Ecuador recuerda al pintor Oswaldo Guayasamín a 17 años de su partida física

Oswaldo Guayasamin

Oswaldo Guayasamin

Quito, marzo 10 - Ecuador recordará hoy al llamado Pintor de Iberoamérica, Oswaldo Guayasamín, con un homenaje organizado por la Fundación que lleva su nombre, en ocasión del aniversario 17 de su muerte.

Los actos de recordación iniciarán al mediodía de este jueves con la colocación de una ofrenda floral junto al "Árbol de la Vida", un pino plantado por el propio Guayasamín en el patio de su casa devenida museo, y donde reposan sus cenizas, junto a las de su amigo entrañable, el escritor Jorge Enrique Adoum.

Según explicó a Prensa Latina Pablo Guayasamín, uno de sus hijos, la ceremonia será acompañada por el Conjunto de Cámara de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

En la noche se inaugurará en una de las salas de la casona una muestra de desnudos pintados por el artista, y que al decir de Pablo, van más allá de una simple exhibición de cuerpos, para convertirse en una denuncia de las injusticias y sufrimientos del ser humano.

El pintor cubano radicado en Ecuador Luis Alberto Ruiz Saavedra también se sumará al homenaje, y expondrá una selección de sus pinturas inspiradas en la obra del Maestro, mientras que la cantante de origen holandés Vanessa Velthuis cerrará la velada con un concierto titulado De España a América.

La víspera, durante un recorrido por la casa-museo y la Capilla del Hombre, el fraile dominico brasileño Frei Betto calificó a Guayasamín de pintor de los oprimidos y los excluidos de la Tierra.

Pudo haber pintado para agradar a los ricos y a los poderosos, como hacen muchos, pero no, él hizo de su pintura un retrato de la exclusión, de la opresión, de la injusticia, aseguró Betto, quien recordó que conoció al artista en la década de los 80 del siglo pasado en La Habana, donde luego, dijo, compartieron muchas reuniones junto al líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro.

También rememoró que en una ocasión compartió un fin de semana con el artista en Quito, de quien destacó su afición por coleccionar piezas religiosas, en particular crucifijos, pese a declararse abiertamente ateo.

Por eso yo le decía que no creía en su ateísmo, y que era un ateo no practicante, pues una persona que tiene tanto cuidado con los recuerdos de Jesús tiene garantizado un lugar en el cielo, bromeó Berro.

De su lado, Pablo Guayasamín apuntó que su padre siempre quiso ser recordado por su mensaje de amor a los hombres, y como amigo de los grandes líderes latinoamericanos que mostraron el camino del cambio y de la transformación del continente.

Creo que cumplió su compromiso con los humildes de la Tierra, y su mensaje plástico sigue presente en cada injusticia que vemos hoy, y por eso siempre nos decía que dejáramos una luz encendida porque él iba a volver, comentó.

Nacido el 6 de Julio de 1919, en Quito, Guayasamín falleció el 10 de marzo de 1999, sin ver concluida la Capilla del Hombre, un proyecto arquitectónico concebido para homenajear al ser humano, y que fue inaugurado en 2002, con la presencia de Fidel Castro, el fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez y otros líderes mundiales que fueron sus amigos personales.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1583 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US N ab = '0'' /internacionales/n287131.htmlC0US