Los medios impresos también existen

Desde hace un tiempo considerable, digamos años, venimos sufriendo en carne propia, el desplazamiento que se le ha dado al apoyo, por demás necesario e imprescindible a muchos medios alternativos impresos, los cuales, ya tienen una reconocida trayectoria de lucha emancipadora en el trajinar político y social venezolano, como vanguardia comunicacional en la patria de Bolívar.

Es absurdo, contraproducente e irrelevante en este largo camino de transición hacia el socialismo, por el cual, acompañamos, con el mayor desprendimiento a nuestra dirigencia política bolivariana, que, órganos de difusión masiva escrita, que tienen la característica muy especial de dejar impresa, como ninguna otra forma de divulgación de la palabra, la huella profunda en la asimilación de conciencia revolucionaria en todos aquello(a)s que tienen acceso a su lectura, DE MANERA CIENTÍFICAMENTE HUMANÍSTICA, que actualmente estén atravesando por una crisis de desasistencia y ausencia casi absoluta de los valores de solidaridad que conforman unos de los principales baluartes de un sistema que se dice encaminar por el rumbo hermoso del afianzamiento de los ideales socialistas a las grandes mayorías del país.

Nosotros, como forjadores y fundadores de esta línea comunicacional que ahora le dicen alternativa, y que desde hace catorce años coadyuvó , a través de una manera protestataria sistemática a difundir, mediante el impulso renovador de sus artículos de opinión, reportajes de actualidad, y, en general utilizando las herramientas universalmente aceptadas del discurso periodístico, pero, siempre identificándonos con los cánones revolucionarios leninistas (quien sostiene que si un periódico no tiene capacidad organizacional no cumple su objetivo de siembra de conciencia), a crear, difundir y fomentar, organizaciones originarias revolucionarias, antes y después del nacimientos del gobierno bolivariano presidido por el Cmdte. Chávez, consideramos urgente, hacer un llamado tanto al presidente como al nuevo ministro Villegas, quien sabemos de su estima por la ética, periodística, independientemente de las dificultades del momento, a contribuir a solventar este desequilibrio, que en el plano de los medios impresos alternativos corroe actualmente nuestra labor como impulsores del desarrollo de nuestro proceso revolucionario. En este sentido queremos dejar sentado que no se trata de enviarnos una pauta para hacer un pago efectivo a los cuatro o cinco meses después, lo que queremos es que se entienda que para afianzarnos con el pensamiento de las comunidades en el hacer cotidiano hace faltalaapariciónregulade nuestros medios impresos comunitarios, y/o

[email protected]

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 748 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /medios/a152243.htmlCUS