FARC: estamos en un proceso de paz y no de sometimiento

Iván Márquez

Iván Márquez

Credito: TeleSUR

10/02/13.-El jefe de la delegación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Iván Márquez, subrayó este domingo que las conversaciones son “un proceso de paz y no de sometimiento”.

“Este es un proceso de paz no de sometimiento, habrá que preguntarle al pueblo si quiere que se arroje al olvido el tema del saqueo minero energético pretendido por la voraz política neoliberal, que atenta contra la soberanía y al sostenibilidad ambiental”, explicó Márquez.

Destacó que han avanzado y coincidido en el “propósito de dar acceso progresivo a la tierra a la mayor parte de colombianos que no la posean o la posean de manera insuficiente”.

Uno de los mayores aspectos que se deben discutir en los diálogos es el ''dar acceso a la tierra al mayor número de colombianos que no la poseen'' dijo y Márquez y añadió que en el grupo armado ''estamos dentro de la agenda desarrollándola y nutriéndola''.

Agradeció las propuestas que “con su sabiduría las organizaciones sociales y políticas nos han hecho llegar”.

Asimismo subrayó que si el gobierno persiste en sus proyectos minero - energéticos ,deberá prescindir de la idea de desarrollarlos sobre el territorio que el país necesita con urgencia, para garantizar su soberanía alimentaria”.

Ruben Zamora, también integrante de la delegación de FARC, pidió al gobierno de Colombia la declaración de un estado de emergencia sanitaria y humanitaria para las cárceles del país, así como la liberación inmediata de los prisioneros de guerra con enfermedades terminales.

El vocero de las FARC denunció la violación flagrante a los derechos humanos “que comete el gobierno de Colombia sin que se le vea intención alguna de rectificación”.

“Alrededor 9 mil 500 prisioneros políticos viven el calvario del sistema penitenciario colombiano, que en realidad se ha convertido en un laberinto de tortura vejaciones y muertes para los reclusos de cualquier índole”, señaló Téllez.

Agregó que “el 90 por ciento de los prisioneros políticos son actores civiles encarcelados con la intención de desmantelar las organizaciones populares y aplastar la inconformidad popular, frente a la injusticia social que existe en Colombia”.

“El panorama carcelario es de hacinamiento, fetidez, suicidio, asesinatos y enfermedades (...) Prisioneros ciegos, lisiados, paralíticos o muertos a causa de la desatención médica”, explicó el delegado de las FARC.

Más temprano, el jefe de la delegación del Gobierno colombiano en los Diálogos de Paz, Humberto de la Calle, enfatizó que el Ejecutivo no abrirá la agenda de conversaciones a temas nuevos planteados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde su plataforma política.

La cuarta ronda de negociaciones entre la guerrilla y el Gobierno de Colombia llegó a su fin este domingo y se espera que reanuden las conversaciones el próximo 18 de febrero en La Habana.

El pasado 19 de noviembre el Gobierno colombiano y las FARC establecieron una mesa de negociaciones para alcanzar el fin del conflicto armado con el tema de la política del desarrollo agrario integral entre las prioridades de discusión, para construir una “paz estable y duradera”.

Otros puntos de la agenda establecida incluyen temas como las garantías para la participación ciudadana, el fin del conflicto armado y la solución al problema de las drogas ilícitas.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2310 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n223047.htmlCUS