Matacuras… más vendida será tu madre

Ese pajúo al que llaman el matacuras comentó recientemente en su programa
que el apoyo dado, a través de la nueva misión Los Hijos de Mi Pueblo, a
madres en pobreza extrema, eran pañitos calientes con los cuales se
“compraba el voto de los sectores más humildes del país”.

Agregó, además, que así actúa el gobierno nacional porque no tiene un
plan para resolver los problemas de la población, que en Venezuela se
gobierna con lo que al Comandante se le ocurre cada día.

Lo primero que quisiéramos comentar al respecto es que esa concepción que
tiene el matacuras sobre los pobres en de Venezuela y según la cual,
están prestos a vender su conciencia y su voto al primero que les dé una
limosna; tiene plena correspondencia con la forma que ha vivido toda su
vida.

Como él siempre ha sido un vendido a la oligarquía y un miserable capaz
de hacer daño a su patria si la paga es medianamente buena, cree que así
actúa el pueblo venezolano. Para él el pueblo carece de conciencia y de
dignidad, por ello lo descalifica día a día en esa basura de programa que
denominan Aló Ciudadano.

Ante sus afirmaciones sólo puede uno decirle:¡ matacuras… más vendida
será tu madre!

Al matacuras le parecen pañitos calientes los aportes dados a través de
la Misión Hijos de mi Patria, porque no es él, sus hijos o sus nietos
los que necesitan la ayuda.

Que fácil resulta exigir, con la barriga llena y desde un cómodo estudio
de televisión, que no se le dé ayuda a quien tiene hambre, porque eso es
populismo.

Así piensa la derecha. El matucuras no hace sino transmitir el mensaje
sobre como conciben sus amos la forma correcta de gobernar… ¡Que esperen
por una solución definitiva y mientras tanto que vean como resuelven!

Para el miserable defensor de Zuluaga y jalabolas de Ravel no existen
acciones concretas para resolver el drama de la pobreza. Pobreza que
ellos mismos generaron durante cuarenta años de pillaje.
A esa afirmación no la pararíamos bolas sino hubiese tanto pendejo que le
cree.

Para ellos no es Barrio Adentro un plan destinado a resolver un problema
que tenían los pobres de nuestra patria, quienes se morían de mengua en
los hospitales.

No son los Simoncitos, las Escuelas Bolivarianas, las misiones Robinson,
Rivas y Sucre, las universidades un plan concreto para sacar a nuestro
pueblo de la ignorancia y abrirle horizontes que lo alejen de la pobreza.
No es la misión vivienda un plan concreto destinado a resolver el drama
de la falta de techo que viven millones de venezolanos.

No vale la pena seguir exponiendo lo que hace el gobierno venezolano por
los humildes, ellos lo saben mejor que nadie. Lo que si invitamos es a
reflexionar sobre el mensaje de este fascista de uña en el rabo.
Si ellos consideran que las misiones no son acciones concretas destinadas
a resolver los problemas de la ciudadanía sino “pañitos calientes” ¿Qué
harán con ellas en el supuesto negado de que llegaran al poder?

Ese es el mensaje que entre líneas manda la derecha al pueblo. Nada de
ayudas, nada de misiones, aguanten hasta que consigamos una solución
definitiva y estructural.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3496 veces.

Comparte en las redes sociales