La Mesa de la Unidad Democrática y su candidato son enemigos de los trabajadores pensionados

Los revolucionarios debemos cualificar la presente campaña electoral que transcurre en Venezuela, por lo tanto necesitamos realizar un esfuerzo político para evidenciar la encrucijada en la cual nos encontramos como pueblo trabajador venezolano; continuar luchando por el socialismo, conquistando la independencia nacional, el buen vivir y la emancipación social o, al contrario, volver al pasado neoliberal y entreguista del puntofijismo. En el marco de la tarea descrita en el párrafo anterior, nos proponemos desarrollar una serie de artículos temáticos que, con brevedad, demuestren el carácter reaccionario y regresivo de la candidatura presidencial de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), encarnada en el dirigente político y empresario Henrique Capriles Radonsky. Para ello, analizaremos el programa de gobierno de la MUD, denominado “Lineamientos del Programa de Gobierno de Unidad Nacional 2013-2019”, publicado en la página WEB de la referida organización que nuclea a los partidos políticos neoliberales de Venezuela. 

En el presente artículo presentaremos las propuestas de la derecha venezolana alrededor de la situación de los trabajadores pensionados y del Seguro Social. La MUD reconoce que el gobierno incremento la inversión pública destinada a los trabajadores jubilados, sosteniendo que:

“Durante los últimos trece años, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) ha logrado duplicar la cobertura del sistema de pensiones de vejez al pasar de 25 a casi 50 por ciento de la población en edad de retiro” (MUD, 2012: 122).

No discutimos las cifras planteadas por la MUD, nos quedamos con el dato que asume la inclusión de una significativa cantidad de miembros de la clase trabajadora al sistema de seguridad social; sin embargo, debemos resaltar como los neoliberales discuten la “sostenibilidad” de los derechos de los pensionados, argumentando que la;  

 

“…incorporación no ha venido acompañada por medidas orientadas a garantizar la viabilidad financiera de un sistema que anuncia déficits crecientes en ausencia de reformas importantes…Los parámetros de contribución y beneficios del sistema se hacen cada vez más insostenibles producto del proceso de envejecimiento acelerado de la población venezolana…” (MUD, 2012: 122).

Es así como, el programa presidencial de la derecha empieza planteando que la “viabilidad” del sistema de seguro social depende de “reformas” importantes, porque la clase trabajadora esta inmersa en un proceso de envejecimiento que imposibilita mantener un modelo popular e inclusivo de jubilaciones, como el organizado paulatinamente por la Revolución Bolivariana. Argumento de la MUD que demuestra su talante neoliberal, porque invisibiliza que los recursos necesarios para continuar aumentando y consolidando el buen vivir de los trabajadores en condición de retiro existen; se encuentran en los ingresos que obtiene el Estado mediante sus distintas empresas públicas en especial la petrolera y, también, en las  ganancias de los empresarios privados extranjeros y locales.

Los neoliberales naturalizan la pérdida de derechos por parte de los trabajadores y trabajadoras, porque supuestamente cuando envejecemos como sociedad debemos ajustarnos ante el incremento de exigencias económicas que implica el aumento de los pensionados. El problema entonces es que envejecemos, algo natural para todo ser vivo y sociedad. Lo que esconde su argumentación, es que la sociedad capitalista se encuentra divida en clases sociales antagónicas; por ello, mientras nosotros dejamos de obtener jubilaciones y pensiones dignas, esos recursos se orientan al proceso de acumulación de la burguesía. La pregunta que cabe hacerles es ¿Por qué si necesitamos más recursos para los hombres y mujeres que llegan a su edad de retiro laboral, no aumentamos las contribuciones de los empleadores y patronos al Seguro Social? o ¿Por qué si requerimos más recursos, no controlamos como trabajadores directamente las empresas direccionando sus ganancias a nuestro bienestar como clase y pueblo?  Imposible, dirían los capitalistas disfrazados de políticos de la MUD; porque todos sabemos que ellos no quieren que nadie le toque sus ganancias y sus empresas.

