El facebook revienta de odio

Casi no reviso o no estoy en contacto con las llamadas redes sociales; pero, luego del triunfo del presidente Chávez, quise mirar un poco qué se sonaba por ese mundo... Y con profunda preocupación he podido observar cómo se abrió una compuerta de odio, frustración y resentimiento de personas que llegué a conocer por alguna de inexplicables trampas de la vida. He revisado el facebook y, créanme, da de todo: nervios, estupor, te suda el poto (como dicen los chilenos), indignación y hasta preocupación.

Lo más curioso es que se alborotaron por el "Face" los que están lejos de casa, es decir, los venezolanos y venezolanas que viven en el exterior( sobre todo Europa y E.E.U.U.) desde hace tiempo, y que además fue por voluntad propia que se fueron, pues no leí en ningún periódico: "Plomo cruzado hacia venezolanos y venezolanas para que abordaran vuelos en el aeropuerto internacional de Maiquetía" aunque no me cabe la más mínima duda de que eso dicen, y se cumple el mundo al revés de Galeano.

El centro de los ataques, como es lógico suponer es Chávez y el pueblo que lo apoya. Encontramos por todas partes la misma retórica obstinada de hace 14 años, el mismo sectarismo y la misma posición clasista hacia nosotros “los nadie”, “los ignorantes” o los “ninguno”. Leí, por ejemplo, en el facebook cosas como éstas: ¡Hasta la Victoria Secrets! ¡Pantaletas o muerte!, "Se ha hecho caridad, pero no se le ha entregado el poder del conocimiento ni el poder a las comunidades, o también: “Hoy siento la tristeza del migrante que tiene que renunciar a vivir in situ”. Por solo mencionar algunas de las frases menos vulgares, pero no por ellas ofensivas.

Ante tan lamentables apreciaciones, cabe preguntarse: ¿y la canaimitas? ¿Y las organizaciones populares? Allí donde consecuentemente se debate sobre problemáticas sociales o hechos políticos? Eso no se llamará transferencia del poder?; bueno, pero eso a ellos (as), así ocurra, no les interesa, su posición tomada y ceguera es mas fuerte.

Y más curioso aún, el candidato de la extrema derecha venezolana aceptó los resultados, quizás con el más coherente discurso que haya tenido en toda su campaña. También conversó (vía telefónica) con el presidente Chávez y ambos coincidieron en la necesidad de fortalecer "la unidad nacional, y de respetar las diferencias.

En virtud de esta situación, pregunto: ¿alguien puede creer que un grupo de personas que piensan y actúan así, creen de verdad en la reconciliación nacional ? ¿Les interesa acaso? Gente, que dice que no darán más limosnas, que no le comprarán a los buhoneros y que tampoco dejarán propinas, ¿acaso saben de algo sobre el proceso de emancipación que vive el país? . Si bien es cierto que, de una vez por todas, necesitamos ser realmente autocríticos, se debe internalizar, en el mejor de los sentidos que la sociedad venezolana está frente a una verdadera lucha de clases, y me temo que, por lo que pude leer en Facebook, para esa gente el odio que los habita hace prácticamente imposible la tan cacareada reconciliación.


*Socióloga


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3363 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas