CNP de nuevo con directiva ilegítima

Aunque seamos periodistas egresados de la Universidad Central de Venezuela, UCV, esa gloriosa Casa de Estudios hoy en malas manos, no es obligante que tengamos que sentirnos identificados con las irritas e ilegítimas y mal electas nuevas autoridades del pobre Colegio Nacional de Periodistas, CNP.

Disculpen los lectores, pero debemos decir que el locutor tinedo guía, que Gloría Cuenca cariñosamente llama su alumno, no tiene nada que ver con el ejercicio del verdadero periodismo. Tinedo guía, entiéndanlo, es un ilegítimo.

El siempre ha sido un narrador de noticias (valga decir, lector de mensajes) y vendedor de artículos en cuñas. En verdad lo siento por él, pues no calza los puntos para presidir un Colegio como el de los periodistas. No creo que sea felíz, pero si así se siente lo lamento por él.

Hasta ahí.

¡Ojo pelao!, Entiéndase que no lo descalifico como narrador ni locutor. Simplemente que él no tiene nada que ver con el ejercicio del periodismo que es otra cosa, porque siempre ha sido eso, locutor, que después -no se sabe las razones- empezaría a estudiar, pero no porque lo haya sentido. Tal vez por hobby.

El ejercicio del periodismo tiene que ver con la libertad, con la verdad, con esa veracidad que está muy distanciada de la venta de productos disímiles que los locutores perifonean por televisión, radio y cine.

El ejercicio del periodismo tiene que ver con la gente en la calle, con lo que acontece alrededor de las personas y no está relacionado con la venta de artículos o cualquier producto a las personas. Los periodistas somos miles, sn embargo, a esas elecciones no vamos todos, simplemente porque la mayoría de los periodistas estamos con la revolución y participamos en ese proceso de construcdción del sociaismo que es más importante, en estos momentos, que participar en una elección de la directiva de un colegio que tiene que ver con la comunicación de una sociedad en revolución.

El periodismo, al identificarse con las personas habla de ellas y no de lo que ellas deben comprar.

El periodismo, como decían nuestros profesores Héctor Mujica y Federico Álvarez tiene que ver con la gente de carne y huesos, con sus modos de vida, con sus sentimientos, esperanzas y con sus relaciones en sus sitios de vida.

El periodismo va más allá de la vida cotidiana, porque se mete en la historia, indaga en lo que sucedió ayer y rescata valores y antivalores y los muestra en el presente.

El periodismo se mete en la verdad de todos los días y rechaza la mentira, lo que es cotidiano en la mayoría de los medios de comunicación privados que lo asumen como un estricto negocio, un comercio.

Y estas pequeñas líneas, dirigidas fundamentalmente a los estudiantes y recién egresados de las escuelas de periodismo y a los demás colegas que a veces nos leen, tienen como finalidad, dejar en claro, que el periodismo es y será siempre herramienta de construcción, de enseñanza, de identidad, de respeto, de solidaridad, de denuncia y de amor por la patria, por sus creadores, pero nunca un instrumento de mercancía, como es visto por la nueva e ilegítima directiva que tiene nuestro apaleado Colegio Nacional de Periodistas, CNP.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 910 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /medios/a154605.htmlCUS