Los periodistas de Excélsior de 1976 a Proceso, Vuelta, unomásuno y La Jornada

Periodistas, Los - Leñero, Vicente / Joaquin Mortiz

1. Al iniciarse la década de los 60 sabíamos de la existencia en México de los periódicos El Universal, de Excélsior y Novedades, pero también estábamos enterados de que eran periódicos empresariales esencialmente mantenidos por fuentes periodísticas de los EEUU (AP, UPI) En aquellos días comencé a leer la revista de izquierda “Política” de Marcué Pardiñas, la revista centrista “Siempre” dirigida por Pages Llergo, así como las revistas cubanas Bohemia y Verde Olivo. En aquellos años fue fundado el diario el Día de Enrique Ramírez (lombardista priísta) cuyos artículos internacionales tenían tintes de izquierda. En 1967 desapareció “Política” por falta de dinero, pero Julio Scherer llegó a la dirección de de Excélsior y me suscribí por años a él.

2. Seguramente todas mis frases ya han sido escritas y pronunciadas por periodistas que, como yo, guardan un gran afecto a Julio Scherer por su gran inteligencia, capacidad y honradez, virtudes demostradas en el periodismo por lo menos desde 1968, año en que se hizo cargo de la dirección del periódico Excélsior. Hace más de 30 años leí el libro de Vicente Leñero: “Los periodistas” y, al parecer, me quedó una asignatura pendiente: volver a leer aquel libro que dí en préstamo a alguien que nunca me regresó. En los últimos tres días lo he releído con una visión ampliada y he sacado muchas enseñanzas. No tengo duda que Leñero es un gran escritor que también me entusiasmó con sus libros acerca de Morelos preso y “Los albañiles”.

3. La relectura de “Los periodistas” me llevó no solo a conocer mejor la personalidad de Scherer, sino también la de otros diaristas como Miguel Ángel Granados Chapa (su brazo derecho, recién fallecido), Manuel Becerra Acosta, (que fundó el “unomásuno”, también fallecido), Carlos Payán (creador y fundador de La Jornada) así como revisar también la aparición de la revista cultural “Vuelta” dirigida por Octavio Paz (fallecido). Además pude observar la participación de Carlos Marín, hoy flamante director del diario “Milenio”, al servicio de Televisa. Aparecen además decenas de periodistas que hoy se ubican en otras publicaciones, otros que han sido funcionarios de gobierno o continuaron siendo profesores de alguna universidad.

4. Ante la terrible expulsión y retiro de Excélsior en aquel junio de 1976 de todo el equipo directivo encabezado por Scherer, acción impulsada y ordenada por el presidente Luis Echeverría Álvarez, la respuesta y la lucha de los periodistas contra esa medida fue unitaria. Me pareció que Scherer actuó como un padre muy paciente, querido y muy respetado por cientos de periodistas porque su principal estrategia política para conservar íntegro a su equipo de más de cerca de 100 escritores, reporteros, fotógrafos, técnicos, fue escucharlos e informarles con paciencia. Después de mil y una reuniones, visitas a funcionarios, promesas, engaños, el diario Excélsior quedó en manos de Díaz Redondo y de paso bajo el control del gobierno de Echeverría y sucesores.

5. Granados Chapa –teniendo una enorme capacidad para analizar y escribir, tal como lo demostró- en varias ocasiones planteó su retiro de la lucha por no considerarse necesario; pero en igual número de veces Scherer le pidió que no lo hiciera; y ante la insistencia del licenciado López Azuara de dejarlo ir, Scherer respondió: “Si veinte veces me dice usted me voy, yo veinte veces le pediré que no se vaya licenciado”. Así era el temple unitario de Scherer, pero sobre toda su honradez para tener siempre informados a los que afrontaban la lucha; por eso pudo conservar la unidad de más de 50 periodistas que pudieron haberse recontratado en otros periódicos o pasarse a algún cargo gubernamental. Eso es lo que refleja el libro de Leñero.

