¿Quién le pone el cascabel al gato?

Las Expresiones y Manifestaciones que se observan en determinados grupos  de la población  después de los resultados del 7 de Octubre, llaman a una reflexión por parte de las autoridades  de la Comunicación y de Salud Publica.

No se trata de una actitud retaliativa ni caprichosa, es la preocupación que produce, tal conducta, cuando se conocen las razones que llevan a muchas personas a caer en el histerismo político EXSACERVADO y que los organismos competentes no hagan nada al respecto.

Pues bien voy a decir algunas cosas con la intención, de que esta vez no hable con la pared, como normalmente ocurre con tantos planteamientos que se leen en estas páginas de Aporrea y que no le paran BOLAS ni por curiosidad los que están obligados a darle respuestas oportunas. O que solo tienen respuestas, cuando el Comandante Chávez se entera por  intermedio de algún papelito que  llega a sus manos.

Se trata que cuando en el país ocurre una epidemia de gripe o de cualquier otro virus que amenaza con contagiar a la población, inmediatamente se activan los mecanismos para pararle el trote a tal contaminación.

Ahora bien, si es del dominio público, que la población de este país, está siendo bombardeada las 24 horas del día, con una campaña contaminante que está enfermando la mente de mucha gente, tal como lo señalan estudios y opiniones de profesionales en la materia, ¿Cuál es la razón para que las autoridades de mi país, no le salgan al paso a esta virosis, que tiende a convertirse en epidemia llamada GLOBOVISION?

Ese canal de Televisión, dejo hace mucho tiempo, de cumplir la función social  de entretenimiento e información, para lo que el Estado, le dio una concesión, convirtiéndose en el enemigo público Nº 1 de la sociedad venezolana, que con su diabólica programación, ha alimentado el odio entre los venezolanos, distanciando a familiares y amigos.

Son muchos los venezolanos que comparten esta opinión, tanto de los que militamos en la revolución como en la oposición, hay quienes  no expresan su rechazo al daño que están recibiendo de ese canal, por temor de ser execrados de su grupo social, pero llevan la procesión por dentro, cosa realmente dañina para el estado de ánimo de las personas.

Ese mal humor callejero, que se aprecia en la gente, la violencia a flor de piel que le acompaña para todas partes, ese lenguaje procaz contra la figura del Presidente  Chávez, esa  desconsideración desde el punto de vista humano con sus estado de salud, no propia del venezolano, tiene su origen en ese veneno diario con el que GLOBOVISION alimenta a los venezolanos.

El cinismo de los dueños de GLOBOVISION llego al extremo, cuando  después del 7 de Octubre, invitaron a sus programas a un panel de psiquiatras, para que  aconsejaran a sus víctimas, traumatizadas por su campaña engañosa, en la cual les hacía ver que su candidato no podía perder, aun sabiendo que eso no era verdad y solo por mantenerlos pegados enfermizamente a su pantalla.

Tremendo problema social creado por GLOBOVISION al pueblo venezolano,  tendrás el Presidente Chávez por resolver, cuando por la voluntad de Dios y  la fe su pueblo, regrese al país a  asumir las riendas de la revolución. Por cierto, como si fueran pocos, los asuntos que tiene que enfrentar diariamente  en materia de servicios públicos, dirigir la economía del país, el desarrollo de las misiones, velar por el buen uso de los recursos públicos, seguimiento a la gestión de gobierno, las inversiones en el aparato productivo, los asuntos internacionales, en fin trabajo a granel.

Entonces “¿QUIEN LE PONE EL CASCABEL AL GATO?, no es justo que también Chávez tenga que tomar la decisión de no renovar la concesión a GLOBOVISION, cuando hay un Ministerio de Salud, que ha debido salir en defensa de tanta s personas enfermas producto de  la feroz y endiablada campaña contra la gente, que producen los laboratorios del mal, que operan en ese canal. ESE ES UN PROBLEMA DE SALUD PUBLICA, que amerita un pronunciamiento oficial de esa Institución.

Y  la otra institución que lleva una vida con más penas que glorias es CONATEL, a quien le corresponde por ley ser el garante del buen uso de esas concesiones y cuya autoridad brilla por su ausencia. Lamentablemente como dice el refrán” “NO TIENE LA CULPA EL CIEGO SINO QUIEN LE DA EL GARROTE”

Ante esta realidad, que el propio Chávez reconoció antes de viajar a Cuba, como solo lo hacen los líderes auténticos, ante lo cual tuvo que anunciar mano de hierro para combatir la ineficacia.

En tal sentido creo que si queremos ayudar al Comandante Presidente en su titánica tarea de devolverle en estos  6 años, la reconciliación y la paz espiritual a mucha gente, a quien GLOBOVISION tiene enfermos, la forma de hacerlo  es que el PUEBLO por si mismo, promueva una campaña que provenga de las comunidades organizadas, liderada por  los Consejos Comunales, sus Comunas en formación , los Movimientos Sociales, Culturales, Gremios, Consejos de Trabajadores, Colectivos Sociales y organizaciones políticas,  o sea un gran movimiento de opinión , que solicite LA REVOCATORIA DE LA CONCESION a GLOBOVISION ,por causar daño a la salud Publica.

Al respecto me solidarizo con el gremio de periodistas Bolivarianos que tomaron la iniciativa de recoger firmas para protestar la conducta desinformativa de ese canal de televisión. Sin embargo creo que es el momento para transformar esta iniciativa en un gran movimiento de opinión que concluya exigiendo la mencionada revocatoria. NO TODO LO TIENE QUE HACER CHAVEZ  EL PUEBLO UNIDO TAMBIEN PUEDE PONERLE EL CASCABEL AL GATO.

 

                                                                   EFICACIA O NADA

                     

*Guerrillero Ayer Combatiente Siempre

                                                                                                                LA COLUMNA DEL GUERRILLERO

                                                                                                                    [email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 925 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /medios/a157195.htmlCUS