(AUDIO) Programa "Horror a la oligarquía"

Nada les sale bien porque ignoraron a Chávez

El gobierno despilfarró la conexión espiritual que la masa tenía con el Comandante, ese vínculo ahora es utilitario, un intercambio comercial de apoyo por dádivas.
La conducta en las elecciones demuestra este nuevo patrón: son un torneo de socialdemócratas cortejando a la sociedad, dos bandos, dos negocios disputando clientela. "Si ellos ganan te quitan las cosas que el gobierno te ha dado", dicen unos. Los otros responden "agarra lo que te den pero vota por nosotros", "si el gobierno sigue no habrá más repartición"; o, desesperados, pontifican: "Con dádivas no se compran votos". Es un coqueteo vergonzante a una masa reducida al consumo fácil, despojada del sentido de la vida.
El gobierno insiste en atender lo material y olvida lo espiritual. Las últimas medidas son un intento vano de proteger la repartición que ya la lógica del capital capturó, porque es esa lógica el origen del “bachaqueo”, de los sobreprecios, de la especulación, de la corrupción, de las colas. "Si da lucro, es ético".
En la práctica se restituyó el pacto de punto fijo, regresamos a antes del 4 de Febrero. Ahora bien, aquel pacto estaba podrido, y entonces regresamos a lo podrido. Son tiempos difíciles, el capitalismo trata de restablecer su dominio que ya el punto fijo no puede garantizar. Son tiempos de crisis. Y la crisis es revolucionaria, aún hay tiempo de salvar la vía socialista.
¡Sólo el chavismo puede salvar al chavismo!
El gobierno despilfarró la conexión espiritual que la masa tenía con el Comandante, ese vínculo ahora es utilitario, un intercambio comercial de apoyo por dádivas.
La conducta en las elecciones demuestra este nuevo patrón: son un torneo de socialdemócratas cortejando a la sociedad, dos bandos, dos negocios disputando clientela. "Si ellos ganan te quitan las cosas que el gobierno te ha dado", dicen unos. Los otros responden "agarra lo que te den pero vota por nosotros", "si el gobierno sigue no habrá más repartición"; o, desesperados, pontifican: "Con dádivas no se compran votos". Es un coqueteo vergonzante a una masa reducida al consumo fácil, despojada del sentido de la vida.
El gobierno insiste en atender lo material y olvida lo espiritual. Las últimas medidas son un intento vano de proteger la repartición que ya la lógica del capital capturó, porque es esa lógica el origen del “bachaqueo”, de los sobreprecios, de la especulación, de la corrupción, de las colas. "Si da lucro, es ético".
En la práctica se restituyó el pacto de punto fijo, regresamos a antes del 4 de Febrero. Ahora bien, aquel pacto estaba podrido, y entonces regresamos a lo podrido. Son tiempos difíciles, el capitalismo trata de restablecer su dominio que ya el punto fijo no puede garantizar. Son tiempos de crisis. Y la crisis es revolucionaria, aún hay tiempo de salvar la vía socialista.
¡Sólo el chavismo puede salvar al chavismo!
El gobierno despilfarró la conexión espiritual que la masa tenía con el Comandante, ese vínculo ahora es utilitario, un intercambio comercial de apoyo por dádivas.
La conducta en las elecciones demuestra este nuevo patrón: son un torneo de socialdemócratas cortejando a la sociedad, dos bandos, dos negocios disputando clientela. "Si ellos ganan te quitan las cosas que el gobierno te ha dado", dicen unos. Los otros responden "agarra lo que te den pero vota por nosotros", "si el gobierno sigue no habrá más repartición"; o, desesperados, pontifican: "Con dádivas no se compran votos". Es un coqueteo vergonzante a una masa reducida al consumo fácil, despojada del sentido de la vida.
El gobierno insiste en atender lo material y olvida lo espiritual. Las últimas medidas son un intento vano de proteger la repartición que ya la lógica del capital capturó, porque es esa lógica el origen del “bachaqueo”, de los sobreprecios, de la especulación, de la corrupción, de las colas. "Si da lucro, es ético".
En la práctica se restituyó el pacto de punto fijo, regresamos a antes del 4 de Febrero. Ahora bien, aquel pacto estaba podrido, y entonces regresamos a lo podrido. Son tiempos difíciles, el capitalismo trata de restablecer su dominio que ya el punto fijo no puede garantizar. Son tiempos de crisis. Y la crisis es revolucionaria, aún hay tiempo de salvar la vía socialista.
¡Sólo el chavismo puede salvar al chavismo!

elaradoyelmar.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7322 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

US Y ab = '0' /medios/n279940.htmlC0http://NON-VE CAC = .