Este martes

Bolivia: Evo Morales mostrará sistema artificial de acueductos que llevan a Chile agua del Silala sin pago desde hace 108 años

Acueducto ilegal en el río Silala

Acueducto ilegal en el río Silala

La Paz, marzo 29 - El gobierno de Bolivia mostrará el martes a la prensa internacional el sistema artificial de acueductos que conducen sin contraprestación alguna hace casi 110 años el agua de los manantiales del Silala, en el sudoeste boliviano, a varias poblaciones de Chile, inclusive el emporio de Chuquicamata, la mima de cobre a tajo abierto más grande del mundo.

Diecinueve años después de revocada la concesión, en mayo de 1997, y 7 más tarde que Chile proclama su decisión de avenirse a un pago de 5 millones de dólares anuales por el aprovechamiento, por privados, de un flujo de 180 litros/segundo, el presidente Evo Morales y el canciller David Choquehuanca se plantará a primera hora del martes en los manantiales, a unos 1.500 km de La Paz, para mostrarán al mundo que se trata de ojos de agua nacidos en territorio de Bolivia y no de un río de curso sucesivo, tal como defiende Chile.

Cuatro años más tarde que Chile consumara la adición a su jurisdicción de todo el litoral boliviano, 400 km lineales, y 120.000 km2 de territorios que desembocan en el mar, mediante el Tratado de 1904, la concesión, otorgada por la entonces prefectura del departamento boliviano de Potosí, fue entregada en 1908 a una empresa privada chilena, la entonces Antofagasta (Chile) and Bolivian Railway.

En principio y hasta la década de los años 40 del siglo pasado, las aguas manantiales eran utilizadas para el funcionamiento de los ferrocarriles chilenos, mas el apagón de la energía a vapor y su sustitución por el fuel oíl como nuevo combustible, dieron por traste el objeto del contrato de derecho internacional privado que suscribieron la Bolivian Railway y la Prefectura de Potosí.

El gobierno del expresidente ultraliberal de Bolivia, Gonzalo Sánchez de Lozada anuló en mayo de 1997 el contrato y su sucesor, Hugo Banzer (1997-2001), entregó a un privado boliviano la explotación comercial de los recursos acuíferos.

El gobierno chileno del presidente Ricardo Lagos acuñó en 1998 la tesis de que se trataba de un río internacional e ignoró por completo al privado boliviano y la decisión del gobierno de Banzer.

Las aguas del Silala, que Morales mostrará al mundo temprano este martes, abastecen varias poblaciones del norte de Chile, pero en especial la mina de Chuquicamata, en la zona de Calama, de donde se extrae el mineral que sustenta el 50% del erario público de Chile.

Morales anunció que llevará a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya el pleito para que Chile se avenga a pagar, incluso con efecto retroactivo, por un recurso que en los hechos importa sin retribución de ninguna especie, bajo el argumento que se trata de un curso sucesivo de agua que comparten ambos países, hace 108 años.

El anuncio de un nuevo juicio ante la CIJ, paralelo al que Bolivia radicó en 2013 a Chile para que sus autoridades se avengan a una negociación con efecto vinculante y plazo perentorio que termine con la condición mediterránea de 137 años del país andino amazónico, pareció encrespar a las autoridades de La Moneda.

La presidente Michelle Bachelet dijo este lunes que su país va a contrademandar para reguardar sus intereses si Bolivia consolida la demanda por los derechos del Silala ante la CIJ.

"Chile va a contrademandar para resguardar nuestros intereses", dijo Bachelet después de reunirse con el canciller Heraldo Muñoz, 2 días después que Morales anunciara que Bolivia decidió acudir a la CIJ para demandar a Chile por el aprovechamiento ilegal de las aguas del Silala.

Tras una reunión con Muñoz, la Presidente chilena argumentó que "durante más de 100 años Bolivia reconoció la calidad de río internacional del Silala".

"El pueblo de Chile rechaza este nuevo acto poco amistoso, el Gobierno de Bolivia reclama ser dueño de recursos hídricos que son compartidos, las aguas del Silala fluyen hacia el territorio por la ley de gravedad, durante más de 100 años Bolivia reconoció la calidad de río internacional del Silala", remarcó.

Tanto el anuncio de Morales como la reacción de Bachelet y Muñoz que el domingo expuso un mapa local de 1904 de la frontera chileno boliviano en que se dibuja al Silala como un río, volvieron a tensar la relación entre La Paz y Santiago, venida a menos desde 2011 cuando el Palacio Quemado anunció el juicio marítimo a Chile en la CIJ.

El boliviano Servicio Nacional de Geología y Técnico de Minas mostró en las últimas horas fotos satelitales que revelan que Chile realizó perforaciones para obtener aguas subterráneas a menos de 300 metros de la frontera con Bolivia, acción que no está permitida por normas internacionales.

Morales deploró que las aguas del Silala boliviano redunden en beneficio de empresarios privados que la comercian en la población chilena.

Bolivia y Chile son los únicos países de Latinoamérica que carecen de relaciones diplomáticas entre sí.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3295 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /internacionales/n288072.htmlC0http://NON-VEca = .