A buen entendedor...

Cameron: "No habrá negociación sobre las Malvinas", y Macri: "Fue muy lindo"

Cameron y Macri

Cameron y Macri

Buenos Aires, enero 22 - El presidente Mauricio Macri se reunió con el primer ministro británico David Cameron. Conversaron sobre las oportunidades de negocios de las empresas del Reino Unido en la Argentina, sobre cómo pueden ayudar a reformar la economía argentina y también sobre la controversia por Malvinas. Según difundió luego el gobierno británico, Cameron le dejó en claro a Macri que no habrá negociación sobre las islas. El presidente argentino dijo después: “Quiero que dialoguemos sobre todos los temas que están pendientes, incluido el de Malvinas”. En el PRO interpretaron la reunión como el fin de una política dura hacia el Reino Unido y su reemplazo por una blanda, que pondrá el eje en el comercio y las inversiones. Desde el kirchnerismo cuestionaron que Macri no le reclamó Cameron por los soldados enterrados en el cementerio de Darwin ni por la explotación pesquera y petrolera. Los habitantes de la isla festejaron.

Como parte de una maratón de reuniones bilaterales en Davos, Macri tuvo su primer encuentro con Cameron, que ya lo había llamado para felicitarlo en noviembre pasado. El Presidente estuvo acompañado por la canciller Susana Malcorra, por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y por Sergio Massa, al que presentó como “un líder opositor”. Macri luego destacó que lo quería presente a Massa para mostrar que la controversia por Malvinas es una cuestión de Estado. El encuentro fue en el Hotel Beldevere y duró media hora. Los últimos cinco minutos fueron a solas. Luego Macri comentó que se fue con una invitación para participar de un seminario en Londres sobre transparencia y lucha contra la corrupción.

Dado que lleva más de un siglo, la disputa por la soberanía de Malvinas pasó por todas las etapas y todas las estrategias posibles. Después de la guerra de 1982, y ya durante los gobiernos democráticos, el menemismo intentó una política de seducción que no llevó a ninguna parte. Quizá quedó como emblema el envío de ositos de peluche de Winnie the Pooh a los isleños, como parte de la estrategia del canciller Guido Di Tella. Luego de varios intentos de diálogo con los mandatarios del laborismo, el kirchnerismo buscó aislar en todos los foros internacionales al Reino Unido: la Celac, el Mercosur, la OEA, el G-77 más China y la asamblea general de la ONU acompañaron a la Argentina en su reclamo de que el gobierno británico se siente a dialogar sobre la soberanía de las islas. También se dictaron normas para penar la explotación pesquera y petrolera y se denunció penalmente a las empresas británicas que iniciaron exploraciones en la plataforma marítima argentina cercana al archipiélago. Desde el comienzo, Macri expresó que buscaría un cambio en las relaciones con el Reino Unido y dio señales de que intentaría una política más blanda sobre el conflicto por las islas. Ayer salió del encuentro bilateral con una sonrisa y comentó: “Fue muy lindo”.

Desde Downing Street enviaron un comunicado en el que manifestaron que “el primer ministro fue claro en que nuestra postura sigue siendo la misma” sobre las islas. “El reciente referéndum fue absolutamente claro en la intención de los isleños de seguir siendo británicos.” Según el comunicado, ambos mandatarios estuvieron de acuerdo en que “existe la posibilidad de abrir un nuevo capítulo”. “Claramente asumió un nuevo presidente y ha dado señales de que está abierto a tener una mejor relación” alrededor de Malvinas. “Nuestra posición es clara. La gente de las islas sostuvo un referéndum y el resultado de ese referéndum fue absolutamente claro e inequívoco”, remarcaron.

Macri no planteó objeciones al comunicado. Simplemente, afirmó que quiere continuar el diálogo “sobre todos los temas que están pendientes, incluido Malvinas, con nuestras diferencias, y nosotros manteniendo nuestros reclamos, pero dialoguemos”.

El resultado del encuentro fue festejado por los habitantes de la isla: “Es una definitiva mejoría respecto a Cristina Kirchner, que intentaba hacerle un piquete de ojos a Cameron cada vez que estaban en la misma habitación”, indicó la cuenta de Twitter @Falklands_udt, una de las más populares entre los isleños. El integrante de la Asamblea Legislativa de la Isla, Gavin Short, se congratuló de que la “posición británica es clara y no va a cambiar”. “Los dos tienen posturas diferentes sobre Malvinas, pero eso no va a impedir que se tenga una buena relación. Claramente, la idea es avanzar en una nueva etapa con el Reino Unido”, consideró el jefe de Gabinete, Marcos Peña.
Negocios son negocios

Malvinas, sin embargo, no fue el único tema de la reunión. “Una delegación empresarial del Reino Unido visitará la Argentina en el segundo semestre del corriente año para analizar diversos temas de infraestructura”, informó el gobierno argentino como resultado de las conversaciones. El comunicado británico ahonda en el tema: señala que ambos mandatarios “discutieron sobre cómo el Reino Unido podría ayudar a los planes para reformar la economía, en particular en el sector energético, transparencia y ciencia”. También se habló de “ampliar significativamente el comercio bilateral, que actualmente es de un valor aproximado a 1,14 miles de millones de libras esterlinas”.

Macri indicó que en el futuro tiene previsto incorporar otros temas a las conversaciones con el Reino Unido como “la lucha contra el narcotráfico, el cambio climático, el desarrollo financiero y el apoyo para el desarrollo de infraestructura”.

La ex embajadora argentina en Londres Alicia Castro sostuvo que espera que “ahora que es presidente, Macri haya aprendido que las cuestiones de soberanía comprenden también los recursos naturales de la plataforma continental argentina”. Castro valoró que el líder laborista de la oposición, Jeremy Corbyn “ha manifestado públicamente la necesidad de que el Reino Unido negocie con Argentina por la cuestión Malvinas”. “No se trata de ser duros o blandos, se trata de estar apegados a la ley”, indicó Castro. “Nos parece importante que Macri ponga el tema de Malvinas en la agenda”, sostuvo el ex secretario de Asuntos Relativos de Malvinas Daniel Filmus, quien advirtió que “Cameron le dijo que no está dispuesto a dialogar. Lo que no sabemos es qué contestó Macri al respecto. Cameron mencionó un referéndum que no reconocen ni los 190 países del mundo ni la ONU”. Filmus remarcó que “hay dos temas que Macri tendría que haber planteado sobre Malvinas: el reconocimiento de los 223 cuerpos que el Reino Unido se niega a permitir. Los familiares esperan hace 33 años. Y tampoco le planteó nada sobre que, mientras se sigue sin dialogar, el Reino Unido viola todas las normas de derechos internacionales explorando en busca de petróleo y explotando la pesca. Esos dos temas no estuvieron en la agenda”.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4133 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /internacionales/n284562.htmlC0NON-VE