Ciegos y sordos políticos

Hoy jueves 21 de Junio es “jueves de vivienda”. Hasta poco antes de sentarme a escribir este artículo, estuve ante el televisor viendo las noticias del día. Pude observar a una persona, en una esquina lateral inferior de la pantalla, tratando de llevarle la información al pueblo en el lenguaje mímico, para que aquellos que padecen de sordera pudiesen estar informados de los acontecimientos más importantes del país. Todos los canales tienen en su formato este tipo de expresión lingüística  Y es que “quién tiene la información, tiene el poder”.

No encuentro las palabras adecuadas para expresarles lo que sentí al ver y escuchar las actuaciones y declaraciones de los opositores que hacen vida en la MUGRE y de los que se sienten excluidos de ella. Ver y escuchar las declaraciones de un Julio Borges, de  un “resucitador” Pekoff, de un “resabiado” Poleo, de un “chocolatito nuevo” Capriles, de un “niño bomba” López y de todos los gurúes de la información política (¿politiquera?) que no terminan de acertar una sola vez, ya no me causa asombro. Ver tanto desparpajo y cinismo, tanto intento de manipulación, es el pan nuestro de cada día con el que tratan de “alimentar” al bravo pueblo venezolano, que aún consideran pendejo.

La Mesa de la Unción Demagógica, Mesa Unta’ de Dólares, Mesa de la Ultra Derecha, Mesa de la Unidad Desinformada, cualquier otro, o simplemente por la traducción de sus siglas en Inglés: MUD=MUGRE, ha perdido no sólo el horizonte político, sino la tan cacareada “unidad blindada a toda prueba” porque se niega a abrir los ojos y ver y afinar el oído para escuchar lo que no sólo los venezolanos ven y escuchan, sino todos en el mundo, como lo es la realidad venezolana, realidad que nos dice, ateniéndonos a los números de la CEPAL, que el avance de nuestra hermosa patria es indetenible y que, mientras muchos otros países sufren crisis que afectan el bienestar social, nuestro Presidente y líder del proceso revolucionario, Hugo Chávez Frías, dirige la mayor parte del presupuesto nacional hacia el gasto de acompañamiento social, tratando de darle a todos los ciudadanos, sin distingo de clases ni colores políticos, la mayor suma de felicidad como pago por la gran deuda social heredada de los polítiqueros del pasado.

Negar el sentimiento de felicidad de ya más de ciento cincuenta mil familias beneficiadas por la Gran Misión Vivienda Venezuela, que ahora tienen un hogar digno y propio (¡Y las que faltan que están en construcción!); de más de dos millones de beneficiados y beneficiadas de la Gran Misión en Amor Mayor que ahora reciben su pensión puntualmente y homologada al salario mínimo; de la gran cantidad de familias con algún discapacitado en su seno que ahora recibe puntualmente el auxilio del gobierno nacional; de la ventura de los Hijos e Hijas de Venezuela, Madres del Barrio y Misión Negra Hipólita; de los más de tres millones de operados gratuitamente a través de la Misión Milagro de desprendimiento de retina, glaucoma y muchas otras enfermedades oculares más… negarse a ver los rostros de estos compatriotas con sus expresiones de alegría, dicha y felicidad y muchos con lágrimas de agradecimiento, raya con lo absurdo.

Da pena ajena ver como ahora desconocen los resultados de las encuestas porque no les favorecen y como energúmenos las descalifican. Y es que por primera vez en Venezuela no hay una guerra de encuestas sino una opinión unánime de la ventaja  de entre 17% y 30% que Chávez le lleva a Henriquito. También es que están mal acostumbrados a que el pueblo les crea sus mentiras y engaños porque eso fue lo que ocurrió en el pasado. Pero como ciega, no porque no pueda ver sino porque NO QUIERE VER, no se termina de dar cuenta que el pueblo evolucionó, maduró, cambió y que ya no es pendejo, que ya conoce sus derechos, que ya sabe que existe una Constitución que le ampara y sobre todo que no va a entregar su oro (voto) a cambios de espejitos y collares (espejismos) como otrora lo hicieran nuestros aborígenes.

No solamente están ciegos, sino también sordos ya que no escuchan los sonidos de la calle y no han sabido interpretar el murmullo del barrio. Oyen los discursos y las alocuciones del Presidente Chávez, pero no escuchan lo que dice en ellos. Sin embargo tratan de imitarlo y el soberano sabe que a una mala copia es preferible el original. Ahora, con el satélite que se pondrá en orbita en Septiembre, Chávez le va a violar la intimidad al venezolano, espiándole día y noche, para crear una lista de los que jamás conseguirán trabajo, ni beneficios, en todo lo que tenga que ver el estado, si forman filas con el bando de la oposición. También les expropiarán sus viviendas, sus abastos, sus empresas, sus vehículos y hasta la patria potestad de sus hijos. ¡Vaya barbaridad!

Nos han pintado a un Chávez soberbio, fanfarrón, peleón, embustero, ineficaz e ineficiente, tirano, desafiante, guerrerista, loco, moribundo y hasta tramposo y el pueblo ve a un presidente humano, demócrata, amoroso, humilde, amigable, inteligente, eficiente, que ama a su pueblo, preocupado, solidario, trabajador, luchador y sobre todo, estudioso en la búsqueda de las mejores vías para brindarles un futuro próspero y mejor.

“Hay un camino”, el camino de la independencia de verdad, el camino que emprendimos cuando se inició esta etapa de una nueva Venezuela sin exclusión, el camino que el pueblo indica para hacer de Venezuela una potencia económica, científica y social. Y Chávez nos guía por ese camino hacia un mejor vivir. Por eso el 7 de Octubre le renovarán el contrato de amor que desde 1.988 acordaron. Y tengan por cierto que esos politiqueros ciegos y sordos jamás volverán.

Nos escuchamos por:

Primo, hablame de Maracaibo,

Aventura 91.3 FM y Fortuna 97.5 FM de lunes a viernes, de 6:00 a 7:00 am

El Ojo de la Ciudad,

Mararitmo 900 AM y Fortuna 97.5 FM, de lunes a viernes, de 11:00 am a 12:00 m

Comentarios y contacto: Luissemp2003@ gmail.com

Twitter: @luissemp


Esta nota ha sido leída aproximadamente 788 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /oposicion/a145578.htmlCUS