Ramos Allup: “ Si el PRI volvió después de 12 años a gobernar México, porque no volver AD a gobernar Venezuela”

En los corrillos del CEN de AD había una alegría manifiesta después del triunfo “amañado” del candidato del PRI mexicano en las recientes elecciones presidenciales de México. Todo era satisfacción. Ramos Allup con su verbo elocuente expresaba que si el “PRI, había vuelto al poder central en México, porque AD no podía volver desde sus cenizas a gobernar al país”. Como todos sabemos el PRI (Partido Revolucionario Institucional), estuvo en la presidencia Mexicana por espacio de 71 años continuos (1929 – 2000). Perdiendo en dos eventos consecutivos por intermedio del PAN (Fox, Calderón) hasta que vuelve a la presidencia en unas elecciones no muy transparentes que digamos.  Acción Democrática (AD) también tiene lo suyo. Los blancos gobernaron al país durante 25 años (Betancourt, Leoni, CAPI, Lusinchi, CAPII) sin contar el Trienio de Betancourt (1945-1947).

El triunfo del PRI hizo fantasear a Ramos Allup, solo una voz de un compañero adeco lo volvió a la triste realidad,..” pero con este candidato que tenemos no vamos pal baile, aparte que ese lechuguino no quiere nada con nosotros los adecos”.. Termino sentenciando.

Ramos Allup, resoplo y manifestó..” no estoy hablando de este momento político, estoy pensando en las elecciones del 2019”..

Acción Democrática tiene exactamente 19 años que no saborea las mieles del poder central. El otrora “Partido del Pueblo” cayó  en desgracia. Sus dirigentes olvidaron los preceptos políticos, éticos de su ya amarillo, envejecido y desfasados estatutos. Una coalición de sus dirigentes nacionales y regionales con la más rancia oligarquía nacional contribuyó al deslave y al entierro de dicho partido.

Solo polvo cósmico pulula en los pasillos de la oposición retrograda: El PRI mexicano también tuvo su deslave. Un candidato presidencial asesinado en 1994(Luis Colosio) y otro, que tenia chance en ese mismo año (José Ruiz), también fue asesinado. Estos eventos mostraron la otra cara del PRI. A la final gano Zedillo, pero dejando un mal sabor en la boca de los mexicanos. En el próximo evento presidencial los manitos le pasaron factura esto ocurrió en el 2000 con Vicente “Coca Cola” Fox del PAN. Esperaron pacientemente 12 años y ahora vuelven al poder, con un presidente que ya demuestra lo neoliberal que será su gestión. “Pobre México tan lejos de dios y tan cerca de los EEUU”.

AD, tiene una similitud con el PRI, los dos son socialdemócratas, mas del Centro, con algunos simpatizantes de la derecha y de la izquierda. AD, también mantuvo hegemonía política en su época dorada. Desvirtuó  su esencia democrática (si es que la tuvo), para convertirse en un apéndice de la oligarquía y de intereses foráneos. Su ultimo presidente CAPII, la puso de tal manera que no termino su mandato. Desde entonces anda como zombi deambulando en el mundillo político.

La Venezuela adeca y la Venezuela Revolucionaria Bolivariana

La Venezuela adeca, vivió momentos rentistas petroleros en su máxima expresión. Inclusive mucho mejor que en estos 13 años de Revolución Bolivariana. Sencillo, éramos muchísimo menos habitantes y el precio del petróleo se cotizaba excelentemente. Hasta 1974 al país le fue bien en lo económico. El modelo “capitalista rentístico” llego a su mas alta cúspide. Pero en economía los “ciclos” malos se atraviesan de la noche a la mañana. La economía adeca basada en la industrialización sustitutiva de importaciones, la expansión del mercado y de la acumulación de capital con base en los ingresos petroleros entró en crisis. El modelo de “capitalismo rentístico” generó una “estructura económica dependiente del apoyo y de los subsidios del estado, poco competitiva, altamente dependiente de tecnología foráneas, cerrado para las exportaciones no petroleras y abierto para las importaciones” (en este punto encontramos una similitud con la economía en tiempos de Revolución Bolivariana). “El modelo adeco se reveló incapaz para mantener los equilibrios sociales, se hizo más desigual en la distribución del ingreso y las tasas de pobreza se incrementaron a partir de la década de los setenta”. Se terminó por construir una sociedad excluyente, que a la postre originaría cambios económicos y políticos e insertaría al país en un escenario de inestabilidad económica y de profundos cambios en la política del país”.

Estos profundos cambios empezaron a ocurrir con el triunfo de Hugo Chávez y la llegada de la Revolución Bolivariana al poder político central.

La Revolución Bolivariana cuyo norte es el Socialismo de nuevo siglo no escapa de algunos entuertos económicos del pasado. El rentísmo petrolero aun continúa manifestándose. La importación de alimentos también es una realidad en nuestro país. Aun dependemos de tecnología extranjera. Nuestros campos cultivables aun esperan de la mano de obra especializada y de la participación sistemática del campesinado venezolano. La Revolución bolivariana ha comenzado a distribuir de manera eficiente en algunas áreas de la población los recursos provenientes de la renta petrolera. Pero aún estamos lejos de “Sembrar el Petróleo”. Venezuela debe acumular  capital físico mediante el estimulo de inversiones locales y foráneas (transferencia de tecnología), avanzar en los procesos reales de descentralización del poder político-económico y traspasarlo a las comunidades, la participación ciudadana y el desarrollo educativo debe ser una constante para lograr el desarrollo humano que beneficie al colectivo.

Hacer del punto y círculo un efecto virtuoso, donde exista la retroalimentación necesaria, que promueva las mejoras continuas de los procesos socio-económicos de nuestras regiones.

La Venezuela de hoy es muy diferente a la de 1974, es un país donde se ha duplicado su población, es más urbana que rural. El venezolano conoce hoy más que ayer sobre sus derechos políticos. Aun así,  seguimos en tiempos de revolución bonita con algunos residuos del pasado. Bonanza petrolera aunque menor que la de los años 70, dependencia casi absoluta del petróleo, alza de precios de alimentos debido a las importaciones, nuestra producción agrícola sigue estando mermada, y todavía no puede satisfacer plenamente las necesidades de la población, la inflación sigue siendo un de las mas altas de la región, por ello, debemos aplicar políticas económicas que nos hacen volver a los años 70 y 80, como son los controles de precios, subsidios que pueden convertirse en un boomerang negativo y volver a los sistemas devaluacionistas del pasado.

Todo esto representa un reto para los próximos 6 años (2013-2019). Esperemos que con mucha voluntad política podamos superarlos.

Es ahora o Nunca…. Venceremos

[email protected]

venezuelaeconomicaypolitica.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1074 veces.