¿Por qué escribo algo sobre Dante Rivas?

Creo, que un deber de quien profese el marxismo como ideología, necesario siempre reconocer ese dicho que dice “Al César lo que es del César”, sin importar su posición política, su raza, su sexo ni su nacionalidad. Lo que vale es la buena obra que realice. Claro, en el caso del camarada Dante Rivas, me encuentro plenamente identificado en el apoyo y solidaridad con el proceso bolivariano que lidera el camarada Chávez. Cierto es, también, que él ejerce una función de gobierno que yo no me encuentro en capacidad de hacerlo.

 Tengo años que no veo al camarada Dante Rivas e, incluso, no he tenido ningún género de contacto telefónico con él. Lo conocí cuando él fue estudiante de la Universidad de Los Andes y fue, igualmente, dirigente estudiantil. Siempre fue de izquierda como lo sigue siendo ahora. Muchas veces nos vimos en las calles de Mérida o en el territorio universitario. De la misma manera, en varias oportunidades intercambiamos ideas o conversábamos sobre diversos tópicos de la vida nacional o de la internacional. Siempre creí que era un estudiante que no se dedicaba sólo a las materias que le competían para obtener un título universitario y cosa que obtuvo y por ello lo felicito. También, se dedicó a formarse política e ideológicamente como asimismo lo hicieron otros dirigentes estudiantiles de la izquierda. Por eso gozan de un gran alimento espiritual, aquel que viene dado por la lectura y el estudio constante de libros, de investigaciones sobre diversas experiencias históricas, de análisis de las realidades y de intercambios o choques de criterios para fortalecer sus conocimientos y contribuir a fortalecer los de otros.

 Leo, cada vez que puedo, los artículos que publica el camarada Dante Rivas en aporrea. Son buenos, contienen savia, gozan de un excelente estilo literario y expresan el sueño o el sentimiento de millones y millones de personas que, por una u otra razón, no se expresan a través de los medios de comunicación. Siempre he creído que los dirigentes del proceso bolivariano están en el deber de escribir, por lo menos, artículos de opinión. El camarada Dante lo hace y con frecuencia, defendiendo el ideal que profesa como defendiendo al proceso revolucionario y la obra de su gobierno.

 Pienso que cumplió, además, una buena obra en el SAIME como ahora también lo hará desde el Instituto Nacional de Tránsito Terrestre en un país donde existen tantos vehículos de motor como personas. Pues mucho me alegra que escriba como me alegra ver y leer artículos de mis queridos camaradas Juan García, Giovanni Peña y otros, por los cuales siento gran estima.

 Quiero destacar, por lo menos, un párrafo de un artículo del camarada Dante Rivas que me pareció extraordinario, digno de leer y tomar en consideración como, igualmente, señalar su enorme vigencia para el proceso electoral que culminará con la elección del Presidente de la República el 7 de octubre y que nosotros confiamos sea el camarada Chávez. El camarada Dante Rivas nos dice: “Ya esta en marcha la campaña proselitista presidencial de Venezuela. Hagamos lo necesario para que realmente tenga la excelencia que nos merecemos…”. Esa excelencia pasa, para los que apoyamos al camarada Chávez, por decir verdades, defender las obras que han beneficiado al pueblo, expresarnos en un lenguaje de altura y no caer en descalificaciones infelices que no contribuyen a crear conciencia revolucionaria y a buscar votos para incrementar el porcentaje necesario e indispensable con el cual debe ganar el camarada Chávez para seguir avanzando en

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2780 veces.

Freddy Yépez


Visite el perfil de Freddy Yépez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales