La antiescuela de Maryann Hanson

Así titula hoy jueves 1 de Noviembre un artículo de opinión de El Universal

Ayer el susto fue anunciar que el viejo espíritu del totalitarismo invadía la escuela. Hoy le toca poner en alerta a los padres, representantes y estudiantes sobre la Resolución 058 porque esa Resolución es el ejemplo de una democracia que se fue demasiado y se convierte en una palabra feísima. Se apoyan en Borges que dijo que la democracia es un abuso de la estadística. Y el autor del artículo coloca la cita en el justo lugar para confundir una cosa con la otra, pero yo primero hablaré de esto para que no nos confundamos. También dijo Borges que hay países que han dado mucho a la humanidad y otros que han dado menos, precisamente aquellos donde están los negros. Tal vez pensó, no lo dijo, en aquellos países dónde están los indígenas, y quizás los pensó como cholitos, perros callejeros.

Y Borges les queda como anillo al dedo, porque expresó que para él la democracia “no tenía ningún valor” porque él consideraba, que para resolver determinados problemas no se necesitaba el concurso de la mayoría y lo decía porque pensaba en una mayoría mediada por políticos embaucadores en una democracia representativa, nunca habló de la democracia participativa en donde la gente juega un papel protagónico; si hubiese llegado a estos momentos, Borges también hablaría de los Medios como embaucadores de la mayoría. Fidel Castro también dijo algo muy importantes en este sentido. En 1996 en la UNESCO, en donde hablo de: “La Revolución de las Conciencias” recurría a las conciencias que podrían hacer la Revolución, pacífica, en virtud de la inconformidad de las grandes mayorías y en virtud del desprestigio de los políticos que no podrían seguir embaucando a esas mayorías. Borges y Fidel, dos en sus mundos. Borges no se metía en política, decía no saber de eso; no lo metamos nosotros, sólo para tener hombros de gigantes para ser vistos y escuchados. Que gigante es, de la literatura universal.

Se parte, para hacer la crítica de la Resolución 058, de recurrir a unos aspectos muy sensibles y delicados: los saberes, el conocimiento, la ciencia de la educación, la pedagogía como contenidos y valores cuyos depositarios son los maestros, las escuelas, la comunidad académica, los directivos. El campo sagrado de los títulos y las licencias otorgadas por las Universidades, por las Instituciones Formadoras de Docentes. Todas las alabanzas para sancionar que es en ellos y nada más que ellos donde debe recaer el hecho educativo, la formación de los niños el ejercicio del magisterio. Y después de tanta zalamería y alabanzas, llegan a lo mismo, aseveran: que sin justicia no hay democracia, que esos que están llamados a participar según la resolución no pueden estar porque serían mayoría para el momento de la toma de decisión, y esa mayoría es masa irracional, sin capacidad de autogobierno, una muchedumbre uniformada a la fuerza en la igualdad, una resolución que quiere poner a esa masa que no tiene dominio ni formación en la ciencia que sirve de sustento a lo educativo y sin respetar esa diferencia van a tomar decisiones con un voto igualitario para ejercer así ese abuso estadístico.

Y el padre o madre que lee este artículo y suponga usted que es filósofo y la madre ingeniero, ¿qué pensará de lo que dice este autor? Ahora suponga que la madre es costurera y el padre está desempleado, ¿qué pensará de lo que dice este autor? Porque ambos son parte de ese Comité Académico. Y toda la gente que está en la escuela es padre o representante tenga a sus hijos o no en la escuela en la cual trabaje como docente o como jardinero. Siente como padre o madre, quiere como padre o madre y su opinión en ese sentido será valiosa de ser escuchada, de ser oída de ser reflexionada; venga de aquella madre ingeniera de sistema o de este padre lavador de carros. Y la comunidad, alabado sea Dios, formada toda por padres y madres cuyos hijos acuden a la escuela. Entonces a quién sacamos, al heladero de la esquina, ¿será que es extraterrestre?. Y si en la cuadra vive Un Andrés Eloy, o Una Elena Bueno o Una Rosa Romero, ¿los sacamos o los metemos?

