Una reflexión necesaria

¡En defensa de cabeza e mango!

Cuando los extremos se tocan hay para todas las interpretaciones, conozco a Oswaldo Rivero desde hace muchos años, su trayectoria revolucionaria ha tenido aciertos y desaciertos, al igual que muchos de los que hemos pateado las calles en barrios, fábricas, centros estudiantiles, zonas campesinas, etc.; errores hemos cometido, pero ha sido de revolucionarios reconocerlos y enmendarlos, en este batallar por la vida hemos venido preparándonos en lo político-ideológico, ya que es imposible transformar la sociedad sin tener conocimiento de ella.

Por años, nuestro accionar se ha fundamentado en una conjugación teórico-práctica muy estrecha; siempre hemos batallado contra las ideas incorrectas que pueden anidar en cada uno de nosotros, no somos seres perfectos. Queremos conquistar el hombre nuevo dentro de una sociedad profundamente descompuesta por las políticas neoliberales que se nos han impuesto desde hace muchos años.

Poner en discusión que significa para nosotros construir una sociedad distinta, pasa por destruir las bases fundamentales del capitalismo, pero ello requiere de conocimiento, estudio, formación y praxis revolucionaria; sólo lo podemos lograr si entendemos el momento político que vivimos.

En TUPAMARO somos consciente de que todas las formas de luchas son aplicables – pacificas o violentas – de acuerdo a las condiciones objetivas y subjetivas existentes. Para cualquier escenario debemos estar preparados.

En Venezuela, la Revolución Bolivariana ha abierto la posibilidad de una revolución de tipo pacifica, donde la batalla se ha desplazado al campo de las ideas, y desde ese escenario de lucha estamos combatiendo; ahora bien, desde nuestras trincheras hemos recibido cualquier tipo de ataques, descalificaciones, corrillos, chismes, intrigas para desmoralizarnos, dividirnos en lo interno o aminorar nuestro espíritu de lucha.

La contrarrevolución ha recurrido a la aplicación del manual de contrainsurgencia, contrapropaganda, espionaje, desinformación para buscar eliminación política de nuestra organización, incluso empleando el sicariato contra varios de nuestros miembros. A pesar de ello, continuamos haciendo lo que nos hemos planteado desde hace muchos años: LA CONSTRUCCIÓN DE LA SOCIEDAD SOCIALISTA. Este ha sido nuestro norte desde las distintas trincheras de lucha que hemos asumido.

Se abre una discusión importante en este momento, por un hecho fortuito, pero interesante.....CABEZA DE MANGO JUNGANDO BASKET CON CAPRILES......“QUE BOCHORNO”.... Nos parece que muchos se agarraron de la forma para buscar destruir a un camarada, a un hombre que ha dado la vida por esta revolución desde hace años, un compatriota humilde, destacado en el trabajo que hoy desarrolla y a muchos causa una envidia característica del pensamiento burgués. Desde la visión revolucionaria, siempre  hemos creído en el empleo de la crítica y la autocrítica para la corrección de conductas erradas. Bienvenida la crítica cuando tiene  un sentido creador, pero cuando ella busca destruir al hombre, esta debe ser atacada con las armas que da el conocimiento.

La burguesía, con todo el poder mediático en sus manos prepara matrices de opinión aplicando el manual de LA PSICOLOGÍA DE MASAS DEL FASCISMO; nosotros conocedores de esa técnica debemos aplicar las herramientas comunicacionales que desbaraten estas pretensiones, y solo lo podemos hacer con conocimiento.

Considero que el camarada Cabeza de Mango lo ha hecho muy bien y no debe criticársele por este hecho. En distintas oportunidades, bien sea en programas de opinión, entrevistas, reuniones u otro espacio, hemos estado con sectores de la oposición, nos hemos dado la mano en señal de respeto; esto en ningún momento desvaloriza nuestro planteamiento, desmontar la matriz de opinión violenta es una tarea.

La violencia, históricamente, siempre ha estado al lado de los sectores explotadores, la masacre de nuestros indígenas es el comienzo de esta lucha entre explotados y explotadores en este continente, por sólo dar un ejemplo; pero el avance de las fuerzas del capital ha llevado hasta las invasiones de pueblos enteros para someterlos por la violencia al hambre y la miseria. Eso queremos nosotros que queden bien claro, nunca la violencia ha partido de nuestras manos y quedó demostrado una vez más.  Esta reflexión, es importante en momentos cuando se busca descalificar nuevamente usando argumentos superficiales que omiten el fondo de la lucha ideológica vivida en nuestros tiempos.

Finalmente, quiero expresar mi solidaridad revolucionaria y consecuente con el camarada Mango. Es necesario seguir adelante en el camino que nos hemos trazado, es nuestro reto, del cual nada ni nadie podrán alejarnos.

*Secretario Nacional Movimiento Revolucionario Tupamaro

direcció[email protected].ve

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2140 veces.