Acusa legislador del Partido Verde que se prepara el terreno para una sociedad bajo vigilancia

Protestas en decenas de ciudades francesas contra renovación de estado de emergencia

Decenas se sumaron a la movilización en Marsella. De acuerdo con medios de información locales, se prevé que el Parlamento renovará las medidas excepcionales

Decenas se sumaron a la movilización en Marsella. De acuerdo con medios de información locales, se prevé que el Parlamento renovará las medidas excepcionales

Domingo 31 de enero de 2016.-

París.

Miles de personas marcharon este sábado en París contra los planes de renovar el estado de emergencia y revocar la ciudadanía a individuos de doble nacionalidad condenados por "terrorismo".

Grupos defensores de los derechos humanos, políticos y sindicatos se unieron a la marcha en la capital francesa y a otras manifestaciones efectuadas en el resto del país. Las protestas ocurrieron pocos días antes de que el gabinete revise, el miércoles próximo, una medida para prolongar el estado de emergencia, el cual fue impuesto después de los ataques del 13 de noviembre en París, que costaron la vida a 130 personas.

El estado de emergencia otorga más poder a la policía y a autoridades administrativas, permitiendo cateos sin orden de un juez, arrestos domiciliarios y otras medidas.

"Mi Francia de libertades, ¿dónde está?", cuestionaba una manta.

Se espera que el Parlamento apruebe la extensión de las medidas excepcionales en una votación que se llevará a cabo más adelante. El estado de emergencia actual expirará el 26 de febrero.

"La democracia está retrocediendo a cuenta de jueces, del estado de derecho y de las libertades de manifestación y expresió", aseveró Jean-Baptiste Eyrault, del movimiento Right to Housing (Derecho a la Vivieda).

La semana pasada un tribunal superior mantuvo la medida argumentando que el peligro "no ha desaparecido".

Los opositores a otro plan para revocar la ciudadanía francesa de individuos de doble nacionalidad condenados por "terrorismo" aducen que la medida alimentaría el racismo, creando un sistema de dos clases de ciudadanos. Muchos de doble nacionalidad son musulmanes y algunos sienten que se les culpa por ataques de extremistas.

Noel Mamere, legislador del Partido Verde, quien participó en la marcha, destacó que el estado de emergencia prepara el terreno "para una sociedad bajo vigilancia".

Christiane Taubira renunció la semana pasada al cargo de ministra de Justicia de Francia debido a su oposición al plan, y resultó evidente que sus puntos de vista chocarían con los del presidente François Hollande.

La dimisión fue anunciada el día en que el primer ministro, Manuel Valls, debía presentar ante los diputados el texto definitivo de un proyecto de reforma constitucional, que incluye en la Carta Magna el estado de emergencia y prevé retirar la ciudadanía francesa a los autores de atentados, siempre y cuando dispongan de otra nacionalidad.

También hubo movilizaciones en decenas de ciudades francesas, como Burdeos (suroeste), donde se congregaron 3 mil personas, según los organizadores; Toulouse (suroeste), donde había mil 300, de acuerdo con la policía. La corporación también registró mil personas en Lyon (este) y menos de mil en Marsella (sur).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1921 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /internacionales/n285058.htmlC0http://NON-VEca = .