Estas son las cosas que nos separan estas son las cosas que nos hacen diferentes; que la Revolución no considera esas diferencias que para la derecha están tan claras y definidas. Y yo pienso en mi padre y en mi madre, y digo por qué no podían tener opinión en la forma como me educaban, y por qué no podían decir lo que les hubiese gustado de la escuela, ¿porque eran obreros? Y por ello entonces inmediatamente pasan a ser masa obligada a uniformarse, sin formación y sin ideas, sin criterios, sin anhelos brillantes y sin ideales para su familia. ¡Qué mayúsculo error!

Y por si fuera poco sigue el autor agarrándose de los extremismos y señala que la ministra Hanson mata a la escuela, porque está alejada de la pedagogía. Tampoco estoy de acuerdo, la ministra cree en la escuela, cree que una escuela apoyada por el entorno puede ser una mejor escuela en todos los sentidos. Y sí, es así, porque las comunidades son de gente que quiere lo mejor para sus hijos y aquel que es albañil podrá poner sus destrezas al servicio de la escuela y seguro que muy poco tendrá que opinar sobre si se celebra o no el halloween, que Rebeca la señora que me ayuda y me ha ayudado en mi casa por más de 25 años, me acaba de dar una clase lindísima, yo que creía saber muchas cosas: en su pueblo Santa Cruz del estado Bolívar en Colombia celebran hoy primero de noviembre el día de Los Angelitos. Los niños salen con un bojotico colgado en un palo y dicen: “ángeles somos, del cielo venimos pidiendo limosnas pa´ nosotros mismos´” se queja ella de que esto se ha perdido. Seguro que si participara en el Consejo Académico esto se discutiría y el pueblo impondría sus tradiciones y la noche de brujas comercial e importada se vería desde otra perspectiva.

La ministra Hanson conoce que la escuela debe comprender las suposiciones y prejuicios en las cuales ha estado ahogada, la ministra sabe que debemos todos despertar la conciencia, porque ese despertar será lo único que salvará a los pueblos, lo único que hará que las transformaciones se hagan en la paz y en paz. Ella lo sabe, y por eso lo propone, en un tiempo de despertar, de asumir nuevos retos y una nueva escuela debería salir de todo esto.

Creo, pero ese es mi pensamiento, que tanto las escuelas como las universidades están demasiado estructuradas para proponer acciones que generen verdaderos cambios; pero es allí donde están los chamos y los estudiantes y es en esos lugares donde debemos luchar para hacer crecer la conciencia que nos hará libres y nos garantizará la libertad en paz. Es allí donde podemos dar las alternativas y las herramientas para salir adelante, con ellos y con el entorno que unos y otros han sido utilizados por el mismo sistema, por el mismo lenguaje, corrompido también por el sistema, para mantenerlos en silencio y para mantenerlos en opresión. Debemos garantizar que el verbo llegue a todos, que nadie se quede sin voz y que nunca ellos utilicen ese lenguaje para silenciar a otros. (Adrienne Rich)

Solo en la participación que elimina jerarquías humanas prejuiciadas, se desmontan los autodesprecios inflexibles, el miedo a expresarse, el creer que no se tienen ideas, o que no se es valioso o bello o noble. Mucho de la violencia y la inseguridad viene de allí, de no haber cedido espacios para las grandes mayorías las cuales se han visto repelidas, arrinconadas y ahora están sublevadas.

El declarar y aceptar que la gente que nos rodea es masa irracional, sin capacidad de autogobierno, como lo señala este autor en el espacio de opiniones de El Universal, es aceptar que no hay salidas en la paz, que este mundo en cualquier momento se nos vendrá encima. La derecha conservadora vea en la resolución 508 la única forma de garantizar que haya, en paz, transformaciones novedosas donde todos podamos crecer hacia una vida plena y justa, donde todos contribuyamos a hacer crecer el país, donde todos podamos alcanzar la participación en democracia y hacerla una realidad. No se equivoquen.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1454 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US N /medios/a153468.htmlCUS