Excepcionalidad de EEUU frena guerra al terrorismo, afirma canciller ruso Serguei Lavrov

El canciller de Rusia, Serguei Lavrov

El canciller de Rusia, Serguei Lavrov

Credito: Archivo

30 de Diciembre.- El canciller de Rusia, Serguei Lavrov, aseguró hoy que la actitud de Estados Unidos como "una nación excepcional" constituye un obstáculo en la lucha contra el terrorismo.

Según declaró en una entrevista al canal de televisión Zvezda el ministro de Asuntos Exteriores ruso, los estadounidenses se autodefinen así, "se consideran capaces de convencer a otros", y este factor no ayuda en relación con la batalla antiterrorista.

Lavrov comentó que la coalición creada por Washington con el proclamado objetivo de combatir al autodenominado Estado Islámico en Siria es "absolutamente su concepto".

Sin embargo, aclaró, muchos miembros de esa alianza, incluidos los integrantes europeos de la OTAN, "querían dirigirse al Consejo de Seguridad y crearla como Dios manda".

Deploró el canciller ruso que Washington impuso su punto de vista al declarar "ilegítimo" al presidente constitucional de Siria, Bashar al-Asad, y determinar que no puede existir ningún acuerdo.

Subrayó que la mayoría de los países de la Unión Europea (UE) critica en voz baja la confrontación con Rusia por Ucrania, en contradicción con la política pública del bloque.

Indicó el jefe de la diplomacia rusa en la entrevista que, por separado, la mayoría de los miembros de la UE consideran un error las discrepancias con Moscú originadas por su rechazo a la situación creada en Kiev tras la ruptura del orden constitucional el 22 de febrero de 2014.

La propia Ucrania cayó víctima de la política de la UE, que intentó forzarla a elegir entre Rusia y Bruselas, recordó el ministro, y en lugar de un Gobierno de unidad nacional, contemplado en el compromiso promovido por Alemania, Francia y Polonia como "garantes", lo que ocurrió fue un golpe de estado a mano armada.

Sobre los europeos, el titular dijo a Zvezda que lo que expresan "cara a cara, cuando nadie oye", se contradice en ocasiones con lo que declaran públicamente.

Indicó que todos hacen referencia al cumplimiento de los acuerdos de Minsk, y dicen que "entonces volveremos a la normalidad, a la asociación estratégica", pero cuando se reúnen y emiten declaraciones públicas, no pueden expresar lo mismo.

Recientemente, los 28 acordaron prolongar las sanciones contra Moscú, al menos hasta el 31 de julio de 2016, con el pretexto de que los acuerdos pactados en Minsk entre Kiev y las insurgentes Repúblicas Populares de Donetsk y de Lugansk no se cumplirán plenamente el 31 de diciembre del año que concluye.

El 31 de enero de 2016 debían finalizar las represalias europeas, originadas por el rechazo del Kremlin al golpe de estado del 22 de febrero de 2014 en Kiev y por su respaldo a la reunificación con Crimea.

Un 96,77 por ciento de los votantes respaldaron esta última propuesta en un referendo en el que participó el 83 por ciento de padrón electoral.

La península de Crimea fue parte de Rusia entre 1783 y 1954, cuando el Partido Comunista de la Unión Soviética decidió colocar ese territorio bajo jurisdicción de la República Socialista Soviética de Ucrania.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4348 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US N ab = '0'' /internacionales/n283421.htmlC0US