Notitarde laboratorio de la derecha fascista

Hechos de Puerto Cabello reafirman que Notitarde es un laboratorio de propaganda y guerra sucia de la derecha fascista

El periodista tiene la verdad como norma irrenunciable, y como profesional está obligado a actuar de manera que este principio sea compartido y aceptado por todos. Ningún hecho deberá ser falseado y ningún hecho esencial deberá ser deliberadamente omitido. El Colegio Nacional de Periodistas está obligado a prestar amparo a todo colegiado que sea afectado por defender la verdad.

Artículo 4 del Código de Ética


El diario Notitarde de Valencia, estado Carabobo, sigue incrementando la guerra sucia y la manipulación informativa. Un ejemplo de ello es la cobertura que le dio a los hechos violentos ocurrido este miércoles durante la visita del candidato Henrique Capriles Radonski a Puerto Cabello en la que resultaron heridos más de 20 seguidores del presidente Chávez, quienes realizaban una actividad proselitista en los alrededores del aeropuerto Bartolomé Salón.

Este jueves el matutino dirigido por el palangrista Laurentzi Odriozola Echegaray, tituló a cinco columnas y a en un solo renglón: “Catorce heridos por ataque chavista”. Con un antetítulo que reza: “Oficialistas intentaron impedir entrada de Capriles a Puerto Cabello”.

Esta vez a Odriozola se le olvidó usar el término “supuesto” que tanto utiliza para titular sobre todo cuando se trata de informaciones que de una u otra forma afectan a los partidos de la derecha. Seguramente Odriozola mañana informará sobre “el supuesto” video donde aparece el diputado Juan Carlos Caldera recibiendo 40 millones de bolívares para la campaña de Capriles Radonski.

En la mencionada página de Sucesos el director del matutino colocó cinco fotografías ampliadas con leyendas genéricas supuestamente tomadas por el fotógrafo Andis Silva, a través de las cuales intenta convencer a los lectores de que los agresores fueron las “hordas” chavistas. Solo que en ninguna aparecen imagines de las víctimas de la oposición. Una vez más Notitarde viola la Ley del Ejercicio de Periodismo y el Código de ética al juzgar a una de las partes antes de cualquier investigación.

Sin embargo, lo peor no está en la última tapa de Notitarde sino en la página 15 a donde hace el llamado, y en la que titula igual a cinco columnas y a un solo renglón: “Manifestación dejó 14 lesionados”. Con un antetítulo: “Efectivos de la Guardia Nacional del D-25 permitieron la anarquía de los chavistas en Puerto Cabello”. Además acompaña esa página interior con otra foto a blanco y negro y difusa donde coloca la siguiente leyenda: “Oficialistas trancaron la entrada a Puerto Cabello y agredieron con piedras a simpatizantes de la oposición.”

Con el título en cuestión el vasco por intermedio de un recurso tramposo deja suponer que la Guardia Nacional apoyó a los seguidores de Chávez para que agredieran a los adeptos del candidato fascista Capriles Radonski.

En uno de los párrafos del cuerpo de la información la periodista Marisol Pozzolini , quien firma la nota, escribió :

“Durante el acto violento reportaron como lesionados a Manuel López chofer del jefe de campaña del Comando Venezuela Yilidio Abreu; Juan Carlos Rodríguez funcionario de Protección Civil, tres reportero gráficos y otras personas que no lograron ser identificadas”. A todas estas, nosotros preguntamos, porqué no aparecen las fotografías de estos supuestos lesionados.

Y agrega en el párrafo siguiente: “Además durante la manifestación un ciudadano identificado como Edinson Palencia, de Bolipuertos, presuntamente le arrebató la cámara fotográfica al reportero gráfico de la agencia de noticias AFP”. Advertimos, porque no están las declaraciones del reportero.

Además en otro párrafo la periodista en cuestión escribe: “Casi en horas del mediodía oficialistas avanzaron hasta la parte interna del aeropuerto lanzando piedras y objetos contundentes. Estos amenazaron con que iniciarían acciones violentas contra los medios de comunicación impresos: Notitarde, La Costa y El Carabobeño”. Es obvio suponer que a esa hora ningún periodista estaba en el aeropuerto y de estar es lógico que hubieran registrado la entrada de los supuestos agresores chavistas.

Lo que si parece muy extraño, sobre todo tratándose de un periódico equilibrado , transparente y objetivo como Notitarde, es que no publiquen fotografías de los más de veinte chavistas que fueron agredidos. Además en el texto no se menciona actuación de la Policía de Carabobo que protegió durante todo el recorrido a los partidarios de Capriles Radonski.

En un recuadro inferior de esa misma página 15 el matutino titula: “Salas denunció falta de acción del Destacamento 25 de la GN”, con un texto que ocupa cincuenta centímetros por columna, mientras que en ese mismo recuadro aparece un intertitulo que dice: “Lacava responsabilizó a Capriles y Salas a Feo”. Sólo que las declaraciones del alcalde de Puerto Cabello alcanzan apenas 1 centímetro por columna. Vaya clase de periodismo.

Para colocar la flor en el ojal Notitarde abrió en primera página con una inmensa foto del acto de Capriles y con el título: “Llenazo en Puerto Cabello.” Y con una leyenda que acompañaba a una foto pequeñita en la que se observa a Radonski y Salas viajando felices en un peñero: “Tiraron piedras y trancaron las avenidas para que no llegara, pero gracias a los pescadores, llegó en peñero”. No faltaba más el vasco se graduó de jalabolas y en un gesto propio de una penelope masculina y tropical premio la osadía de Ulises.

El diario Notitarde dirigido por Laurentzi Odriozola y propiedad de Ricardo Degwitz continúa aplicando un manual de guerra sucia pensado por los asesores de Radonski para desinformar y generar violencia con el propósito de contribuir a crear un ambiente propicio para que la oposición golpista intente desconocer el triunfo de Hugo Chávez el 07 de octubre.

[email protected]

Jhonny Castillo, es periodista, presidente de la Fundación Lectura Crítica de Medios (LCM) e integrante de la Plataforrma de Periodistas de Carabobo

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1692 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /medios/a150217.htmlCUS