Capriles Radonski y su cajón de velas

El candidato de la oposición y de la burguesía y del imperio: se presentó en la isla de Margarita un día antes de arrancar la campaña electoral venezolana en busca de una plusvalía santa electorera: le trajo un cajón de velas y un manojo de flores asimétricas a la Patrona de Oriente con toda la devoción de un perdido en el espacio y en el tiempo, tratando de arañar y pedirle sin el menor recelo a ver si del cielo le cae un milagro que lo lleve a Miraflores después del 7-O, para ello en el día de su vana confusión espiritual de exigencias tácticas, se vistió de un azul perfumado de hinojo que invadió la iglesia y que le permitió entrar a la nave sacerdotal con una amplia sonrisa y de inmediato se arrodilló frente a la santísima Virgen del Valle y sin perder segundos se encomendó a ella con una cara de tristeza lúgubre que se esfumó de vista y, con tino armonioso en su momento, le solicitó a ella que le organizara y le fortaleciera con su manto piadoso la estrategia “pueblo a pueblo” que llevará en lo adelante como un “castigo” a su deseo de ser el presidente de todos los venezolanos que, lo tiene en el foso de sus ilusiones políticas perdidas.

Capriles bañó con su mirada de mártir en sotavento a la patrona de arriba abajo con un rosario de plegarias –algunas amañadas- entre dientes y en su momento de reflexión palpitante al descubierto se persignaba y fingía pasividad lejana en atracción opuesta y sin movimientos de descomposición de molestia visible le amenazó alzando sus manos sudorosas hacia el cielo –como el que quiere entrar por una puerta angosta- y, -dijo, no hay tiempo que perder –Virgencita- para que de una vez metas tus manos piadosas en este “embrollo” de aspirante en el que me he metido y, si no me das un empujoncito de esperanza, aunque sea por un mes, no te veré tan seguido como últimamente lo he hecho, porque el que pide y no le dan no vuelve más y, yo soy uno de ellos –así que pórtate bien conmigo- que, a lo mejor a futuro te nombro madre de Caracas y, así me ayudas a acabar con la inseguridad que me tiene el alma crispada de tanto rezarle de noche a san Pedro que me ayude como mi santo viejo de cabecera.

Siguió en su posición inicial y en sus ruegos ocultos que le salían en vómitos de palabras suaves y, se atrevió con una vocecita trémula de agonía cercana: ¡Virgencita del Valle!, trata en lo posible con tu fe voluntariosa que, el pueblo venezolano se venga hacia mí y, lo que iba a obtener el otro se desvíe a mi persona que, yo te aseguro con este beso de sumisión –y lo lanzó- que, además de ser la reina de oriente (desliz inoportuno, debió decir, patrona), yo te convertiré en la patrona de la burguesía y del imperio –¡epa, Capriles, no seas mentiroso! –respondió la Virgen del Valle-, y él continuó: ¡mejor corona que esa jamás! –aseguró Capriles y, alargó su conversación unilateral:

-Te juro, Virgen del Valle –dijo Capriles en voz alta- que, los recursos del Estado los usaré en solucionar los problemas de los venezolanos junto a los chavistas que son cubanos, una vez que llegue a Miraflores y, a los Margariteños les doy la primicia que decretaré inmediatamente que, la isla tendrá más capacidad turística y será desarrollada a plenitud más que la isla mexicana Cozumel y, después iremos en busca de las otras más importantes del mundo como la isla Hawái que para que, la nuestra tenga proyección mundial le inyectaremos a Playa El Agua mareas furiosas de potencialidad que la haga bien atractiva a los surfistas y, eso entrará como una filosofía nueva en la vida de los margariteños que bien se lo merecen para que otros la disfruten de vacaciones cuando estén acá, dándole bastante incentivos a los naturales y connacionales y, para finalizar con su delirio de persuasión de religión católica de petitorio bien ensalmados de ganas y de espera, en confianza de gratitud bien imaginada hacia la Virgencita del Valle, le recordó afanosamente: ¡Virgen del Valle! Como creyente tuyo, te traje un cajón de velas con ochenta velas azules que de hoy en lo adelante se encenderá una día tras día hasta el 8-O por si acaso y, no me olvides que de mi parte …todo depende. Se levantó y salió igual por donde entró.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1356 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a146185.htmlCUS