Egipto envuelto en una calma expectante tras mortíferos choques

Manifestaciones en las calles de Egipto

Manifestaciones en las calles de Egipto

Credito: Agencias

6 de julio de 2013.- Una calma, hija de la incertidumbre, envuelve el amanecer de hoy en esta capital y otras ciudades egipcias tras tumultuosos choques en los cuales murieron 30 personas, según reportes de medios oficiales.

Más de 300 personas resultaron heridas en las batallas callejeras del viernes y la madrugada de hoy, agravadas tras una incendiaria arenga del Guía Supremo de la Hermandad Musulmana (HM, islamistas) egipcia, Mohamed Badie, quien exhortó a dsus partidarios a reinstalar en la presidencia al depuesto mandatario egipcio Mohamed Morsi, a cualquier precio.

En medio de la noche, fuerzas de seguridad detuvieron a su segundo, Khairat el Shatter, tras una orden de detención emitida por el Fiscal General.

La mayor cantidad de víctimas fatales de la violencia política ocurrió en Alejandría, 12 muertes y 200 heridos, según el recuento emitido por el Ministerio de Salud y tramsmitido por la televisión estatal.

Un intento de asaltar el cuartel de la Guardia Republicana en Giza resultó en tres muertos, siempre según reportes confirmados por medios oficiales.

En la ciudad de El Arish, en la península de Sinaí, una sentada de islamistas fue dispersada por las autoridades después que cinco policías fueron muertos en esa ciudad por desconocidos armados.

Esta capital vivió anoche el caos cuando cientos de personas venidas de una concentración convocada por la HM en las proximidades de la Universidad de El Cairo invadieron arterias que conducen a la plaza Tahrir, en el centro cairota, y combatieron con manifestantes que apoyan el cambio de autoridades ocurrido el miércoles pasado.

Por momentos pareció que la multitud trataría de asaltar el edificio de la televisión estatal en el distrito de Maspero, lo que habría provocado una colisión de gran magnitud, pero optaron por concentrarse en los choques sobre el puente 6 de Octubre, donde Prensa Latina vio a los manifestantes incendiar un vehículo y romper el pavimento para pertrecharse con piedras.

La erupción de violencia terminó con la llegada de transportes de tropas del Ejército mientras helicópteros sobrevolaban la zona, donde los rivales intercambiaron pedradas y utilizaron armas de fabricación casera que disparan cartuchos de perdigones.

El carácter inflamable de la situación persiste y el optimismo de las horas que siguieron a la sustitución de Morsi se ha disipado para dar paso a la inquietud por el futuro inmediato de este país que en los últimos 29 meses no ha tenido tranquilidad total por una crisis que tiene a la economía hecha trizas y una aguda polarización política.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1378 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas


US N /internacionales/n232184.htmlCUS