Las Farc-EP saluda acuerdo entre el Gobierno de Colombia y el ELN

Credito: Archivo

Caracas, marzo 30 - Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (Farc-EP) —grupo insurgente que marcó el inicio de los diálogos de paz con el Gobierno neogranadino para poner fin del conflicto armado que vive el país suramericano desde hace medio siglo— felicitó el acuerdo suscrito este miércoles entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"Se consolidan así los caminos hacia la construcción de una paz verdadera y completa", recalca el grupo guerrillero, en un comunicado publicado en la página web de su delegación de Paz.

El acuerdo entre el ELN y el Gobierno de Colombia, suscrito este miércoles en Caracas (Venezuela), comprende una agenda de diálogo enfocada en seis puntos fundamentales que serán discutidos durante las conversaciones directas e ininterrumpidas que tendrán lugar en Ecuador, Brasil, Cuba, Chile y Venezuela. Los seis puntos son: participación de la sociedad, democracia para la paz, víctimas, transformaciones para la paz, seguridad para la paz y la dejación de las armas y garantías para el ejercicio de la acción política.

Esta agenda —recalca la Farc-EP en el comunicado— permitirá contribuir en el avance hacia "la materialización de las aspiraciones del pueblo colombiano por una sociedad sustentada en la democracia verdadera y la justicia social, atendiendo su trayectoria y reconocida especificidad como organización revolucionaria alzada en armas".

A continuación comunicado íntegro:

La Delegación de Paz de las FARC-EP celebra el inicio de la etapa pública de diálogos entre el Ejército de Liberación Nacional, ELN y el Gobierno de Colombia.

Se consolidan así los caminos hacia la construcción de una paz verdadera y completa, aspiración histórica de nuestra guerrilla y de la organización hermana del ELN, como se consignó en la declaración conjunta de nuestros Comandantes Timoleón Jiménez y Nicolás Rodríguez Bautista al concebir un proceso de diálogos y negociación con el Estado colombiano en términos de "dos mesas, un sólo proceso", dando continuidad a los esfuerzos de transformaciones políticas y sociales en búsqueda de la reconciliación de los colombianos por la que entregaron sus vidas nuestros comandantes históricos Manuel Marulanda Vélez y Manuel Pérez Martínez y miles de guerrilleros y guerrilleras.

Estamos seguros que la agenda pactada entre el Gobierno y el ELN contribuirá a avanzar en la materialización de las aspiraciones del pueblo colombiano por una sociedad sustentada en la democracia verdadera y la justicia social, atendiendo su trayectoria y reconocida especificidad como organización revolucionaria alzada en armas.

El inicio de la etapa pública de los diálogos con el ELN evidencia el anacronismo de aquellas fuerzas políticas y económicas en decadencia que todavía persisten en la idea de la prolongación indefinida de la guerra.

La perspectiva real de "dos mesas, un sólo proceso" es un hecho histórico no sólo por lo que ello representa para la terminación de la expresión armada del conflicto, sino por las condiciones que contribuye a abrir para avanzar hacia la verdadera democratización política, económica, social y cultural del país, superando la desigualdad, la miseria y la exclusión política.

La fase pública expresa además el compromiso de las naciones hermanas de Nuestra América, en especial de Cuba, Venezuela, Ecuador, Chile y Brasil, así como del gobierno de Noruega, con la paz del continente.

Nuestra América ha de ser zona de Paz.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1381 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US N ab = '0'' /internacionales/n288178.htmlC0US