Crisis económica y elecciones en agenda parlamentaria de Rusia

Duma estatal de Rusia.

Duma estatal de Rusia.

Moscú, 20 ene (PL) La temporada electoral en su fase final en la Duma estatal de Rusia acontece hoy en un escenario económico complejo para el país, lo cual impone respuestas emergentes del aparato ejecutivo y legislativo a las demandas ciudadanas.

Para septiembre venidero están programadas las elecciones a la cámara baja, que por primera vez se llevarán a cabo en un nuevo calendario cuatro meses antes del período tradicional y por el esquema electivo mixto de diputados existente hace más de una década.

A contrarreloj, los diputados deberán aprobar iniciativas gubernamentales capaces de reducir la incertidumbre ciudadana ante los notorios signos de una prolongada crisis y deterioro del nivel de vida de millones de personas, sobre todo de los sectores económicamente en desventaja.

En la primera sesión que arrancó esta semana, tras un largo asueto de invierno, el titular de la Duma estatal, Serguei Naryshkin, afirmó que las medidas anticrisis adicionales centrarán la labor legislativa en la actual temporada, última de la sexta legislatura.

Debemos concentrarnos en preservar la estabilidad financiera y económica. No es tiempo para que los políticos se embrollen con promesas que puedan resultar útiles a la campaña electoral, enfatizó Naryshkin, al exhortar a una unidad en el recinto parlamentario y al diálogo, en momentos de un complejo escenario.

Los primeros anuncios del Gobierno en el ámbito económico arrojaron visos, sin embargo, de discrepancias entre las fracciones políticas de cómo afrontar el impacto de las turbulencias externas sin comprometer las obligaciones del Estado con el bloque social, y lograr al mismo tiempo el retorno del país a un crecimiento sostenido.

El vicepresidente de la Cámara y diputado por el oficialista partido Rusia Unida Andrei Isaev reconoció que la presente sesión será bastante complicada debido a la fase de crisis en la cual se encuentra el país y la repercusión que tendrá en la campaña electoral.

A su juicio, los pronunciamientos y acciones de los partidos podrían tornarse mucho más drásticos y firmes. Para Rusia Unida, los comicios legislativos federales de septiembre resultan más que vitales, debido al retroceso de posiciones líderes en las regiones durante el lustro más reciente desde las anteriores consultas en 2011.

En contraste, la bancada del partido Comunista de la Federación (PCFR) previno de posibles medidas antipopulares del Gobierno y de recortes sensibles a los gastos públicos.

Sin duda nos espera una sesión "combativa" de discusiones sin compromisos, la más dura quizás de los últimos tiempos, expresó el vicepresidente de la Duma Iván Melnikov, segundo también al mando del PCFR.

Melnikov mostró, de otro lado, confianza en que el contexto complejo no provoque una avalancha de iniciativas legislativas "vacías y provocadoras" que maten la autoridad de la Duma estatal.

Subrayó que su partido, segunda fuerza política, cerrará filas en contra de los intentos de "recortar aún más el presupuesto de 2016, reducir mucho más el financiamiento estatal de las obligaciones sociales en salud y educación".

De acuerdo con la nueva ley electoral aprobada en 2014, las elecciones de la Duma en septiembre retomarán el esquema mixto existente hasta 2003, según el cual, los 450 escaños de diputados se renovarán por la lista de partidos (225 escaños) y la otra mitad por circunscripciones.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2168 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US N ab = '0' /internacionales/n284471.htmlC0http://NON-VEca = .