La libertad de expresión y la patria: dos víctimas utilizadas

LA LIBERTAD DE EXPRESION Y LA PATRIA:   DOS VICTIMAS  UTILIZADAS

 Son muchos los discursos, los escritos y las imágenes que, a nombre de la patria y la libertad de expresión se han hecho.  Se de hechos vividos -que no me lo han contado- donde un bárbaro torturador, sale a los cuatro vientos pegando gritos de alarma ante las cámaras de un canal de televisión;  que se caracteriza precisamente por crear matrices de opinión que conducen al terrorismo colectivo,  diciendo que en Venezuela se violan los derechos humanos de unas personas, por que les impidieron incendiar la ciudad y asesinar a inocentes, cuyo delito es tener la piel de otro color y pensar diferente.

    Los espacios comunicacionales y los no comunicacionales, están  saturados de mensajes libres. Sobre la instauración de una dictadura comunista; Paradójicamente reza que “no hay libertad de expresión ni de movilización”. Empresarios que hablan de la coartación de la democracia y de la privación de las libertades. Que la justicia está secuestrada, pero mientras tanto,  le saquean literalmente el bolsillo al pueblo; estafándolo con todos los artículos que venden, cobrando sobre precio.  Valiéndose de subterfugios  economicistas y propagandísticos, sabotean la producción nacional, para importar basuras mal elaboradas, con las cuales hacen jugosas estafas, y diciendo a la vez, que el gobierno está acabando con los empresarios fabricantes criollos.

     Las agroindustrias, sabotean la producción de los campesinos y productores venezolanos, les ponen trabas para no recibir las cosechas,  pagan a destiempo y a mal precio, los roban con los controles y pagan  a baja calidad lo que posee optima  clasificación, le niegan el acceso a los productores a los laboratorios donde se hacen los análisis. Todos los años, se comprometen con el gobierno y los productores para cambiar lo que  nunca cambiará.  Por que es parte de su negocio.  Traban la recepción de la caña de azúcar de los pequeños productores, para rendirlos, pues para los centrales es más negocio procesar el azúcar bruta importada, que moler la caña.  Con lo que cometen una estafa de triple piquete y a la vez, sus socios se van posesionando nuevamente de las tierras, que por razones de miseria, compran barata a los productores.  Para esto, hay cómplices dentro del estado, pues aunque se prohíbe la venta de la tierra.  En una confabulación maquiavélica, terminan validando la patraña, mediante la cual le despojan por hambre, la tierra al mas pendejo.

     En nombre de la patria. Los tracaleros anti pueblo, conforman “organizaciones civiles”-ONG`S-,  luego se dirigen a organismos  internacionales, a cargo de funcionarios tarifados y comprometidos con intereses transnacionales  - que fueron los que los colocaron allí-. Desde ese escenario se monta una pantomima, que es reflejada en todo el planeta mediante sus medios de comunicación. Presentando al estado victima, como victimario. 

   En todo este tinglado. La patria y los medios de comunicación,  son solo pretextos, con los cuales se imponen matrices para lograr objetivos oscuros. Pero no crean que la arremetida viene solo desde esa única trinchera.  Existen personas tan bajas, que para lograr obtener privilegios y ventajas económicas, políticas y sociales. Se disfrazan hasta de revolucionarios o justicialistas, se ponen uniformes y colores, de manera fácil y sin desparpajo.  A veces son los propagandistas más destacados y activos de la causa elegida por éllos a conveniencia. Incluso hasta hacen algunos sacrificios programados y pregonados, cuyos efectos, los ascienden a posiciones partidistas,  hasta legar a sitios de liderazgos 

   Pero en medio de toda esa pesadilla, hay un gran numero de personas; que si tienen fe y esperanza en una nueva constitución social, política y económica.  Que creen en el nacimiento de otra sociedad. Establecida sobre bases de justicia, igualdad, respeto y solidaridad.  Ese grueso de personas, son las victimas, los blancos propagandísticos y engañosos de los que solo piensan en éllos y sus intereses.

    Es necesario trabajar cada segundo, minuto, hora, día, mes… para acabar por desenmascarar a esas alimañas, que dentro y fuera de los procesos revolucionarios hacen daño. La labor de concientización, es una labor colectiva y de todo momento, en espacios abiertos, a la vista de quien debe ser dirigida  la acción a favor.  Los espacios cerrados, son excluyentes y limitativos, los pueblos están acostumbrados a las plazas y espacios amplios, no los encerremos en cuatro paredes frías, no le temamos al debate publico.

      La patria y la libertad de expresión es propiedad absoluta de los pueblos, y si están organizados por sus intereses colectivos, más aun.  No los dejemos solos para que se las secuestren otra vez, las elites explotadoras y asesinas. VAYAMOS A LAS ASAMBLEAS PUBLICAS POPULARES.  ¿Quiénes le temen al pueblo?

                                        

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1026 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /medios/a80938.htmlCUS