Testimonios de la Gran Misión Vivienda Venezuela

Una vivienda les cambió la vida

Conjunto residencial en Catia.

Conjunto residencial en Catia.

Credito: Ender Curbelo

Yurbelys Hurtado y sus dos hijos.

Yurbelys Hurtado y sus dos hijos.

Credito: Ender Curbelo

Gladys Mundaraín.

Gladys Mundaraín.

Credito: Ender Curbelo

Testimonios.

Testimonios.

Credito: CiudadCCS

05/11/12.- “Gracias a una carta que le di personalmente al presidente Hugo Chávez es que hoy este sueño de tener una casa segura para mi familia se hace realidad”.

La expresión es de Yurbelys Hurtado, madre de dos hijos con discapacidad, quien fue adjudicada hace mes y medio por la Gran Misión Vivienda Venezuela en el Conjunto Residencial Catia ubicado en la avenida Sucre.

El urbanismo cuenta con dos edificios conformados por 48 apartamentos cada uno, albergando aproximadamente a 96 familias venezolanas que se encontraban sin una vivienda digna.

Yuberlys de 35 años y abnegada al cuidado de sus pequeños Róger y Rodolfo con 11 y 10 años respectivamente, explica que a sus hijos les fue diagnosticada una enfermedad degenerativa de nombre distrofia muscular tipo Duchenne, cuyo mal viene dado por una debilidad en los músculos, que impide con el paso del tiempo, la movilidad del cuerpo, lo que no le permite ingresar al mundo laboral.

Relató que ya sus hijos no caminan, pero que cuenta con la ayuda y el apoyo que le han brindado su familia y el Gobierno Revolucionario. “Esto hace sentir a mis hijos más motivados”, dijo con mucha serenidad.

Relata emocionada que la carta se la entregó al jefe de Estado en una concentración en los Valles del Tuy, estado Miranda.

“Me lo encontré de frente y le llamó mucho la atención la situación de los niños cuando los vio. Al día siguiente de haberle entregado la petición de vivienda, comenzaron a llamarme para iniciar los trámites pertinentes”, explicó.

Yurbelys fue beneficiada con un apartamento de tres habitaciones, sala, comedor, cocina, totalmente amoblado y equipado.

Contó que antes de adquirir vivienda propia, vivía en casa de su madre ubicada en un sector de alto riesgo de los Valles del Tuy, estado Miranda.

“En un momento perdí las esperanzas de tener una casa digna, donde pudiera darle más comodidad a mis hijos”, precisó.

“Vivir aquí es como vivir con Dios” y concluyó agradecida por la atención inmediata a su caso desde el Gobierno Nacional y por la adjudicación de su vivienda.

UN PROYECTO PARA TODOS

Otra historia, es la de Gladys Mundaraín, una mujer de 60 años que padece de una discapacidad para caminar debido a una mala praxis médica de la que fue víctima al colocarle una prótesis en la cadera. Gladys, madre de dos hijos varones y de una adolescente fallecida por arrollamiento, no es damnificada por las lluvias de 2010, sino una de las 35 familias que salieron del galpón Bazar Caracas, ubicado a un lado de las Residencias Catia, donde vivió por 23 años. “No lo estoy disfrutando como quiero porque me cuesta mucho caminar y no tengo a mi hija aquí, pero valoro y agradezco el aporte que nos hizo el Gobierno y el presidente Chávez”, expresó con lágrimas en sus ojos.

Mundaraín espera ser trasladada a Cuba con la finalidad de que le realicen otra operación que pueda mejorar la situación de salud.

“Mi hermana me brinda colaboración para hacer las diligencias para trasladarme (a Cuba)”.

Comenzó la organización comunal

Gisela Machado y Zuly Mora son voceras principales de las Residencias Catia. Ellas conjuntamente con otros vecinos, promueven la creación de un consejo comunal que pueda brindar apoyo a la comunidad.

Ambas egresaron del Bazar Caracas junto con sus familiares y fueron igualmente beneficiadas con el proyecto de vivienda.

“Aunque todos los que se encuentran habitando en este complejo no son damnificados, colaboramos en conjunto con lo que es el mantenimiento del edificio”, sostuvo Machado.

Mora comentó que en el complejo velan para que se cumplan las normas establecidas previamente por el Ministerio de Vivienda y Hábitat.

“La colaboración tiene que ser de parte de todos para un mejor desenvolvimiento con la comunidad”, indicó la vocera.

Machado y Mora hicieron un llamado a las familias que se encuentran aún en los refugios para que no pierdan la esperanza porque el Gobierno está trabajando para ubicarlos y otorgarles una vivienda digna donde puedan vivir tranquilamente.

ANDREA DÍAZ MOTA/CIUDAD CCS

Esta nota ha sido leída aproximadamente 6303 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /misiones/n217593.htmlCUS