Carta lacrada a Ernesto Villegas

Apreciado camarada:
Además de gozar de la importancia de llamarte Ernesto, gozas la de ser el titular del MinCI en estos tiempos de fiero acoso mediático internacional y doméstico contra nuestro país y la Revolución. Tú sabes, el imperio jodón, y sus siervos de siempre…

Y decía en estos días, en uno de mis artículos que Aporrea publica amablemente, que tú has resultado la revelación burocrática de 2012, sin que burocrático, en tu caso, connote malaventura para la humanidad que no otra cosa pareciera significar el burocratismo. Y lo decía porque observo que exhibes una honesta lucidez, una humildad enaltecedora y un inflexible compromiso con la Revolución. Y además, que como periodista lustroso has logrado acaudalar, tanta información política, que tus respuestas, ya como ministro, resultan claras y muy persuasivas para nosotros, el pueblo, que solo (o que quizás, solo) intuimos verdades.

Pero sabes muy bien, Ernesto, que los medios mercantiles de comunicación, tanto domésticos como internacionales, son diestros en el arte de conseguir, que algo pase por verdadero, sin preocuparse para nada si en realidad lo es. Es más, tengo metido en la cabeza que ni se preocupan de esa obligación ética, sino que a propósito mienten porque su razón de ser es mentir, salvo que le pagues una “verdad”, muy bien, y preferiblemente en dólares… Es pues un vulgar negocio, donde lo que llaman la noticia es una mercancía, cuyo precio de mercado, esos medios, inflan a placer. Pero indudablemente que ellos tienen su límite. Y es cuando no alcanzan destruir, con sus mentiras, lo que se proponen.

En ese sentido el comunicador Chávez les metió las cabras en el corral. Diría mejor, que los escoñetó… Y perdóname si el criollísimo verbo que utilizo resulta desatento para dirigirse a un ministro. Pero te confieso aquí entre nos, que además de insustituible, en el contexto que pretendo figurar, me resulta suculento declamarlo. Aparte de que, en revolución, tú sabes, siempre estamos como en confianza.

En base a lo expuesto, pues, mi apreciado Ernesto, veo como ocioso, ineficaz, en esta dialéctica comunicacional que pudiera alcanzar lo erístico, que nos empeñemos en discutir con esos impúdicos, porque ellos tratarán de tener siempre la razón de manera ilícita; vale decir, que aun cuando tengamos la razón objetiva en un asunto atinente a la Revolución, ellos se empeñarán en hacerlo parecer, a los ojos de sus birlados usuarios, como falto de ella.

Así que me permito sugerirte, pues, y todo a los fines de demostrarle al mundo lo falaz que son esos medios mercantiles (domésticos e internacionales) sobre la realidad de Venezuela, y cuya índole falaz lo que persigue no es más que apaciguar la opinión internacional para justificar bajas acciones contra nuestro país, que en Telesur, y transmitido en todos los medios del sistema público y alternativos, haya un programa producido con filigrana estratégica y calidad de exportación, donde, en vez de discutir se demuestre, cabalmente, la naturaleza de las noticias falsas o tendenciosas que aparecen, en esos medios diariamente, en contra de Venezuela.

Como nombre del programa me suena “Entérese de la mentira” y, como sus moderadores me permito sugerir una pareja conformada por la excelente y hábil periodista, Lourdes Zuazo, y el camarada Erick Rodríguez, hombre vinculado profesionalmente al problema mediático y a sus diversas consideraciones multidisciplinarias. Y, como suplentes a Jorge Rodríguez, hombre de versátil locuacidad y capacidad de análisis, y a la sagaz periodista, Patricia Villegas, presidenta de Telesur. Y unido a ellos, un equipo de periodistas acuciosos que encuentren las noticias falsas y tendenciosas, y produzcan un guión que alcance la victoria de nuestra verdad. Tú me entiendes, Ernesto.

Te agradezco de antemano la atención que puedas prestarle a este asunto. Y quizás pulida esta idea, tanto por tu experiencia en los medios como por la de tu pujante equipo ministerial, pudiera resultar muy eficiente para desenmascarar las mentiras y ponerlas en evidencia en el escenario internacional.

Cordiales saludos, y muchos aciertos en tu gestión. Los necesitamos.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2141 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Raúl Betancourt López


Visite el perfil de Raúl Betancourt López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /medios/a157424.htmlCUS