Las Misiones, armas de votación masiva

“Las grandes misiones sociales solo pueden ser ejecutadas en socialismo,

ya que bajo esta corriente es que son concebidas para atender al pueblo

y no para enriquecer a los grandes empresarios” (Hugo Chávez).

El Arma más potente a la cual se debe enfrentar  la oposición venezolana son las Misiones que ha implementado el gobierno Bolivariano y socialista de Hugo Chávez Frías. La torpe oposición venezolana cayó en su propia trampa al descalificar en reiteradas ocasiones a las misiones establecidas por la Revolución para atender las grandes necesidades del pueblo en materia de salud, educación, cultura, vivienda deporte, niñez, tercera edad, entre otras.

El actual candidato de la oposición que también es gobernador del estado Miranda, al inicio de su mandato desalojó de las instalaciones de la gobernación mirandina a las Misiones del gobierno nacional, en algunos casos con violencia. Pobre muchacho que no puede medir sus actos y actúa irreflexivamente según el libreto que le entregó el Departamento de Estado Norteamericano.

En  momentos, la oposición venezolana no se da cuenta de sus torpezas y hasta se afincan en ellas para apuntalar las campañas fallidas en  contra las políticas del gobierno revolucionario. Hoy pretenden tomar como bandera a las Misiones Bolivarianas sin darse cuenta que ese discurso se les ha convertido en un búmeran que les devuelve con fuerza y de manera demoledora, los golpes que ellos y ellas pretenden propinarle al gobierno revolucionario.

¿Cómo esconder lo dicho contra las Misiones? - ¡Socorro! ¡El lobo! ¡Que viene el lobo!

El proyecto de Ley Misiones para todos por Igual, propuesto por la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), es la mayor hipocresía de una oposición que en 2007 satanizó la Reforma Constitucional, que planteaba darle en ese momento rango constitucional a las misiones Sociales del gobierno revolucionario. Ahora los maltratados médicos integrales, los cultores y los profesores graduados en nuestras universidades bolivarianas creadas por este régimen, son sospechosamente reconocidos por quienes han satanizado su origen, procedencia y títulos.

Podemos decir que Las Misiones derrotaron a la oposición, derrotaron al capitalismo, al mismo  imperialismo, porque hablar de las misiones es hablar de socialismo, es hablar de pueblo, es hablar de Chávez. En el Corazón de la gente está fuertemente sembrado el presidente Chávez, en aquellos que no tenían derecho a la salud, a la educación, a un techo, que ni tenían el derecho a la vida.

No quieren reconocer que Chávez está ganando desde hace doce años en las preferencias del pueblo venezolano. Se olvidan de aquel viejo principio de la sociología política que dice que quien impone el discurso es quien está ganando. Desde hace doce años la oposición venezolana se quedó sin discurso y sin banderas. Chávez los ha dejado sin nada que ofrecer electoralmente, en un mundo de fin de la guerra fría.  

Aquello que denominaron con la caída de la Unión Soviética como el fin de las ideologías o  la sensación generalizada de que la democracia liberal iba a imponerse antes o después como modelo único de explotación y gobierno se cayó con el surgimiento de una nueva Ideología y filosofía política que toma cuerpo en América Latina, con la influencia fuerte de la Revolución Bolivariana y la nueva concepción del Socialismo del Siglo XXI.

La teoría de Francis Fukuyama, funcionario del Departamento de Estado de los Estados Unidos, quien hablaba del fin de la historia y de las ideologías, en su publicación en 1989 (Acompañando los Procesos de Desmoronamiento de los Regímenes de Europa Oriental y la Perestroika de Gorbachov) Planteamiento que tuvo gran difusión entre los sectores de extrema derecha en todo el mundo capitalista, dado el contexto de predominio ideológico liberal y particularmente neoconservador que se visualizaba en el mundo tras la caída del muro de Berlín y de todo el sistema comunista de la Europa oriental.

Ni en Venezuela, ni en ninguna parte del mundo, Misiones Sociales  y Capitalismo son compatibles. Ellas están enfocadas en el beneficio del pueblo desde una perspectiva socialista, popular y de forma gratuita para todos y todas. El capitalismo ve a la salud, la educación, la cultura, y la recreación como un negocio que debe dejar grandes intereses para el sector de la economía privada.

Hoy, en la presente coyuntura electoral, la oposición venezolana, está haciendo uso de manera demagógica de todos aquellos elementos creados por la Revolución Venezolana, para posicionarse en el espectro de las preferencias electorales de las grandes masas de electores que decidirán el futuro político de nuestro país. Doce años criticando los logros y beneficios logrados por el pueblo venezolano, amenazando con acabar con las Misiones Sociales del Gobierno revolucionario, hoy se les convierte en su mayor derrota, en su más grande frustración política.

Así como se dieron cuenta que la Constitución Bolivariana les era necesaria para seguir sobreviviendo en ese mundo político paralelo que se han construido utilizando los principios gobbelianos del nazismo alemán, de repetir una mentira un millón de veces hasta que esta se convierta en verdad o pueda parecerse a ella. Este principio nazi de mucho uso por la oposición venezolana se les ha convertido en su mayor trampa. Ellos mismos han sido víctimas de su mezquindad al no reconocer de manera honesta los logros de la Revolución Bolivariana obtenidos a través de las Misiones Sociales.

La torpe oposición venezolana,  reactualizó el cuento de Pedrito y el Lobo, varias veces se ha puesto a gritar: - ¡Socorro! ¡El lobo! ¡Que viene el lobo! Con la Misión Barrio adentro y nuestros hermanos cubanos lo gritaron hasta la saciedad, presentaban a esta Misión como una farsa, pero el pueblo sentía  que por primera vez tenía un medico y los tratamientos y terapias en su propio barrio.

- ¡Socorro! ¡El lobo! ¡Que viene el lobo! Donde los millones de excluidos del Sistema de Educación Universitario, veían y ven una oportunidad de estudiar y superarse, los miembros de la oposición solo denunciaban supuestos fraudes educativos.

- ¡Socorro! ¡El lobo! ¡Que viene el lobo!- Y los ancianos y ancianas reciben sus pensiones y jubilaciones, y se ha promulgado la Nueva Ley Orgánica del Trabajo que beneficia a millones de trabajadores Venezolanos.

El próximo 7 de Octubre, el pueblo se va a pronunciar masivamente contra esta triste oposición venezolana que no ha sabido interpretar los signos de los tiempos y las aspiraciones del pueblo que despertó para conquistar su liberación y no volver a dar un paso atrás.

Moraleja: Si la oposición sigue diciendo tantas mentiras, al final el pueblo no les creerá nunca más.  Deben practicar un poco diciendo la verdad alguna vez, quizás llegará el momento de ser más honestos y ver otros horizontes políticos. El Arma más potente a la cual se debe enfrentar  la oposición venezolana son las Misiones que ha implementado el gobierno Bolivariano y socialista de Hugo Chávez Frías.

¡El Pueblo nunca olvida!


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3268 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /misiones/a143075.htmlCUS