6. De estas luchas surgió la revista Proceso –dirigida por Julio Scherer- a escasos cinco meses del golpe propinado a Excélsior por el gobierno de LEA; tres semanas antes que expire el sexenio. Era tan peligroso el reto que puso Scherer, que el gobierno amenazó con “desaparecer” al grupo, “secuestrarlo”, si la revista salía antes que finalizara el gobierno el 1 de diciembre. El seis de noviembre de 1976 apareció la que hoy es la mejor revista política, la más vendida de México. Mantiene la revista Proceso el formato tamaño carta original y las 82 páginas del primer número, pero ya el número 1866 (que esta semana de agosto está en circulación) cuenta con el mejor papel del mercado y sus artículos de denuncias y análisis responden esencialmente al periodismo de investigación.

7. La revista “Vuelta”, predominantemente cultural y académica, dirigida por Octavio Paz y con Enrique Krauze como secretario de redacción, fue fundada en diciembre de 1976, cuando Luis Echeverría había entregado la Presidencia a José López Portillo, su sucesor. “Vuelta” es la continuación de la revista “Plural” que el mismo Paz dirigió como suplemento cultural de Excélsior y, al mismo tiempo antecedente de la revista “Letras Libres” que fundó dirige Enrique Krauze al morir Paz en 1998. En Letras Libres se ha escrito: “Los veinte años de Vuelta son en realidad veinticinco, Vuelta comenzó en Plural, de modo que es la continuación de aquella revista. La continuación y su transformación.

8. El diario “unomásuno” apareció el 14 de noviembre de 1977, al año y una semana de haber surgido la revista Proceso; fue creado por un grupo de periodistas encabezados por Manuel Becerra Acosta luego de que éste y otros dirigidos por Scherer fueron expulsados de Excelsior en 1976, periódico donde su padre fue director (1963-68) y antecesor de Scherer. El diario “unomásuno” buscó cubrir varias tendencias ideológicas y políticas de izquierda, con la incorporación de firmas de todas las corrientes partidistas, universitarias, independientes e intelectuales. Fui articulista durante un año (1984) hasta que comenzaron a cerrarme las puertas pidiéndome escribir sobre temas educativos con enfoque académico y no político. La realidad es que en “unomásuno” pocos se sentían cómodos porque arrinconaban con los temas.

9. La Jornada, junto con El Universal y Reforma, son hoy los tres periódicos más importantes del país, editados en la ciudad de México; por el contenido de sus publicaciones y por el número de ejemplares diarios vendidos, son los periódicos de mayor influencia política en México. Fue fundado el 19 de septiembre de 1984 por Carlos Payán, Héctor Aguilar Camín y Granados Chapa. En tanto el diario El Universal y Reforma son periódicos de derecha y proempresariales, La Jornada es un periódico con orientación política progresista o de izquierda. Ha demostrado simpatías hacia el EZLN, la APPO, el movimiento estudiantil, las luchas de los campesinos, los académicos e intelectuales; a nivel internacional ha criticado a EEUU y sus aliados y ha seguido con interés las posiciones del socialismo del siglo XXI de Hugo Chávez y Fidel Castro.

10. Uno de los periodistas que aparece apoyando a Scherer en 1976 en el magnífico libro de Leñero es Carlos Marín. Este personaje sustituyó a Federico Arriola en octubre de 2006 como director del diario Milenio después de que éste defendió a López Obrador al ser victimado por los medios. Inmediatamente Milenio Marín apoyó la Ley Televisa, López Dóriga pasó a formar parte de Milenio, así como Marín y Gómez Leyva se incorporaron al programa Tercer Grado en el Canal de las Estrellas, y, apenas el 13 de octubre la Comisión Federal de Competencia pospuso para noviembre la autorización para que la empresa de Emilio Azcárraga compre Televisión Internacional, empresa del grupo Multimedios Estrella de Oro, dueño de Milenio. ¿Cómo estamos hoy los mexicanos en periódicos? Hoy en México hay más periódicos, pero (8/VIII/12)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1592 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Pedro Echeverria P


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /medios/a148099.htmlCUS