MINCI ante el reto de hacer más efectiva la comunicación revolucionaria

En articulo anterior, publicado durante la campaña electoral presidencia del 7-O, ante un reclamo de los majunches, quienes se quejaban de las cadenas presidenciales de televisión, que hacía el presidente para contrarrestar la desinformación de la mediática opositora. Sugerí en esa oportunidad, que el presidente recogiera el guante lanzado por la oposición y eliminara las cadenas presidenciales, durante la campaña electoral. Claro que el presidente hizo caso omiso a mi propuesta. Pero, esta sugerencia provocó el reclamo airado y contundente, de unos cuantos lectores de mi exigua lista, entre ellos mi amiga Mónica, quien es una irreductible defensora del proceso revolucionario y Chavista a carta cabal.

Dicha propuesta, la hicimos convencidos, que, en el país existimos una importante cantidad de comunicadores alternativos –gracias a la revolución y su líder Hugo Chávez- y así, todos bien organizados podemos hacer un gran aporte a la causa revolucionaria. Estamos seguros, que el MINCI, puede -sí así lo decide- aglutinar, coordinar y explotar en provecho de la revolución, el potencial intrínseco de ese grupo conformado por los comunicadores alternativos. Quienes de manera voluntaria realizamos –me incluyo-, una labor comunicacional independiente; decidida, curiosa, valiente sin miedo al yerro, irreverente, responsable con la revolución. Pero, aun cuando, no nos quedamos callados ante los hechos favorables y desfavorables, que se relacionan con nuestra lucha por el buen vivir, bajo el marco del socialismo como sistema de vida; nuestro esfuerzo se pierde en la red y el espectro radioeléctrico, sencillamente porque resulta ser, apenas un esfuerzo desarticulado del sistema comunicacional del estado y, los programas propagandísticos, didácticos de la revolución. Nada ganamos, sí estamos desorganizados, en el caos, desprotegidos contra los ataques electrónicos, sin cobertura sin replicación de nuestra información, en ese aspecto la oposición no aventaja en años luz, muchos de nosotros, realizamos investigación, búsqueda, recopilación, redacción, publicación, a veces con una gran deficiencia tecnológica, entonces a pesar del interés y la buena voluntad, es cuesta arriba defender la revolución sin apoyo. Aun cuando, el estado y el PSUV, cuentan con las posibilidades de todo orden para canalizar todo este potencial comunicativo y pedagógico. Por ello afirmamos que el MINCI, tiene un reto, para canalizar hacia la efectividad plena el poder emancipador, en lo que se ha venido convirtiendo el mismo pueblo venezolano, aun sin dirección, ¿acaso no lo demostramos el 11 de abril de 2002?

Quienes, no nos quedamos callados, que nos organizamos en el desorden y el caos, pero siempre estamos reclamando, opinando aupando, felicitando la eficiencia del gobierno, haciendo contraloría social y, a veces metiendo la pata, pero con muy buena voluntad. Somos muchos, quienes también, gracias a internet, las redes sociales y entre ellos la pagina aporrea dirigida por nuestro buen amigo y mejor defensor de la revolución Gonzalo Gómez y su digno equipo, somos hoy por hoy una trinchera en condición de coadyuvar en la ideologización del pueblo venezolano.

Todo ese contingente de comunicadores y agitadores, puede ser orientado, pero de una forma sistemática, por objetivos, es una tarea que también pudiera ser llevada a cabo por el PSUV. Una de las actividades que este personal realizaría seria la ideologización mediante la explicación pedagógica de las leyes formas y procedimientos que el estado y el gobierno venezolano usa para su objetivo de gobernar. Todo ello dirigido a responsabilizar al pueblo venezolano, de la decisión a tomar, para ejercer su derecho al voto, que es la forma directa que tiene el pueblo para ejercer su poder. Y, hablamos de responsabilidad del pueblo, porque eso es lo que esta inscrito en el hecho de ejercer el voto -una gran responsabilidad- lo dice la Constitución Nacional. Art. 5.

Tomen nota, los responsables de la política comunicacional del estado, lo que sucede en los estados; Miranda, Zulia, Táchira, Carabobo y los otros estados donde gobierna la oposición: Desde hace años vienen de mal gobierno de derecha, a peor gobierno de derecha, solo porque a la hora de decidir su voto, no usan elementos de juicio racionales ni acertados, sino que se motivan en falacias, consignas, cuñas musicales y cualquier basura que sustituye el adoctrinamiento y la formación ciudadana.

Estos comentarios obedecen al hecho que, se hace sumamente necesario pertinente e inevitable, mejorar la comunicación de los objetivos de la revolución para el provecho del pueblo venezolano, y la derrota que debemos infringir a las matrices comunicacionales de la oposición, mediante la implementación de una barrera mental o de conciencia, que jamás permita la permeabilidad de la basura mediática en la conciencia del pueblo.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOBERANA Y SOCIALISTA!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1050 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /medios/a153175.htmlCUS