Microcefalia, el mal que llega con el Zika

Caracas, enero 30 - Los casos de microcefalia no eran tan frecuentes hasta el reciente brote de Zika, un virus responsable de que los bebés nazcan con el cráneo en un tamaño menor de lo normal. Se trata de una deficiencia en la tasa de crecimiento del cerebro.

Dependiendo de la causa y de la gravedad de la microcefalia, las complicaciones pueden ir desde retrasos del desarrollo cognitivo, dificultad en la coordinación y equilibrio, distorsiones faciales, entre otras.

La media de niños con este problema en países como Brasil es, habitualmente, de 100 a 120 anuales. Ahora este número se ha multiplicado por 30.

¿Cómo se encuentra el vínculo entre el virus de Zika y el aumento de casos de microcefalia en recién nacidos?

Según el ministerio de Salud de Brasil, el vínculo se estableció tras efectuar un examen de laboratorio a un bebé que nació con microcefalia.

La prueba realizada de referencia en enfermedades tropicales confirmó que el pequeño, que tenía otras enfermedades congénitas y falleció, tenía el virus del zika.

El mayor riesgo de contagio a embarazadas se produce en los tres primeros meses de gestación.

Expertos del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) se encuentran investigando la relación entre el virus y la microcefalia.

Este mes, la Polinesia Francesa informó los casos de microcefalia en fetos y recién nacidos luego de una epidemia de zika que afectó al territorio en el Pacífico en 2013 y 2014.

Tratamiento de por vida

La doctora María Ángela Rocha, del Hospital Universitario Oswaldo Cruz, Brasil, explicó que cada recién nacido es afectado en forma diferente, pero necesitarán ser tratados por neurólogos durante toda su vida.

Algunos mostrarán secuelas menores, pero "también puede haber consecuencias graves, como no hablar, no caminar o presentar alteraciones en todo el desarrollo psicomotor", explicó Rocha.

Los tratamientos para la microcefalia se centran en las técnicas para gestionar la condición de su hijo. Los programas de intervención en la infancia, que incluyen terapia del lenguaje, terapia física y ocupacional pueden ayudar a su hijo fortalecer sus capacidades.

Ciertas complicaciones de la microcefalia, tales como convulsiones o hiperactividad, pueden ser tratadas con medicamentos.

El virus del Zika es endémico del oeste de África y tiene síntomas parecidos al dengue o el chikungunya, pero hasta ahora era considerado menos grave.

Las madres pueden no presentar casi ningún síntoma, pero eso no impide que la infección perjudique al bebé.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3764 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /internacionales/n284994.htmlC0NON-VE