A reaccionar pues

Pildoritas 57 (año V)


Vuelvo, insisto y pregunto ¿Es que no existe en el gobierno venezolano alguien que sea capaz de parir una idea para darle un parao a Julio Borges, quien como sabemos casi a diario se dedica a hacerle creer a la gente que los logros de la Gran Misión Vivienda Venezuela son falsos y que lo que diferentes autoridades, sobre todo Ministros, muestran cada jueves, son puros montajes?.

No es posible que un solo sujeto pueda mentir tanto y tan seguido y que haya quienes se lo crean, incluso simpatizantes del Proceso, pero tampoco es posible que si dentro del cuerpo oficial no se hace nada, más que un simple espacio en VTV, con el testimonio de un beneficiario, por lo menos surja de los muchos profesionales del derecho que tienen las filas revolucionarias, un valiente que apoyado por diferentes comités de vivienda que ya existen a lo largo y ancho del país y que son testimonio vivo de la verdadera realidad, acuda ante la Justicia a solicitar una medida, no que le prohíba mentir, sino que lo obligue a dejar de hacerlo porque se le ordena acompañar a los ministros en las entregas semanales y a recibir las pruebas de que la cifras de viviendas entregadas ya superan las 200.000, de esa manera se le tumba el jueguito que ya se ha hecho práctica, casi diaria de este señor que pareciera es experto en mentir, contra todo lo que significan los logros de la Revolución en beneficio de los más necesitados.

No basta el testimonio aislado de uno de los miles de afortunados beneficiarios, ya que si contamos las familias, pasan de un millón de personas que han resuelto su problema de falta de vivienda, y no es posible que tanta gente, no sea incentivada para que salga a la calle con presencia de los medios a decirle en su cara al mentiroso de Borges que están indignados por su pretensión de invisibilizarlos y que ellos son prueba viva de la verdad que representan y de cómo el gobierno revolucionario, como ningún otro de aquí o del mundo, que se conozca, está resolviendo con medidas concretas y a pasos agigantados un problema tan grave como es la falta de un techo digno para las familias venezolanas.

No olvidemos lo de la famosa cuñita de la carnicería cuando el intento fallido de reforma, nos confiamos de que no iba a hacer daño y mire que lo hizo y bastante, la campaña apenas está calentándose y tenemos que estar en capacidad de, a sabiendas que lo de el majunchismo es mentir, tumbarles, sin esperar mucho, porque tenemos creativos de primear línea, sus artimañas y patrañas que son producto de sus laboratorios de guerra sucia..

No basta un “contacto con la realidad” de vez en cuando, hay que masificar la respuesta y la idea de hacer participar a los ya más de un millón de personas que han sido beneficiados, creo que es válida y factible; si movilizamos miles para llenar las calles de Caracas el día glorioso de la inscripción del candidato de la Patria, cómo es que no somos capaces de llenarle al mentiroso de las cejas que parecen cordilleras, las calles que circundan su guarida en su bunker de P.J.

A reaccionar pues, pero con contundencia, esta campaña lo va a requerir por lo que no podemos dejar ningún flanco si tener la disponibilidad de derrotarlos apenas levanten sus banderas y muestren sus intenciones.

El majunchismo venezolano, con lo que está sucediendo en Paraguay, en donde la derecha, desde el poder legislativo, con una mayoría utilizada para obstruir como siempre lo hacen históricamente, aquí tenemos roncha de ello, ha encontrado una formula traída de los cabellos para burlar la voluntad popular que mayoritariamente eligió al actual presidente Fernando Lugo, está de fiesta y añorando que aquí pudiese suceder algo parecido, más cuando tienen pintado en el lomo como la marca de un hierro candente, la derrota.

Paraguay

Globovisión mostró su rostro, igualito al del 11 de abril, con una felicidad inocultable, igualito que en Honduras, cuando cometieron la carajada contra el Presidente Zelaya, igual al intento de asesinato de Correa o del Golpe contra Evo, pero que también no pueden ocultar el rictus casi de dolor cuando la mayoría de esos intentos fracasan, o cuando todo un pueblo como en Chile sale a la calle a protestar contra un presidente salido de las filas de la oligarquía más uña en el rabo de ese país, por aplicar políticas neoliberales, que los pueblos se niegan a aceptar y que sí merecerían ser juzgados, no por un congreso marionetizado como el de Paraguay, sino por toda una sociedad que ve frustrada, cómo un presidente traiciona a su pueblo, que es lo de Chile y no lo de Paraguay, porque allí se ve a las claras que es un golpe disfrazado de legal dado por la godarria que domina el poder legislativo de ese país hermano


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1377 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Medios de Comunicación

Ideología y Socialismo del Siglo XXI

Oposición y golpismo

US Y /oposicion/a145640.htmlCUS