Rayas de Tampa Bay contra la Selección de Cuba

Obama asistirá a un partido de Beisbol en La Habana

Washington, marzo 2 - El presidente estadounidense Barack Obama planea acudir al partido de exhibición que los Rayas de Tampa Bay disputarán contra Cuba el 22 de marzo.

Ben Rhodes, viceasesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, tuiteó el anuncio el martes, poco después que las Grandes Ligas y el sindicato de peloteros anunciaron en conjunto que se habían ultimado los detalles para escenificar el partido contra la selección de Cuba en el Estadio Latinoamericano.

Será la primera visita de un equipo del béisbol de Grandes Ligas a la isla desde que los Orioles de Baltimore estuvieron ahí en 1999.

“Durante este tiempo de cambios histórico, apreciamos el papel constructivo proporcionado por nuestra compartida pasión del juego, y anticipamos con ganas presenciar la tradición de béisbol en Cuba y la pasión de sus muchos aficionados leales”, señaló el comisionado de Grandes Ligas Rob Manfred.

Tampa Bay estuvo dentro de un grupo de equipos que expresaron interés en viajar a Cuba, y Manfred les eligió el 13 de noviembre.

“Estamos super entusiasmados como grupo de ser parte de este proceso”, declaró el pitcher de los Rays Chris Archer. “En cierto sentido, somos parte de algo que es muy histórico para ambos países, ansiosos de disfrutar la cultura de un país en el que no se ha podido viajar con libertad en mucho tiempo”.

Los equipos de Grandes Ligas solían disputar juegos de pretemporada en Cuba, pero la práctica se interrumpió con el triunfo de la revolución liderada por Fidel Castro. Ningún equipo estuvo en la isla entre marzo de 1959 hasta que los Orioles se midieron contra la selección nacional en La Habana en marzo de 1999.

“Los jugadores de los Rays están esperando con anticipación visitar a Cuba y jugar delante de algunos de los aficionados de béisbol más apasionados e informados del mundo”, dijo Tony Clark, el director ejecutivo del sindicato de peloteros. “Agradecemos al equipo nacional de Cuba y a todos los involucrados en la organización de este juego, ya que estamos muy contentos de regresar a La Habana para continuar nuestros esfuerzos para fortalecer las relaciones entre nuestros países a través de nuestro amor y pasión para el juego de béisbol”.

El martes, cientos de obreros trabajaban en el Latinoamericano, estadio construido en 1946, y cuenta con un aforo para 55.000 aficionados. Las cuadrillas trabajaban en el techo, pintura de los muros, reparación de tribunas y mantenimiento del terreno de juego.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2068 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /internacionales/n286674.htmlC0http://NON-VEca = .