Entonces, el programa de la MUD plantea que mientras sigamos envejeciendo tendremos menos posibilidades de pensiones dignas, porque no son “víables” para el país. Por lo tanto, propone realizar un conjunto de reformas neoliberales, entre ellas reducir la cantidad de empleos en el Estado, dejar sin sus salarios y cargos a miles de trabajadores y trabajadoras. Veamos la crudeza y la violencia del lineamiento de la MUD;

"Mejorar el desempeño institucional en el sector público pasa así, de manera inevitable, por la realización de un corte que, respetando derechos adquiridos y en formación, reconozca al mismo tiempo la necesidad de simplificar y racionalizar las relaciones contractuales del sector público con sus trabajadores" (MUD, 2012: 122). 

Así, con toda la claridad, el programa de gobierno de la MUD y por ende de Henrique Capriles Radonsky, expone que se debe realizar un “corte” para mejorar el desempeño institucional del sector público, eliminando compromisos contractuales que tiene el Estado con algunos de sus trabajadores y trabajadoras, para “simplificar” y “racionalizar”. Como sabemos los revolucionarios, y se evidencia actualmente en España y Grecia, la derecha simplifica y racionaliza dejando sin empleos y salarios a la clase trabajadora. Entre las otras propuestas de la MUD para los pensionados, encontramos que se plantea;

“…la implementación inmediata de un pilar asistencial masivo de que otorgue pensiones modestas de carácter no contributivo de modo de ampliar la cobertura del sistema como un todo sin comprometer la viabilidad de su componente contributivo” (MUD, 2012: 122).

Es así como, mientras la Revolución Bolivariana mediante una política social universal que culminó constituyéndose en la “Misión Amor Mayor”, viene incorporando al Seguro Social a trabajadores y trabajadoras que no tienen las cotizaciones completas, amas de casa, deportistas retirados, cultores populares, entre otros, entregándole pensiones integrales e iguales al salario mínimo; por otra parte, la derecha quiere revertir los avances de dicha misión social instaurando pensionados de primera y segunda. Algunos con pensiones integrales y, los otros, con las llamadas “modestas”. Unas simples dadivas, asistencialistas, que violentan el derecho de todos los trabajadores y trabajadoras a ser incluidos en el sistema de seguridad social.

Como si fuera poco, la derecha termina de quitarse la mascara “progresista”, proponiendo la privatización del Seguro Social, leamos su gran idea;

“…un mecanismo gradual de transición a la capitalización individual, que mediante el aporte proveniente de la liquidación de activos públicos y aportes tributarios modestos pueda ir fondeando el pasivo actual del sistema hasta lograr su capitalización total” (MUD, 2012: 123). 

Así, los neoliberales de la MUD consideran que como no tenemos recursos para tanto jubilado, se necesita pasar a la “capitalización individual” del seguro social, acompañado de la “liquidación de activos públicos” y “aportes tributarios modestos”. Claro, utilizan como excusa el envejecimiento de nosotros los trabajadores y trabajadoras para argumentar que debemos privatizar bienes públicos, dejar al Estado sin empresas públicas y a los venezolanos sin sus recursos naturales, mientras sólo se utilizarían modestos aportes tributarios. Es decir, no se les aumenta los impuestos a los burgueses, pero si se destruye la capacidad económica del Estado y el país.

En conclusión, el futuro de los trabajadores y trabajadoras en manos de los neoliberales sería un calvario, es evidente que las propuestas de la MUD y  de su candidato son totalmente reaccionarias y perjudiciales para el pueblo trabajador venezolano. Aquellos que no crean en la desfachatez de la derecha, pueden leer las propuestas en el programa de la MUD que adjunto al presente artículo, las referidas a las pensiones se hallan desde la página 122 a la 124. 

Comenzó la campaña, se radicaliza el combate cultural y político en contra de los capitalistas y sus políticos neoliberales, por lo tanto nosotros los comunistas asumimos como una tarea imprescindible coadyuvar a demostrar, algo que realmente no creemos sea muy difícil; que el pueblo trabajador de la patria de Bolívar tiene su candidato y su proyecto de sociedad; se llaman Hugo Chávez y el Socialismo.

Material utilizado:

 Mesa de la Unidad Democrática. (2012). Lineamientos del Programa de Gobierno de Unidad Nacional (2013-2019). Caracas-Venezuela. Recuperado el 1 de julio del 2012 en http://www.unidadvenezuela.org/wp-content/uploads/2012/03/MUD.-Lineamientos-para-el-Programa-de-Gobierno-de-Unidad-Nacional-23-Enero-2012.-Final-2-DEF.pdf             [email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1117 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a146198.htmlCUS