Pitágoras no miente, sobre lo que pasó el domingo doce

De quien es hoy la culpa de todo este despelote, surgido entre venezolanos sean de la oposición o no lo sean, luego de realizadas las elecciones internas de la MUD.

Supuestamente, elecciones estas, plagadas de tramposerías y fraudes.

Que si esto opinan los unos, -ya van diez- o más socios participantes, que solicitan lo mismo, revisión de las actas, incluso ante el TSJ quien dicta un amparo, solicitando no quemaran los cuadernos de votación.

Los otros –los rojos- con cronómetro en mano, que si patatín, que si patatán, nombran a la excelente aritmética de Aurelio Baldor.

Y recomiendan aplicar para resolver este acertijo ¿? y enigma candente una simple regla de tres.



Caracha negro, me dice Aureliano:

¿Quiénes ahora tendrán la razón?

¿Se fuñeron ellos mismos?

¿Nos fuñeron?

¿Nos auto-fuñimos todos?



La cosa es algo difícil de dilucidar, y se complica más ahora, al conocer que los tercios de la MUD, le pidieron al CNE su colaboración, bajo ciertas condiciones impuestas por ellos los de la MUD, que eran inaceptables diría yo, y que el CNE, nunca debió aceptar ni permitir en bien de la seguridad, transparencia, y resguardo de los candidatos y participantes a este evento.

Pero como dice Aureliano el CNE se bajó ante la MUD, pantalones y enaguas.

Nos preguntamos: ¿porqué? y aceptaron en participar bajo condiciones impuestas que no aseguraban luego la pulcritud y transparencia de estos comicios a los mismos participantes.

¿Cuántos millones le costó al estado venezolano está alegre e irresponsable “ayuda” del CNE a las primarias de la MUD.

Adelfo, me dice, Aureliano, fue táctica, o estrategia de parte del CNE

Será que, el CNE pisó suavecito la concha de mango que le pusieron los caballeros de la MUD,.

Existirá en esto algunas manos peluda.

¿Cómo son posibles, las declaraciones del CNE?

Pero los señores de la MUD (ni pendejos que fueran) le impusieron sus condiciones al CNE.

Facilito, y sin mucho esfuerzo.

Entre ellas: El no usar capta huellas, controlar y el destruir los cuadernos de registro de los votantes 24 horas después de las votaciones, el mojarse o no, el dedito en la tinta indeleble, y otros etc.

Condiciones estas que no debieron ser aceptadas nunca por el organismo rector CNE.

Pero regocijados el CNE las aceptó calladitos y sin chistar, como niños buenos.

Entonces:…… Participantes y no participantes

¿A quién reclamarle?

Ahora que como el rayo

Quemaron los cuadernos.

Paras protegerse acaso ellos mismos, si es que supuestamente hicieron trampa

Ahora, no se puede probar.

A llorar pal valle dice Prudencio.

Pensamos, y como nosotros miles de venezolanos bolivarianos y no bolivarianos, golpistas y no golpistas, participantes en este circo electoral que:

La culpa de todo este arroz con mango la tiene el propio CNE

Que se prestó a este emplaste (si es que lo hubo)

Pues, hay que probarlo

y……ahora ¿cómo se prueba?………

-Con las cenizas de unos cuadernos.

Milonga ya no se puede.

No hay, ni existen huellas, ni quedan hasta ahora que se sepa, elementos probatorios

Puras suposiciones, teorías y cosas por el estilo

Pero no existen hasta ahora pruebas físicas creíbles.

Más que cenizas.

Los cuadernos, rapidito fueron quemados, si es que en verdad existieron firmas.

¡Por ahora!:

¿Quién tiene la culpa de todo este lio de dimes y diretes?.

-El CNE opina Andelfo, que se portó como un recién nacido y tonto útil, por prestarse a este supuesto, y no imponer como ha debido hacer el CNE, sus propias reglas electorales y legítimas condiciones, para el bien del país, credibilidad de todos nosotros, y para garantizarles el voto a los que votaron por sus candidatos de la MUD.

Cabe preguntarnos ahora:

¿Por qué no lo hicieron?

¿Táctica?

¿Estrategia?

¿Manos peludas?

Nos encontramos en el limbo de Bartolo.

Calculando con reglas de tres, y cronómetros en mano, la posibilidad de ser o no ser ciertos esos 3,000,000 de votos del candidato de la MUD.

–pues, ahora no se puede probar nada de nada-

la verdad de estas elecciones, donde supuestamente,

los señores oligarcas económicos de la MUD, se pagaron y se dieron el vuelto, y trampeando a sus propios compañeros de ruta, cortandole la cabeza a más de un candidato

Muchos se preguntan hoy.

¿Será cierto que el dedo les quedo morado de tanto puyar y puyar?

¿Quién sabe?

Las posibles pruebas ya son negras cenizas.

[email protected]
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1483 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a138641.htmlCUS