Medios y comunicadores independientes, la clave del Socialismo del Siglo XXI

Es importante comprender, que sin medios ni comunicadores no podría existir, en Venezuela ni en ninguna parte, el Socialismo del Siglo XXI, que nuestro proceso ha institucionalizado, proyectándolo, globalmente, como una alternativa de independencia política.

Cuando la misma derecha facista que hoy, representada por Capriles Radonski, pretendía tomar el poder, mediante un golpe de Estado, en el 2002, secuestró al Presidente legítima y democráticamente elegido por la mayoría del pueblo venezolano, con la complicidad – como siempre – de la jerarquía de la Iglesia Católica, todos dimos por hecho el golpe cuando el canal de Venezolana de Televisión dejó de verse, con la intervención de esa basura que tuvo el descaro de llamar “basura” al medio más importante del país.

No hay vida política dentro de ningún gobierno, sin medios masivos que representen, día a día, minuto a minuto, sus ideas y praxis, sobre todo la televisión, que captura los dos sentidos más importantes que tiene el ser humano, a saber la visión y el oído. La radio y los medios escritos no son menos importantes, pues todos son vitales y es absolutamente necesario comprender que, sin ellos, nuestro gobierno socialista no podría existir, sobre todo si subsisten los llamados medios de “oposición”, especializados en crear “realidad” desde los mismos titulares.

Esto de crear “realidad” nos recuerda una premisa fundamental de la psicología: toda idea, una vez aceptada, tiende a convertirse en acto... y este es el secreto de la manipulación diaria que los medios de oposición fomentan, principalmente desde los titulares, en su esfuerzo por negar la verdadera realidad, creando mediáticamente otra a conveniencia, mejor dicho, a conveniencia de los intereses de la alta burguesía y del neoimperio anglófono, a saber Estados Unidos-Inglaterra, que arrastra a la OTAN, por lo cual toda la Unión Europea se halla implicada… neoimperio que – aunque en crisis – aun trata de controlar el mundo.

Queremos referirnos, especialmente, a cuatro personajes cuyo mensaje, a través de los medios que representan el proceso socialista que adelanta nuestro gobierno, mano a mano con las mayorías populares, enriquece, día a día, el Socialismo del Siglo XXI: Walter Martínez, mejor dicho, su programa “Dossier”; Vladimir Acosta, con sus acertadas intervenciones críticas; Mario, siempre cortando con su “Hojilla”, y Martín GuedeZ, quien ha simplificado el socialismo identificándolo con el amor y “las cosas más sencillas”…

Esto no quiere decir que sean los únicos que enriquecen, diariamente, nuestro Proceso, como lo hace virtualmente, Aporrea, por ejemplo, al divulgar el pensamiento de todos nosotros, o Pérez Pirela, con su “Cayendo y Corriendo”, pero citamos a estos cuatro como ejemplo… ¿En qué noticiario del mundo, insistimos: del mundo, íbamos a enterarnos de lo que ocurre globalmente, digamos en Palestina, para citar sólo un ejemplo, si no tuviéramos a Dossier? Igual podríamos decir de cada uno de los otros cuatro y de todos los que no nombramos, pero ellos, no lo olvidemos, pueden hacerlo, gracias a los medios, como VTV, RNV, El Correo del Orinoco, Vea, las emisoras de FM, etc.

Le damos, pues, las gracias, a estos medios y a todas las personas que intervienen, día a día, minuto a minuto, en el ámbito de los medios de comunicación, para mantener vivo el proceso político Venezolano, que está creando ese socialismo abierto y democrático, único en la historia conocida, que nuestro gran líder denominó SOCIALISMO DEL SIGLO XXI.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 983 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /medios/a164447.htmlCUS