Toma lo tuyo: Mario Silva

Alguien escribió en un artículo por Aporrea: afirmando al comienzo del mismo que, la Fiscalía General de la República, determinó que el “Audio de Mario Silva es auténtico”. Claro que es así, porque si es el “audio” de él (su audición), no puede ser de otro, primer gazapo y lo otro es que Mario Silva sigue siendo el director y presentador de La Hojilla, por lo que ese ex presentador no cabe, da entender que no existe, lo que es mentira.

Vayamos a lo nuestro que lo más que hay es tela que cortar y éste para mí sí es el artículo 500. Me consta.

Inmadurez política, ¿Mario Silva, inmaduro? No lo creo, eso no es posible si él está con Maduro como oferta primero y, disposición de Chávez y decisión de la mayoría del pueblo, aunque, el idiota de Capriles, no lo acepte.

Egocéntrico, todo lo que digan de ti, Mario, lo creo, pero esa palabra no, no te cuadra –ni de vaina. Criticas, claro y quién no, esa es la función de todo buen venezolano consciente de tener conciencia del darse cuenta. ¡Coño, Mario y, a quién, dentro del proceso bolivariano, destruiste con tu lengua viperina? ¡Lengua larga y dañino, hombre!

Y, además, ¿tuviste el cinismo de decir que Diosdado, le gusta el dinero? ¿Y, a quién no? Malvado. ¿Será que el sistema capitalista existe, el neoliberalismo? ¡Mario, injurioso!

Y, llamaste a Maduro, palomino Vergara. No. Mario Silva no, te pasaste, ese es un gallo con las espuelas de Chávez. ¿Y, qué él (Maduro) alucina? Insoportable, tu desfachatez –malo, malo.

Tampoco se te perdona, Mario Silva, decirle a Arreaza soplón. No, no puede ser. Sí, a él, lo que le gusta es tener un micrófono en sus manos, para incentivar la revolución en alta voz. ¿Y, quién te dijo a ti, Mario Silva que, eras el único revolucionario, ¡oh no!, traición en puerta. Eso no se dice, y qué quedará para los demás, entre tantos sacrificados por la revolución de su satisfacción. Y desde ya, te refuto y, que además, pienses si lo has pensado que todos los demás son corruptos, idiotas o imperialistas infiltrados. Eso es penable, Mario Silva. Así que atente a las consecuencias penales que tú “detractor” gozaría un puyero contigo en la cárcel y para tu fortunio te visitará y te llevará manzanitas pecadoras y de discordia a tu gusto.

Esa grabación, Mario, y sin derecho a patalear –evidencia tu “responsabilidad política por dichos imprudentes (¿indecorosos?) y cizañeros, fomentando la división entre camaradas …” Y, además como se te ocurre –“bestia política desleal”, por deducción- aupar el enfrentamiento entre hermanos, (fratricida, eres un Caín insepulto) y, la guerra interna en la Alta Dirigencia de la Revolución Bolivariana”. ¿Qué armas, utilizaste, Mario Silva? Bayonetas, obús tripartito, o acaso bazuco colombiano, o fogatas de miedo guerrerista. ¿Qué querías, Mario, “provocar un estallido político que pondría fin a 14 años de construcción del socialismo del SXXI”. Impúdico, Mario Silva. ¿Cómo es eso que, yo no entiendo que, querías poner fin al socialismo del SXXI? Bárbaro, sin terminar el siglo y, qué es eso, te estás adelantando en el tiempo y, quién te dio esos insoslayables poderes. Te sale por tanto, sin derecho a réplica, pa-re-dón a tus males quejumbrosos y en oprobio a tu desconsideración y puntos bajos: no puedes volver atrás, pero, tampoco guiarás tus pasos adelante. Serás convertido en estatua de sal impura, por engorroso y calumniador, además, sembrador de tempestades y, como perdón sin merecerlo vivir con una Hojilla al pescuezo que no te permita girar, la mal pensada que tienes por centro de información agitadora y, tempestuosa. Además calva.

Hace tiempo que se lo dije a usted, amigo, Mario Silva, y lo recuerdo como si otro lo hubiera escrito en Aporrea que, el enemigo no es Diosdado, para que lo pongas a pelear con Maduro, “sino Fedecámaras, la Casa Blanca y, otros agentes del capitalismo” y, otra vaina que debes recordar de por vida es “reflexionar y dar mejores consejos” que no opaquen el panorama revolucionario y, olvídese de su Hojilla, que esa murió de muerte súbita. No te lo digo yo, pero sí otros, pero…Y, por favor, estudia, Mario Silva y déjate de joderle la paciencia a nuestros máximos líderes y si te place jode de otra forma y no te metas con los cubanos y recréate leyendo a Gramsci a ver si algo bueno se te pega de ese fulano que, a tv, no vuelves más que, a decir de un chino famoso que me cuesta trabajo escribir su prosapia dijo, hablando de los gatos que no importa su color: su función es cazar ratones. Entendió. O sino vas a vivir siempre con la espada de Damocles clavada por cualquier “puritano” que te quiera fastidiar y ganar puntos con la miserable de idea de fomentar el odio, aunque lo dudo…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 12020 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /medios/a170757.htmlCUS