Netanyahu perdió 11 escaños en el parlamento

Elecciones en Israel arrojan empate entre la derecha y la centro-izquierda

Netanyahu y su partido perdieron once escaños parlamentarios

Netanyahu y su partido perdieron once escaños parlamentarios

Tel Aviv, enero 23 - Los resultados preliminares de las elecciones legislativas desarrolladas este martes en el Estado de Israel -con el 99,5 por ciento de los votos escrutados- arrojaron un empate entre fuerzas políticas de derecha y de centro centro-izquierda, dificultando de esta manera la continuidad del actual primer ministro, Benjamin Netanyahú, al frente del Gobierno.

La coalición Likud-Beitenu, formada por el Likud de Netanyahu y el partido Ysrael Beitenu de su exministro de Relaciones Exteriores Avigdor Lieberman; obtuvo 31 escaños de los 120 que componen la Cámara, lo que significa 11 menos que en las anteriores elecciones.

Los otros partidos considerados “aliados potenciales” de Netanyahu son la formación ultranacionalista y religiosa Hogar Judío, de Naftali Bennett, con 11 escaños; el ultraortodoxo sefardí Shas con 11 escaños y Judaísmo Unido de la Torá, otra formación ultraortodoxa askenazi con siete.

En tanto, el partido centrista Yesh Atid (Hay futuro), creado hace menos de un año, se convirtió sorpresivamente en la segunda fuerza política del país, obligando a Netanyahu a contar con su líder, el ex periodista Yair Lapid, para formar Gobierno de unidad.

Yesh Atid se convirtió en la segunda formación del país con 19 de los 120 diputados del Parlamento, por delante del Partido Laborista, que ganó 15 escaños.

Luego, el nuevo movimiento centrista Hatnuá, de la excanciller Tzipi Livni -que pide retomar el proceso de paz con los palestinos- ganó seis escaños; la tolda Meretz (izquierda) consiguió seis y los partidos árabes 12 y Kadima dos.

Con estos resultados, los bloques de derecha nacionalista liderado por Netanyahu y de centro-izquierda, que incluye el partido centrista Yesh Atid, obtienen cada uno 60 escaños.

Por ello, el Primer Ministro saliente es el mejor situado para formar una coalición, gracias a su victoria limitada y a pesar de la posibilidad de que la centro-izquierda intente impedir la formación de un Gobierno.

Dadas las pretensiones iniciales de Netanyahu, el resultado es considerado un fracaso por medios locales, ya que el Premier quería una mayoría sólida para tener libertad de movimientos en materia de política exterior, especialmente con Palestina y la política nuclear iraní.

Los resultados definitivos serán anunciados en una semana por el Comité Electoral Central. El presidente Shimon Peres iniciará entonces las consultas para determinar quién tiene las mayores posibilidades de formar la nueva coalición.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2450 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n221921.htmlCUS