Las añejas enseñanzas de la “democracia” y sus hazañas

El patético cuadro que pudimos observar a través de medios audiovisuales, donde unos “valientes estudiantes” de esos que para demostrar su hombría se bajan los calzones en publico y muestran sus impúdicos traseros a los televidentes, protagonizaron en contra de un compatriota de la tercera edad, frente a la embajada de Cuba, donde ofrecían una rueda de prensa, nos hizo recordar aquella historia que conocimos de niños, cuando el valiente y moralista fundador del partido socialcristiano COPEI, empatotado con la falange que había fundado en la Universidad Central, denominada UNE, le propinó una paliza, que al final lo llevó a la tumba al septuagenario periodista, caricaturista y humorista, Leoncio Martínez, (Leo), fundador director del periódico humorista Fantoches.

Cuando vimos como ese abuelo, con todos sus bríos y dignidad, enfrentó a estos facinerosos que intentaban intimidarlo por su superioridad numérica y sus condiciones físicas, estrujándoles en su cara el talante fascista que les caracteriza, no pudimos menos que sentir asco y a la vez felicitarnos, porque afortunadamente ni son tan jóvenes y son una precaria minoría, los vagos y maleantes que en nuestro país asumen esas poses, que atraen el repudio de todos los honestos, solidarios, educados y pensantes del globo terráqueo, como este episodio, donde uno de ellos le lanzó al piso el monitor cardiaco o marca paso, que el transeúnte portaba en un pequeño estuche

Pero al mismo tiempo nos trajo una importante reflexión y es en torno a como los valores violentos de los socialcristianos y socialdemócratas perduran en el tiempo. Y son tan peculiares, que se mantienen petrificados, cual restos de dinosaurios. Son los mismos principios de la Santa Inquisición y del Oscurantismo.

La misma lógica de los gobiernos de la IV República: Si el mensaje no me favorece, matemos al mensajero. Si no podemos cambiar las ideas, entonces buenos son palos, cabillas y armas de fuego, para matarlas y desaparecerlas, como lo hicieron “La Cobra Negra” y la Sotopol la primera de Carlos Andrés Pérez y Luis Patiño Heredia desde el Ministerio de Relaciones Interiores y la segunda del sindicalista adeco Hugo Soto Socorro, maestro ideólogo y fundador de las afamadas federaciones sindicales, donde a los comunistas y del MIR se les excluía a plomo limpio aunque tuviesen mayoría.

Lo peor es admitir que detrás de esos valientes “estudiantes” fascistas, intolerantes, asalariados de la NED y USAID, están nada más y nada menos, que quienes se ofrecen como liderazgos frescos para rescatar al país de la “intolerancia y autoritarismo”, que ha impuesto el comunismo de Hugo Chávez, como lo son el gobernador de Miranda y el proveedor desde la vieja PDVSA, de las finanzas, para fundar la falange Primero Justicia, ambos aspirantes a la presidencia de la república y administradores de los dolares que la CIA y el MOSSAD, a través de sus diversas fachadas, entregan a la derecha venezolana, para financiar proyectos terroristas y desestabilizadores, contra la revolución bolivariana y contra la soberanía de la patria, como los protagonizados por los “Nalguitas blancas” adoradores de Adolf Hittler y Benito Musolini, que montaron su show en la embajada de la hermana república de Cuba, con la complicidad de Globovisión, Venevisión, Televen, El Nacional, 2001, Tal Cual y toda esa caterva de aparatos subversivos, que conforman el estercolero mediático apátrida y cipayo del imperio.

No nos podemos llamar a engaños, ni bajar la guardia, frente a las tretas de Urosa Sabino, Primero Justicia, Sociedad Patriótica, UNT, Alianza Bravo Pueblo, COPEI, AD y toda esa sopa de letras que junto a la cúpula corrupta de la iglesia católica, liderada por el Príncipe del Vaticano en Venezuela, o lo que es igual la MUD, están trabajando duro para buscar los recovecos que les permitan deslegitimar al gobierno venezolano y el liderazgo, de Hugo Rafael Chávez Frías, para servirl de cabeza de playa para una hipotética invasión gringa a nuestra amada patria.

A esta canalla nacional, se le ha unido la gusanera miamera, integrada por los banqueros ladrones y los terroristas y estafadores prófugos de la justicia venezolana, que conforman la sucursal en Estados Unidos de la MUD franquicia para la traición a la patria, que es bien pagada con los dolares que las agencias criminales del imperio dedican al fomento de actividades hamponiles y de desestabilzación contra los pueblos que no se arrodillan, frente al poderío del complejo militar, financiero y comunicacional que pisotea la dignidad del pueblo de Abraham Lincoln y George Wáshington y pretende esclavizar a la humanidad en nombre de la democracia y la libertad.

A estos agentes al servicio de potencias extranjeras en nuestro territorio, les instamos a dejar dormido el volcán del pueblo, que está utilizando su energía para contribuir en la construcción de un mundo mejor, con justicia, amor, solidaridad y sobre todas las cosas libertad, independencia y soberanía, y parafraseando al inmortal, compañero Salvador Allende; con grandes alamedas por donde han de transitar los pueblos libres del mundo, que están diciendo no a la globodominación de la mafia sionista que arrasa y saquea territorios y pueblos en nombre de la democracia y la libertad.

Señores golpistas, conspiradores al servicio del imperialismo del norte y de Europa, moderen sus trotes, no se desboquen, no sigan provocando e irrespetando a este pueblo que ya no es el mismo pendejo de los años 60, del siglo XX y ha descifrado la amenaza que para sus conquistas representan: Las añejas enseñanzas de la democracia y sus hazañas,

Periodista

CNP 2414 [email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 962 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /medios/a159694.htmlCUS