Gobierno boliviano toma el control de empresas privatizadas

La Paz 06 Mar. - El gobierno boliviano recuperará el control de diez empresas privatizadas parcialmente entre 1995 y 1997, entre ellas varias de hidrocarburos y electricidad, en el marco de un Plan Nacional de Desarrollo, que abandona el modelo neoliberal vigente durante dos décadas.

La administración del presidente Evo Morales "está trabajando la propuesta de un nuevo modelo económico que deje atrás 20 años de derrota histórica basada en el régimen neoliberal", señaló el vicepresidente del país, Alvaro García Linera.

La propuesta se asienta en un plan basado en tres ejes: desarrollo productivo con generación de empleo, inclusión social con servicios básicos a la población y estabilidad económica y financiera, que se aplicarán en los próximos cinco años.

Como parte de ese plan de cambio de largo aliento se incluye la recuperación del control de las acciones estatales en manos de las empresas capitalizadas (que quedaron bajo control de empresas privadas) en la década de los 90.

La recuperación de las acciones de las empresas capitalizadas podrá lograrse "agregando la parte del Estado (47,5%, actualmente en manos de las AFPs), más los valores de los trabajadores (2,5%) y vamos a comprar de las empresas la parte que corresponde para llegar a ese objetivo", explicó el ministro de Planificación del Desarrollo, Carlos Villegas.

"Se compra (acciones) o en su defecto se toman otras decisiones, pero Bolivia tiene que ejercer su derecho propietario en el 51%" de las empresas capitalizadas, destacó Villegas.

"Quisiéramos comprar, pero si no quieren vender vamos a tomar decisiones de otra naturaleza para que el Estado boliviano ejercite su derecho de propiedad en el 51 por ciento" del capital de las empresas, recalcó.

García Linera añadió además que "con el tema de las capitalizadas lo que se está trabajando es fundamentalmente que el Estado, no las AFPs -no ese ente abstracto- recupere control de la propiedad de los bolivianos que está ahora en fideicomiso del lado de las AFPs y que ha permitido un conjunto de arbitrariedades".

Puso como ejemplo el tema de la aerolínea boliviana Lloyd Aéreo Boliviano (LAB) que, capitalizada privadamente en 1996, actualmente se encuentra en bancarrota.

El 50% correspondiente a los bolivianos "¿quién lo controló, quién dijo que la empresa estaba perdiendo?, nadie", señaló García Linera.

Antes de su capitalización, decidida durante el primer gobierno del liberal Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-97), el LAB "valía 69 millones de dólares, hoy vale 220.000 dólares", especificó.

"Todo lo que corresponde a los bolivianos, que el Estado siente soberanía, lo que corresponde a las acciones de los privados inversionistas no se toca, está ahí, se respeta", explicó.

A fin de alejar temores del capital extranjero, el vicepresidente apuntó que "el Estado tiene que asumir control, presencia en la parte accionaria de los bolivianos. En la parte accionaria de los accionistas se respeta seguridad jurídica, pero que cumplan, que rindan", agregó.

En la década de los 90 fueron capitalizadas con fondos privados las principales empresas estatales bolivianas, LAB, YPFB (que controlaba toda la red de hidrocarburos), ENDE (a cargo del sistema eléctrico), ENTEL (monopólico en la comunicación a larga distancia) y ENFE (que atendía la vía ferroviaria nacional).

De este proceso surgieron 10 compañías que operan actualmente en el país: tres en el rubro petrolero, tres en electricidad, dos ferroviarias, una en telecomunicaciones y una en transporte aéreo.

Estas son las petroleras Andina, Chaco y Transredes; las eléctricas Valle Hermoso, Corani y Guaracachi, las ferroviarias Andina y Oriental, y Entel y LAB.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8645 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n74160.htmlCUS