano no es mi culpa que tu solo tengas una sola pierna y yo  pueda ganar. 

Cuando en la IV República crearon la Prueba de Aptitud Académica para lograr el ingreso de los bachilleres a los llamados estudios superiores en nuestros recintos universitarios, se le aplicaba esta prueba a todo el mundo por igual, no importando la procedencia, las asimetrías, las carencias y la calidad de la educación recibida por estos bachilleres. Se decía: todos tenían “igualdad de oportunidades” de ingresar. La culpa no es de la Prueba, sino de quien no supo llenarla y sacar el puntaje requerido.. Con estos argumentos lograron crear una élite que fue laque pudo obtener títulos universitarios que luego les habrían las puertas para becas, para créditos bancarios, para obtener una vivienda o para comprar carros.

 Los pobres que lograban ingresar a una escuela primaria, apenas el 20% de ellos lograban sacar el sexto grado. Para un pobre el título de bachiller era lo máximo que podía aspirar, pues para llegar a ser doctor había que hacer un sacrificio sobrehumano tanto del estudiante como de su grupo familiar. ¿Qué decía la burguesía de la época? : “Aquí todos tienen las mismas oportunidades de estudiar, aquí quien no estudie es porque es flojo o bruto”. También argumentaban que la Universidad no es para todo el mundo, pues no todos habían nacido para obtener un titulo universitario.

¿Y por qué toda esta argumentación sobre la educación, cuando el titulo del articulo es sobre la MUD y su reclamo de igualdad de condiciones?, pues muy sencillo, es para recordar que esa gente nunca le dió ni le da a nadie igualdad de condiciones. Ellos siempre lo que ofrecieron fue igualdad de oportunidad y esa es la que le dá LA REVOLUCION. Tienen la oportunidad de lograr la Presidencia de la República como la tiene Chávez de ser relecto, sólo deben sacar más votos. ¿Quieren mas oportunidad que esa?. ¿Acaso a Chávez en 1998 le dieron “igualdad de condiciones” para obtener la presidencia frente a frijolito?.

Cuando estamos participando en una competencia, en un esquema capitalista, lo único que legitima los resultados es que, por lo menos los contrincantes tengan un nivel de “igualdad de oportunidades”: En boxeo que tengan un mismo peso, en beisbol que un equipo haga mas carreras que el otro en los nueve innings de juego, en la producción de bienes, que una marca de un producto obtenga mas beneficios por venta que la otra y en política que un candidato obtenga mas votos que los otros que compitieron. Así de sencillo es la cosa. Aquí no se puede hablar de “condiciones”, pues quien evalúa las condiciones es el electorado, quien por sus observaciones y experiencias determina a quien darle su preferencia. Así que cuando la oposición está pidiendo igualdad de condiciones al CNE está tratando de ilegitimar los posibles resultados adversos, para luego argumentar que no son validos, pues no hubo igualdad de condiciones en la contienda y que por lo tanto ellos no los reconocen.

Esa estrategia es muy vieja y muy aplicada en nuestro diario vivir. Cuando alguien nos lleva alguna ventaja o nos gana en algo siempre tenemos argumentos para justificar el porque perdimos o nos ganaron. Ejemplos hay miles: “eran mas que yó” “él salió de primero”, “yo no estaba preparado”, “a el lo ayudaron”, “yo no sabia”, “el me dijo mentiras”, “el usó sus contactos”, “Me hicieron trampas”, etc.etc…

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1035 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /oposicion/a147897.htmlCUS