Monopolio de comunicaciones

Argentina: gracias a Macri el grupo Clarín se adueñó de telefónica celular Nextel

Buenos Aires, enero 29 - El Grupo Clarín perfeccionó su ingreso al mercado de las telecomunicaciones al adquirir el 100 por ciento de las acciones de Nextel. Con un comunicado a la Bolsa de Comercio, el multimedio informó que pagó 85 millones de dólares por el 51 por ciento de los papeles.

En septiembre del año pasado había desembolsado, a través de Cablevisión, otros 80 millones de dólares. El Grupo Clarín pudo concretar la operación luego de que el macrismo allanara las limitaciones que presentaban tanto la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual como la norma que regula las TIC. Ambas leyes fueron modificadas por el decreto 267 firmado a fines del año pasado. Ahora, el desafío del Grupo será conseguir una red donde poder montar servicios 4G. Si lo quiere hacer por Nextel, el proceso de inversión le demandará tres años. En cambio, otro camino podría ser a través de Telecom, de la mano de David Martínez, socio de Cablevisión.

Con la intervención por decreto de la Afsca y Aftic, Macri allanó el camino para que Clarín ingrese en el mercado de las telecomunicaciones, como así también la posibilidad de que David Martínez ingrese dentro de Telecom. En octubre del año pasado, la Aftic había determinado que Fintech, la empresa de Martínez, “carecía de capacidad técnica para llevar adelante la gestión de una sociedad de telecomunicaciones”. El mexicano es dueño del 40 por ciento del grupo Clarín, y posee títulos de deuda reestructurados por 1000 millones de dólares, aproximadamente.

“El Grupo Clarín capitaliza en lo inmediato cambios regulatorios decretados por Macri, que en cambio obturan la expansión de Telefónica. Si alquila espectro y capacidad de Telecom o de Arsat, Nextel (Clarín + David Martínez) podría jugar pronto en cancha grande”, analizó el especialista en medios y TICs Martín Becerra. Sin embargo, por ahora la ley que regula a Arsat le impediría a la empresa estatal arrendar su red a una firma privada.

Con la compra del ciento por ciento de Nextel empieza a cobrar más sentido la urgencia en la intervención de la Afsca y Aftic. El decreto de Macri realizó dos cambios trascendentes. Uno es el que modificó las limitaciones para realizar una transferencia de acciones. Ahora sólo basta con pedir autorización posterior del hecho. A la vez, si la autoridad de aplicación no se expide al respecto, la operación queda aprobada de hecho. El segundo dato del decreto de intervención es el que indica que las empresas de telecomunicaciones deberán esperar 3 años para ingresar en el mercado del cable. Esos tres años es lo que necesita Clarín para quedar en condiciones de ofrecer 4G a través de Nextel.

Según un comunicado del Grupo Clarín, “la convergencia es un fenómeno global que apuesta a que el usuario pueda contar progresivamente con paquetes de comunicaciones integradas que incluyan video, banda ancha y telefonía fija y móvil”. Según la propia empresa, la estrategia parece ser invertir en infraestructura. Nextel opera alrededor de 3 por ciento de las líneas móviles del país. La red obsoleta de esta sociedad obligará a Clarín a invertir entre 800 y 900 millones de dólares. Ese período de tiempo podría ser el mascarón de proa de Clarín en el 4G, para luego avanzar sobre su verdadero interés: Telecom.

“El próximo paso de Clarín es avanzar sobre Telecom. Nextel no le sirve para la dimensión del negocio que pretende. Acá quedó comprobado que el macrismo está dispuesto a adaptar la letra de la ley de cualquier manera a favor de Clarín. Si esto se da, habrá dos monopolios con mismos accionistas (Clarín y Telecom)”, explicó a Página/12 el analista en TIC, y docente de la UBA, Ricardo Beltrán.

Otro dato a tener en cuenta es la licitación que quedó desierta el año pasado, luego de que la empresa del Grupo Vila Manzano, Arlink, no pagara los 506 millones de dólares que correspondían al lote 1 del espectro licitado. Este espectro también será cotizado ahora por el Grupo Clarín. “Queda la incertidumbre de si habrá un nuevo llamado a licitación o una asignación directa del espectro”, reflexionó ante este diario un abogado especialista en materia regulatoria. Sobre ese lote pesa una cautelar solicitada por Vila Manzano.

Nextel estaba controlada por NII Holding, a través de dos sociedades unipersonales regidas por legislación española (NII Mercosur Telecom SLU y NII Mercosur Moviles SLU). Luego de un proceso de quiebra en Estados Unidos, la controlante de Nextel logró regularizar su situación a partir del ingreso del fondo buitre Aurelius, con el 40 por ciento del control accionario. Esto ocurrió en junio del año pasado. Tres meses después, el Grupo Clarín inició su proceso de compra, que logró perfeccionarlo a partir de la llegada del macrismo al gobierno. El multimedios le cedió los derechos de adquisición a Cablevisión, que en la práctica representa el 90 por ciento de la rentabilidad total del grupo.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3280 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0'' /internacionales/n284950.htmlC0US