La doble moral de la derecha y la FANB

La burguesía venezolana siempre ha despreciado al sector militar, adecos y copeyanos durante cuatro décadas en el poder “utilizaron” a militares y los altos mandos según su conveniencia.

Recordemos al mandatario Jaime Lusinchi, del Partido Acción Democrática cuya secretaria privada se uniformó de campaña durante una emergencia de desbordamiento del río limón en el estado Aragua. El alto mando militar del momento ni se inmutó. Nadie dijo nada, a pesar que uniformarse sin ser militar, es una violación y una falta de respeto a la FANB.

La oposición de hoy que se paseó por los golpes de estado dado al gobierno del Comandante Chávez y que ahora busca la “vía electoral” para derrotarlo, utilizó al Alto Mando Militar en el año 2002 a fin de acometer el golpe de estado del 11 de abril, a los llamados “Militares de Altamira” que protagonizaron hechos de violencia, orgías y asesinatos de inocentes para sacar a Hugo Chavez del poder.

Esa misma burguesía se jugó todo para que los militares no fueran reivindicados en la Constitución Nacional del 99, dándoles el derecho al voto. Criticaron a la FANB que el gobierno de Chávez ha incorporado a los programas sociales, desprecian la unión cívico- militar y que hombres y mujeres de uniforme sirvan a su pueblo.

Odian la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, ética, responsable y consciente de su papel histórico.

Veamos lo que decía Leopoldo López cuando era precandidato de la Unidad Democrática: “no se puede tener una Venezuela de sectores privilegiados”, al referirse al aumento de sueldo de 50% anunciado por el presidente Chávez para funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.
“No podemos tener derechos para unos y excluir a otros, no podemos tener una Venezuela de privilegios, tenemos que construir una Venezuela donde todos los derechos sean para todas las personas”.

El candidato de la ultraderecha Henrique Capriles a quien Leopoldo López apoya y es su coordinador nacional de campaña, “le interesa mucho el sector militar”. Sus asesores le recomendaron tomarlos en cuenta en tiempos de campaña electoral, que hablara de mejorarles el sueldo, y de darles seguridad social cuando él se convierta en su comandante en jefe.

Doble moral e hipocresía caracterizan al candidato de la derecha con respecto a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, ignoran que la FANB en tiempos de revolución son como las ha calificado el Comandante Chávez “hijos e hijas de Bolívar, independientes, antiimperialistas con un gran acento social en su estructura”, nada más lejos de los militares que desea la ultraderecha, aquellos que sólo obedecían al estatus quo y que se arrodillaban a gobiernos adecos y copeyanos.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 776 veces.