Otra historia de ciencia ficción, narrada ahora por Delvalle Canelón

La periodista de Globovisión, Delvalle Canelón, y el camarógrafo que la acompañaba según libreto de la CIA, fueron agredidos en las mentes maquiavélicas de estos Súper Héroes, durante cobertura de sucesos en Yare I. De acuerdo al parte médico, la periodista sufre de traumatismo con rectificación de la lordosis fisiológica de columna cervical moderada; no estoy seguro, pero creo, según parte médico, en el argot popular eso se llama rabadilla; quedaría el parte médico así: traumatismo con rectificación de la rabadilla; camaradas, el que no sabe dónde queda la rabadilla, es, el huesito que queda en la parte superior del culo. Entonces sigue el médico ventrilogo tratante de estos Súper Héroes con el parte médico, dice; que como la rabadilla resulto afectada, esto traería como consecuencia afectar otros huesecillos que componen el esqueleto humano; entonces quedaría en general, contusión cerrada de tórax y pelvis, contusión en mano derecha con hematoma, hematoma en cuero cabelludo en la región parietal derecha. Fíjense camaradas, lo que traen como consecuencia golpearse la rabadilla o huesito del culo.

En uno de los “negros” de esta historia de ciencia ficción, Delvalle Canelón, le reclamo a su camarógrafo, haberse extralimitado en los golpes propinados en esta obra montada, le sugirió, que esto no volviera a pasar, en vista que estos golpes tienen que ser de mentiritas, y él la golpeo muy duro. Así mismo el médico ventrilogo, sigue con su parte médico; pero interrumpe Delvalle Canelón,  y le informa al médico de su cama o mejor dicho al médico de su almohada o de su cabecera, que por varias semanas ha presentado síntomas de náuseas y mareos seguidos; entonces el médico de su cama o mejor dicho el médico de su almohada o de su cabecera, le diagnostica: Delvalle Canelón, usted lo que esta es, embarazada, la felicito.

Camaradas, les comento que esta historia de ciencia ficción empezó el miércoles 22 de agosto, durante la cobertura de los sucesos de la cárcel de Yare I, la periodista de Globovisión Delvalle Canelón y el camarógrafo que la acompañaba fueron agredidos por habitantes del planeta Marte, en vista de la incursión o mejor dicho de una nueva invasión por parte de EE.UU. a los pueblos del mundo, en esta oportunidad le toco a este planeta Marte, en donde los marcianos se vieron en la imperiosa necesidad de inmigrar, y estar indocumentados en Venezuela. Esto paso, mientras la periodista de Globovisión Delvalle Canelón y el camarógrafo que la acompañaba, intentaban invadir la nave marciana, que se encontraba, como dice Álvaro Uribe, parqueada en las adyacencias del penal.

El equipo de Globovisión se dirigió a pie a la parte trasera del sector la Torre de Yare I, en compañía del periodista y el fotógrafo del diario El Universal, para hacer tomas de la nave marciana. Cuando se disponían a registrar la nave marciana, algunos marcianos comenzaron a gritarles que se fueran, que estaban violando los acuerdos internacionales; que ellos tenían conocimientos que la oposición, le gustaba violar los acuerdos internacionales, y las leyes, en donde estos marcianos le pusieron como ejemplo lo que hizo CAPriles Radonski, con la embajada de Cuba. En esta historia de ciencia ficción Delvalle Canelón relató que escucharon cómo un hombre de unas orejas puntiagudas, de ojos brotados como los de CAPriles Radonski, (y pidió disculpa con esta comparación, pero, dijo que los ojos de CAPriles y los marcianos eran igualitos) llamaba por teléfono y pedía a miembros del planeta vecino Venus, que acudieran al lugar, que los coordenadas se las pidieran a Álvaro Uribe Vélez; pero que vinieran de inmediato, ya que Globovisión, se prestaba para violar su espacio extraterrestre.

Mientras el camarógrafo hacía alguna toma de la nave marciana, tres hombres marcianos y una mujer marciana salieron de la nave marciana para hablar con ellos. Uno de los hombres marciano portaba algo parecido a un poste de luz y les advertía que se fueran del lugar o los pulverizaran. La mujer marciana se abalanzó sobre la periodista Delvalle Canelón, para preguntarle ¿Qué marca de cigarrillo fumaba? Delvalle Canelón, se sintió ofendida, por semejante pregunta; e iniciaron un forcejeo, tras el cual Delvalle Canelón recibió una descarga de electricidad en la cabeza, haciendo mella, en una de sus dos (2) neuronas. Al mismo tiempo, uno de los hombres marciano se lanzó sobre el camarógrafo, lo despojo de su cámara, pensando que eso era un arma de doble filo, y la lanzó. Delvalle Canelón como Mujer Maravilla cualquiera, consiguió agarrarla en el aire y evitar que sufriera daños.

Los miembros del equipo de El Universal intentaron defender a sus colegas y alegaban que todos estaban haciendo su trabajo. Gracias a dos mujeres marcianas que salieron de la puerta trasera de la nave marciana, y, que intervinieron por orden del presidente de facto de Paraguay Federico Franco, en favor de los extraterrestre, la periodista, el camarógrafo de Globovisión y el fotógrafo del Universal pudieron retirarse del lugar a continuar, de tratar de inventar otra Historia de Ciencia Ficción, sencillamente esta no calzo los puntos, para ser aspirantes a obtener un Oscar.

articulojoseantonio@hotmail.com

[email protected]

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1705 veces.