Bolívar se ha parado en la esquina

No sé  si Bolívar en su época de adolescente se paraba en la esquina -bien de San Jacinto, o de Traposos- a conversar con sus panas, tal como lo hacía este servidor, felizmente, durante la suya. Habría que preguntarle al infalible historiador, Pino Iturrieta, si eso era así; pero me temo que su respuesta sería: ¡cómo se te ocurre, viejo idiota, que un mantuano como él hiciera eso tan propio de gente orillera! haciendo gala de sus ingénitos aires de linajudo (aunque no sé si legítimos) y, para colmo, de escueto leído y escribido.

Pero paréceme que este 24 de julio, no obstante, y con el rostro más auténtico suyo, Bolívar se ha bajado del pedestal, se ha quitado la capa de bronce que cubría su rostro y se paró en una esquina de Caracas, posiblemente la caliente. Pero no es que sólo se haya parado en la esquina, sino que ha tomado partido en la cuestión política y creo estar seguro que a favor del chavismo, siendo por eso que, es en la Caliente, la esquina en la que ya está parado, como creo.

Porque es que con motivo del desvelamiento de su rostro, evidentemente humanizado, los mantuanos de orilla de la MUD se fueron lanza en ristre contra el equipo de científicas, manifiestamente capaces y bellas, de naturales sensualidades( y esto lo destaco porque en la naturalidad se esconde la genuina sensualidad femenina, que no sé -y vaya que nunca sé nada- por qué haya de trastocarse tan burdamente, dicha natural sensualidad fisonómica y gestual, por otra que resulta aparatosa y teatral)  así como contra los científicos, seguro con las mismas grandes capacidades, aunque no sé si tan buenos mozos…

No hay lo que no se haya dicho por parte de tales mantuanos de orilla, a los que las tres de las bellas científicas le respondieran, estando con Ernesto en VTV. Primero Maribel Yoris diciendo que Venezuela es un país sub desarrollado pero donde ciencia y tecnología honesta hay para llegar a tales conclusiones; luego Sonia Viso diciendo que esas críticas constituían una gran injusticia. Y digo que tienen necesariamente que ser injustos ellos, porque son contra revolucionarios quienes las han proferido, ya que, un verdadero revolucionario, nunca debe ser injusto. Y antes creo que Lourdes Pérez había dicho que era imposible hablar de plagio. En fin.

Y le pregunté  a Bolívar en la esquina, que por qué era chavista, y con su rostro asimétrico, me contestó: Porque 182 años después me despierto y veo que estoy en lo mismo…

Y luego: ¿Y por qué ves a los de la MUD con esa lástima tan chimborázica? Y me contestó, con rotundidad: ¡porque ellos me niegan hoy intentando negar al pueblo!

Entonces quiere decir, Libertador…. ¡Sí vale: Uh, Ah, Chávez, no se va!

Por tanto propongo que, en todas nuestras rojas manifestaciones culminantes, debe estar en cuerpo y alma Bolívar; pero no Bolívar el inalcanzable, el de la iconografía, sino el Bolívar humano y asimétrico caminando entre su pueblo vestido de poncho y sombrero de cogollo. Y es por eso que Bolívar también no debe descansar en paz sino cuando alcance sus sueños. Y con él habremos de descansar todos los latinoamericanos retozando en el suelo de una inmensa y poderosa patria libre y soberana, como la viera él a través de la telescópica mira de sus sabias intuiciones.


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 649 veces.

Raúl Betancourt López


Visite el perfil de Raúl Betancourt López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.