Carta semiabierta a Alfonso Marquina

“La peor derrota del hombre es la frustración”

Yo, voy a confesarlo ante los 34 millones de lectores que tengo en Venezuela
¿Venezuela tiene 34 millones de habitantes, Ricardo Sánchez o un pelo más? Bueno no importa entraré a la pagina “güé” de Manuel Rosales; regreso a lo de la carta semiabierta(¿hasta cuándo abierta?) a Alfonso Halimi, perdón, Marquina, Halimi era un boxeador muy bueno de los años de la pera. Pero usted, señor Marquina ¿ama el boxeo? Oiga, que buena sería que usted hubiese tomada esa carrera: seguramente que algún promotor lo hubiese llamado “Kid Cabeza Blanca”

Señor Alfonso Marquina ¿usted vio la noche en la cual Danierl Ortega fue corroborado a la presidencia de Nicaragua por tercera vez por el pueblo? Esa noche había en esa plaza presidentes y príncipes y a todos los nombró Daniel, pero la apoteosis fue cuando dijo “¡El Presidente bolivariano Hugo Chávez¡”. Parecía un concierto de Calle 13, miles de jóvenes lo vitorearon ¿sucedería lo mismo si Capriles Radonsky fuera el presidente de Venezuela? ¿Diego Arria? Por cierto eso Diego antes no era apellidado De La Vega, es decir el padre del Zorro? Estoy tan viejo, my god!

Señor Alfonso Marquina hace poco me colgaron una nota en esta misma Aporrea en la cual escribí que conocí a Adolf Brossman, un alemán que fue pana del Dr Mengele y él lo nombró a usted y a HRAllup. En verdad me reí mucho, pero, ¡caray! Usted es venezolano y sentí por usted mucha lástima, sabe, señor Alfonso Marquina hay hombres que dan lástima. Y dan lástima porque hacen el ridículo, porque los mata la impotencia, porque no admiten los logros ajenos, porque obvian la obra ajena por enanismo, por brutos por ignorantes…

Usted se vio muy mal lanzando jabs y uper, usted telegrafía la DERECHA y descuida que la IZQUIERDA está muy bien plantada en todos los rines de Latinoamérica, razón más que suficiente para que se haga con la máxima diadema del amor, el progreso, la inclusión, la educación y el deporte.

Lea esto señor Alfonso Marquina: es una parte de una canción revolucionaria:”Vamos venciendo el dolor de un pasado de miseria” y esto: “Yo adoro a Chávez, él fue enviado por Dios para protegernos de los antiguos ladrones de la IV”- eso se lo escuché a gente del pueblo, ¿qué le parece? ¿Cuál mujer de la burguesía va a lloran en un mitin por el Country a favor de Leopoldo López? ¡Ninguna señor Marquina, el pueblo es Dios taconeando las calles de los pueblos, de sus hijos…

USTED señor Alfonso Marquina al no reconocer lo que se hace por el pueblo, no está en los planes de él, del pueblo. Usted es una pieza, señor Marquina de una organización política que continuo la dictadura de Pérez Jiménez, construyendo la DIGEPOL, esa cámara de tortura, de donde emergían gritos horripilantes en las madrugadas y eran invadidos ranchos y apartamentos para sacar a culatazos a quienes se oponían a ese partido, ¿olvida Yumare? ¿Olvida a los jóvenes lanzados desde helicópteros? ¿Olvida Cantaura? ¿Olvida El Caracazo? ¿Sí? ¡’Pues el pueblo no!

En Nicaragua un joven llamó a Hugo Chávez “El símbolo para la revolución de los pueblos de Latinoamérica” ¿Podría alguien llamar de esa manera a Pablo Pérez, a Capriles Radonsky? ¡No señor Alfonso Marquina, sus golpes contra el vacío, contra las sombras que lo persiguen, contra los sonidos que se anidan en sus orejas recordando las muertes que ocasionó su partido AD en Venezuela, lo están volviendo loco: usted olvido la coherencia, la simetría, es una lata de refresco sobre las aguas de un océano de sangre llamado AD…su partido, su siniestra organización que el pueblo lanzó al ostracismo. Adiós señor Marquina, usted y Adolf Brossman tal vez se vean en las candentes pailas del infierno¿le lanzará usted su recto de derecha en ese lugar, por haber dicho lo que dijo

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2689 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Ángel V. Rivas


Visite el perfil de Angel V Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US N /oposicion/a136816.htmlCUS