Un testimonio desde La Habana

¡Esta Revolución no va a desaparecer!

Por qué votaré este 7 de octubre por el Presidente Hugo Rafael Chávez Fría, es sencillo y corto de relatar.

Soy una de las personas que goza del beneficio que este Gobierno le otorga a su pueblo. En estos momentos me encuentro en Cuba. ¿Cómo llegué aquí? Para los que no se ha enterado, el pueblo venezolano tiene la oportunidad de mejorar su calidad de vida y aun mejor, de seguir viviendo, gracias a que existe un Convenio Internacional de salud entre Cuba y Venezuela, dicho convenio recibe a miles de venezolanos con patologías diferentes, personas que no consiguieron solución a sus enfermedades y aquí llegan con una esperanza de salir caminando, viendo, respirando, sin adicción, con mejor calidad de vida, con una nueva oportunidad de vivir.

Tenemos la ocasión de ser atendidos por especialistas y hacernos exámenes con equipos de alta tecnología. Recibimos la mejor atención a nivel de un hotel 4 estrellas. No tenemos la preocupación de cómo haremos para pagar la consulta, terapias, operaciones, curas, etc. Si hablamos de la comida, lo que tenemos que hacer es llegar al comedor y escoger lo que nos apetezca comer. Señoras que vienen como acompañantes preparan arepas y así nos sentimos más cerca de nuestras costumbres. Nos llevan a pasear al centro de la Habana, en autobuses para turismo, a todo lujo todos los domingos.

Tenemos un ciber, que consta alrededor de 40 computadoras que nos permite comunicarnos con nuestros familiares.

Sobre todo lo primero que nos da este pueblo cubano es AMOR y SOLIDARIDAD.

El día de la madre y del padre, nos hace un agasajo la embajada de Venezuela, traen hermosas tortas. Artistas cubanos nos deleitan con sus canciones, nos dan una tarjeta de 10$ para comunicarnos con nuestra gente

Soy paciente de la tercera edad del Convenio, porqué especifico “la tercera edad” porque para los que ya vamos en declive, en cuanto a salud y otras cosas, conseguir que se nos atienda como seres humanos, que luchen por hacer que podamos seguir siendo aptos de vivir por nosotros mismos, para que no seamos un estorbo o peso para nuestras familias, es la demostración de amor más grande del mundo.

He visto llegar a compatriotas a Cuba con pocas posibilidades de vida y han sido curados. Niños y niñas con problemas cerebrales, con diagnósticos herrados, hechos por médicos inescrupulosos, porque en lo único que piensan es en el dinero, porque para ellos los seres humanos valemos por el tipo de seguro que tengamos y cuando han exprimido lo último que queda de él nos desechan como carne de tercera y nos dicen que no tenemos remedio, que es mejor que terminemos nuestros días en nuestras casas, con nuestros familiares.

Hoy nuestro Presidente nos ha dado la oportunidad de vivir con dignidad.

Entre tantos pacientes que llegan al Hotel Internacional de Salud “la Pradera” no todos están con la revolución. He conocido madres que han tenido que dejar el odio al Presidente y han aceptado la ayuda que se les da aquí. Lamentablemente no todos los opositores que reciben esa tremenda ayuda, saben agradecer lo que hicieron por su paciente, pero no importa, estamos seguros que algún día entenderán que lo que está haciendo nuestro Presidente es para todos los venezolanos y que lo que tenemos que hacer es aplaudir y ser vocer@s del bien que ha recibido de nuestra revolución. Pero tranquilos, que como sabemos, somos mayoría y aquí en Cuba, los pacientes que hacemos vida en los distintos hoteles estamos resteados con el que nos ha tendido la mano y nos da amor a manos llenas.

Perder este Convenio sería el desastre más grande que los venezolanos pudiésemos permitir y ¿cómo lo evitamos? Muy sencillo, tenemos que estar al lado de nuestro Presidente el 7 de octubre y así mantendremos todas las misiones que han hecho que nuestro pueblo surja.

Desde la tierra de Martí, lanzo un grito de:

¡VIVA CHÁVEZ!

¡VIVA LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA!

¡VIDA, SOCIALISMO E INDEPENDENCIA!

Carmen Pacheco

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3140 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Carmen Beatriz Pacheco


Visite el perfil de Carmen Pacheco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /misiones/a145354.htmlCUS